¿Cuál es el nivel de confianza de los empresarios ante la actual coyuntura?

user-pic

La inflación, los cambios en el gabinete ministerial y la reducción de la calificación crediticia del Perú son tres factores que han afectado la confianza empresarial. Depende del Gobierno tomar las medidas correctivas para revertir esta situación.

1500x844_empresariado_peruano_10_11.jpg

La confianza de los empresarios en el Perú registró una tímida mejora tras el cambio de gabinete ministerial, pero todavía no es suficiente para recuperar los niveles de inversión privada. Una encuesta del Servicio de Asesoría Empresarial (SAE) de Apoyo Consultoría, publicada el 18 de octubre, reveló que el 78 % de empresarios no aceleraría sus inversiones en los próximos seis meses, y que solo un 15 % evaluaría acelerar, a un ritmo ligero, la marcha de sus proyectos a corto plazo. 

Según datos del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), si bien la inversión privada registró un buen desempeño en el transcurso de este año, sobre todo en el sector minero, las proyecciones serán negativas para el 2022. En ese sentido, la mejora de la situación en las próximas semanas y el aumento de la confianza de los empresarios para invertir más en el país dependerá mucho de las próximas acciones por parte del Gobierno.  

Aspectos a considerar

Un primer factor clave para el aumento o la disminución de la confianza del empresario es la inflación, que hoy ha superado todos los récords existentes. Al respecto, el BCRP considera que hoy es imposible precisar cuándo el índice de inflación en el Perú retornará a su rango meta de 1 % y 3 %. Esto se debe a factores como las presiones inflacionarias externas y el alza del precio de la energía. A su vez, el BBVA Research estima que se retomará el rango meta en la segunda mitad del 2022.

La preocupación de los empresarios también se explica por la reciente reducción de la calificación crediticia del país. Recordemos que la calificadora de riesgo Fitch Ratings bajó la calificación de la deuda peruana de BBB+ a BBB en moneda extranjera y revisó su perspectiva de negativa a estable, mientras que Standard & Poor's Global Ratings (S&P) mantuvo la calificación en moneda extranjera con BBB+ y para moneda nacional con A-, pero con perspectiva negativa.

Banner---Sector-B2B.jpg



Un tercer aspecto a considerar es la perspectiva del empresariado respecto al nuevo gabinete. La encuesta de Apoyo Consultoría revela que un sector pequeño considera que los recientes cambios son una señal de moderación por parte del Gobierno. Sin embargo, casi el 60 % de los ejecutivos considera que aún se mantiene el riesgo de que el país se encamine hacia una asamblea constituyente, por lo que se mantienen cautelosos y, por consiguiente, su nivel de inversión disminuye. 

Recuperación de la confianza

La confianza del empresario para invertir decae junto con su confianza para contratar personal. Ambos indicadores van de la mano y ahora mismo nos encontramos en uno de los puntos más bajos de la última década. Sin embargo, este año empezamos a registrar indicios de recuperación, ya que el BCRP reveló que el empleo formal a nivel nacional aumentó 0.9 % en agosto del 2021 respecto al mismo mes del 2019. Por primera vez se obtuvo una tasa positiva de expansión desde el inicio de la pandemia.

Pese a esta recuperación, es preocupante que la percepción de los empresarios respecto a la gestión gubernamental y el perfil de los funcionarios públicos todavía no mejore. Ahora mismo es necesario implementar un shock de confianza en el Perú para mitigar el ruido político que afecta a la economía nacional. ¿Qué otras medidas consideras necesarias? Déjanos tu opinión.

Auspicios