Sistemas de bases de datos: ¿Arterias del negocio?

user-pic

La liquidez, considerada la sangre del negocio, se vería comprometida si es que no es "cuidada" por un sistema de datos integrado.

1120x630_sistema_base_datos_arteria.jpg

Imagine realizar una segmentación para identificar prospectos y que, de manera inexplicable, su comunicación alcance clientes actuales que ya compraron su producto. Este problema se origina en la mala administración de las bases de datos y genera un incremento de los costos de marketing. De no corregirse, podría perjudicar la liquidez de los negocios, no de golpe ni estrepitosamente, pero, cual daño a una vena o arteria importante, en algún momento nos pasará la factura. 

Dinámica del sistema

Los sistemas de bases de datos son programas capaces de centralizar, administrar y brindar accesibilidad a la información almacenada a través de aplicaciones. Kenneth y Jane Laudon califican a estos sistemas como interfaces entre programas de aplicación y archivos físicos. Por eso, es un alivio para los encargados del análisis de datos el hecho de no tener que preocuparse por dónde y cómo se almacena esta data.



En un nuevo entorno de negocios, de forma indefectible, las empresas que avanzan a ritmo lento están condenadas a desaparecer.

A estas alturas, ya no sorprende que solo un grupo reducido de empresas se adapte a las necesidades del futuro, sobre todo si entendemos que se trata de un reto desafiante, impostergable e imprescindible. Hoy es impensable concebir una organización sin ningún componente tecnológico o de inteligencia artificial, una tendencia que se mantendrá los próximos cinco años. ¿Estamos realmente preparados para el futuro?

La encuesta Global CEO Outlook 2019, realizada por KPMG Internacional, dejó notar que, de los 50 CEO peruanos mapeados, solo 28 (56 %) lideran procesos de transformación digital, en comparación con el 2018, donde la cifra alcanzaba al 40 %. Oscar Caipo, socio principal de KPMG en Perú, afirma que ya vivimos en un nuevo entorno de negocios y que, de forma indefectible, las empresas que avanzan a ritmo lento están condenadas a desaparecer.

Lo tradicional condena

Existe un gran porcentaje de empresas que trabajan de manera tradicional, que no perciben hacia qué dirección sopla el viento y creen que no es necesario implementar procesos de transformación digital. Lo tradicional, en este caso, condena. Si no es posible liderar cambios grandilocuentes, al menos hay que empezar por las aristas más importantes, como los sistemas de bases de datos. 

Estos sistemas confrontan lo tradicional, además de mitigar la redundancia e inconsistencia de los datos.  Al revisar la analogía inicial, en buena cuenta, vendrían a ser las arterias de la empresa por donde, según las decisiones tomadas, circulará la inversión, los esfuerzos de marketing y, en una sola palabra, el dinero. ¿Será crucial emprender acciones ya?

Lo cierto es que ahora tenemos menos tiempo para reaccionar. Mientras que, por un lado, se continúa con las arterias dañadas, desangrando inversión y esfuerzos de marketing; por otro, llega una ola de startups concebidas en cimientos tecnológicos con amplia escalabilidad que le daría la estocada final a este proceso paulatino de desaparición de empresas tradicionales.

La actual pandemia ha propiciado en el mundo corporativo una suerte de selección natural, donde los que tengan la capacidad de adaptarse, si es que no estaban preparados desde ya, son los que sobrevivirán. ¿Estaremos presenciando el principio del fin de las empresas tradicionales como las conocemos? Déjanos tu opinión.

Referencias

Andina (2019). El 56% de los CEO peruanos lidera procesos de transformación digital. 

Destino Negocio (2015. Principales errores financieros de las PYME.

Laudon, K., Laudon, J. (2016). Fundamentos de inteligencia de negocios: bases de datos y administración de la información. En Sistemas de información general (pp.214-252) (604p.) (14.a ed.). México, D. F.: Pearson Educación.

Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) (2019). La transformación digital en el Perú. Perú, Lima: Everis Perú.

Auspicios