Startups latinoamericanas: ¿Cómo dar el salto a grownups en el escenario actual?

user-pic

El objetivo principal de las startups durante la crisis consistió en minimizar costos, elevar su inversión en publicidad, impulsar sus ventas y ajustar su propuesta de valor, a fin de adaptarse al nuevo escenario con más ligereza y flexibilidad.

1500x844_startups_latinoamericas_escenario_actual.jpg

La resiliencia es una de las características más notables en los emprendedores secuenciales latinoamericanos, quienes se sobreponen a las crisis mediante la apertura de nuevas categorías de negocios y nuevos mercados, o a través del rediseño de su modelo de negocio. Esto se realiza a partir de un análisis y una reacción oportuna ante las nuevas tendencias del mercado latinoamericano. 

Solo en el 2020, durante la pandemia de la COVID-19, se pondera que el comercio electrónico creció 66.7 % en Latinoamérica, respecto al 2019, según Euromonitor International. Esta situación fue aprovechada por startups peruanas como Chazki, la cual desarrolló alianzas estratégicas para su crecimiento y su ingreso a nuevos mercados como México y Colombia. Sus alianzas con Amazon y Mercado Libre la perfilan como el primer unicornio peruano.

En etapas de crisis, suelen incorporarse más formatos de negocios estacionales o temporales, mientras que la gran masa de emprendedores todavía busca especializarse en determinadas líneas de negocio a largo plazo. Lo que genera el mayor éxito es el nivel de diferenciación que logren. Ello se traduce en un mayor alcance o cobertura, solos o con aliados, así como su nivel de experiencia, el trato al usuario o el formato de venta o de posventa. ¿Cómo realizaron este proceso las startups?

Reducción de costos y tecnología

Para afrontar la pandemia, las startups empezaron por reducir sus gastos, deshacerse de todo lo prescindible y enfocarse en generar valor para sus clientes. Así lo reveló una encuesta de INAC Global Executive Search, donde el 45 % de consultados consideró que determinar como foco de la estrategia la reducción de costos era sumamente importante para mantenerse competitivos en el mercado, seguido de realizar ajustes en el modelo del negocio.



La tecnología permitió a las startups elevar el valor de sus productos y servicios, además de añadir otros más innovadores.

El uso de la tecnología también fue clave en este proceso, ya que permitió a las startups elevar el valor de sus productos y servicios, además de añadir otros más innovadores. Asimismo, les facilitó brindar soluciones más personalizadas y reformular sus modelos de negocio con mayor rapidez. 

Por ejemplo, FIRBID usó la tecnología para abrir el acceso a tasas de cambio directas del sistema financiero a menor costo, evitando casas de cambio y garantizando la protección de las transacciones por un fideicomiso, en un sistema de puja, donde el beneficiario es el cliente final. Así, las startups y empresas de base tecnológica siempre estarán más preparadas para adaptarse a fenómenos de crisis, pues la tecnología les permite una rápida adaptación y menores costos de respuesta.

Proyecciones y retos

La respuesta de las startup a la crisis ha motivado que empresas provenientes de grandes potencias vuelvan sus ojos hacia Latinoamérica en el escenario pospandemia. La región ahora tiene más potencial para capturar una parte del mercado de proveeduría antes liderado por Asia. Por el lado de los pequeños negocios, se observa una tendencia de vinculación y expansión a otros mercados de la región y hacia Norteamérica. 

En el 2021, cuatro de cada diez startups peruanas prosperaron, cuando antes solo tres lo lograban. Los principales aspectos que nos quedan por mejorar se sostienen en un mayor nivel de profundidad de conocimiento y/o capacitación en temas específicos y relacionados al dominio del modelo de negocio y la tecnología. Los emprendedores latinoamericanos deben elevar sus competencias de manera más profunda y depender menos de terceros para ganar más competitividad internacional.

Entre los retos principales se encuentran la elevación del nivel de personalización de servicios y productos, además de la minimización del tiempo de respuesta a los clientes. Todo ello implica mayor flexibilidad y exigencias de performance, sin elevar el nivel de costos. ¿Qué otros desafíos tienen las startups de cara al escenario pospandemia? Déjanos tu opinión.

_____

Karen Montjoy es Coordinadora de Emprendimiento e Innovación - Incubadora Innova ESAN

Auspicios