Barreras imaginarias

user-pic

Las cifras relacionadas con el impacto de la pandemia o la situación financiera del Perú serán realmente significantes en la medida en que generen alguna acción o reacción en los agentes involucrados. En este artículo se reflexionará sobre la real dimensión de las cifras que nos rodean.

1500x844_barreras_imaginarias_numeros_significado.jpg

Hace décadas, en Barcelona, existía un bar llamado Wall Street o algo así. Lo peculiar de este bar es que el precio de sus bebidas aumentaba cuanto más se consumía. Una pizarra electrónica hacía transparente la información. La inflación de precios no era indefinida y había un tope máximo para cada bebida. Cada hora, la bolsa hacía crash y los precios volvían al precio mínimo. Había un algoritmo que manejaba el mercado. 

Este caso puede tratarse de un ejercicio lúdico o, en el extremo, un intento sofisticado de manejar el stock. Frente a esa anécdota, nos topamos en la actualidad con que Estados Unidos superó la horrorosa "barrera" de los 500 000 decesos. Mientras tanto, en el Perú, los periódicos publicaron en primera plana la subida del tipo de cambio cuando este "rompió la barrera" de los S/ 3.60 por dólar (hoy se mantiene en S/3.65). 

Otros ejemplos de cómo las cifras se presentan en nuestro día a día son: 

  • Los analistas técnicos se refieren a valores de soporte y resistencia en la tendencia de los precios de los activos financieros.
  • El déficit espantoso de ciento diez mil toneladas de oxígeno por día.
  • El Bicentenario del Perú este 2021
  • Los post que señalan que mi grupo de amigos cumplió 50 años. 

El problema es que ninguno de esos números tiene ningún significado por sí mismo. Esas "barreras" tendrían significado si los agentes pudieran o quisieran tomar algunas acciones al respecto, como el dueño del bar en Barcelona. ¿Qué pasa al otro lado de la barrera? En realidad, no pasa mucho, excepto en el caso de los decesos. La mayoría de veces, no ocurre ningún cambio real. Nos encontramos frente a barreras psicológicas que generan algún tipo de expectativa que se esfuma al día siguiente.



Hoy nos encontramos frente a barreras psicológicas que generan algún tipo de expectativa que se esfuma al día siguiente.

En el caso de los mercados financieros, el inversionista puede comprar o vender ante las señales técnicas de su preferencia, pero eso no significa necesariamente el inicio o fin de una tendencia (aunque algunos lo crean así). En un mercado razonablemente líquido y bajo formas de eficiencia por lo menos semifuertes, las negociaciones de los agentes no deberían mover el precio de los activos. Para que la expectativa no se esfume, se requiere alguna acción preventiva o reactiva que genere impacto. 

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) interviene en la economía para que la inflación se mantenga dentro de un rango meta y para que el dólar alcance su nivel de equilibrio sin muchos sobresaltos (no trata de fijar el tipo de cambio). Los cuarentones pueden modificar su comportamiento, cambiar sus hábitos alimenticios y sedentarios para llegar con más fuerza al onomástico del medio siglo. 

Aún así, la sociedad no parece haber hecho mucho para mostrar cambios importantes, a puertas del bicentenario. Después de unos fuegos artificiales y celebraciones probablemente muy austeras, como lo impone la situación, el despertar será como el de cualquier otro día. ¿Qué acciones preventivas o reactivas consideras más urgentes de realizar? Cuéntanos tu opinión.

Auspicios