La marca empleadora, un concepto por explotar

user-pic

Desde hace poco más de dos años, diversas empresas transnacionales instaladas en el país vienen desarrollando estrategias para generar y consolidar marcas como empleadores; es decir, teniendo como objetivo ser muy apetecibles para el mercado laboral y así lograr que los mejores quieran trabajar en ellas.

wakabayashi_marca_empleadora.jpgQueda claro que estas empresas desarrollan toda una estrategia para la captación de talento, en forma sistemática y consciente. Se trata de compañías que cuentan con todo un proceso sistematizado para captar y retener talento acorde con sus estándares de calidad, todo ello dirigido desde sus gerencias de recursos humanos. Sin embargo, el tema de la marca empleadora aún no ha calado profundamente en el sector empresarial peruano. Falta mucho por hacer en este campo.

Así, por ejemplo, existe un grupo bastante importante de compañías, que no son las top como las del primer grupo, que por lo general desarrollan un marketing que a veces les permite ser empresas apetecibles para el mercado laboral. Tienen fama como empresa, pero no necesariamente como marca empleadora.

Hay otro grupo de firmas cuya preocupación central es generar una imagen de empresas competitivas, lo cual también les sirve para atraer personas talentosas. Pero no se lo proponen.

Otros empresarios se preocupan más por transmitir la imagen de empresas grandes y sólidas, sin importarles la atracción de talento. Si esto último ocurre será a modo de efecto colateral, y a pesar del desinterés de los empresarios. También hay compañías que trabajan muy bien su imagen institucional, y "a río revuelto ganancia de pescadores". Enhorabuena si la gente talentosa se acerca para trabajar en ellas, pues el tema no es su prioridad. Finalmente, hay empresas que no se preocupan por desarrollar su imagen ni por captar talento. Solo sobreviven.

sumillas_wakabayashi_marca_empleadora.jpgLamentablemente solo pocas compañías en Perú se encuentran en el primer grupo de las que desarrollan sistemática y conscientemente una marca empleadora. Si bien ellas tienen como común denominador ser grandes firmas o corporaciones, debo aclarar que éste no es un problema de tamaño sino de actitud empresarial.

Todas las empresas, grandes, medianas y pequeñas, podrían desarrollar una estrategia para hacer un marketing laboral exitoso. Ciertamente, las herramientas y los campos de acción serían diferentes dadas las magnitudes de las firmas.

Existen empresas, tal vez la gran mayoría, que para conseguir una persona que ocupe un puesto determinado se limitan a publicar un anuncio y esperan que les lleguen los currículos de los candidatos. Una labor más proactiva es generar bases de datos con personas a las que se les podría convocar para formar parte de la empresa. Así como cuando una persona que desarrolla su marketing personal arma su red de contactos, las empresas que ejecutan una marca empleadora pueden hacer lo mismo pero al revés.

¿En su organización se desarrolla conscientemente una propuesta de marca empleadora?



Esta entrada contiene un artículo de:
José Luis Wakabayashi
Licenciado en Administración y MBA, ESAN. PhD (c) del Programa Doctoral ESADE. Se ha desempeñado como director de proyectos de investigación en Peruana de Opinión Pública; gerente comercial, de productos y marketing de reconocidas empresas nacionales e internacionales.
Profesor del MBA Tiempo Parcial de ESAN y Blogger de Conexión ESAN.
Auspicios