¿Balón de gas a S/. 12.00?

user-pic

Una de las ofertas de la campaña presidencial ha sido poner el precio del balón de gas (10 kgs.) a S/. 12.00. Para comprender mejor esta propuesta veamos cómo se forma el precio del balón de gas.

El productor recibe S/. 17.80 por unidad. Los gastos de transporte, comercialización y distribución se elevan a S/. 12.70. Finalmente, el balón está afecto al Impuesto General a las Ventas (IGV) que es de S/. 5.50 soles. En total tenemos un precio de venta de S/. 36 en Lima y cifras mayores en zonas alejadas. Si incluimos las regalías y el Impuesto a la Renta que paga el productor llegamos a que el Estado recibe S/. 13.30 de ingresos y las empresas S/. 22.70 por balón vendido.

¿Puede el gobierno bajar el precio a S/. 12.00? Ciertamente lo puede hacer a través de un subsidio que sobre la base de los 37,000 barriles que se consumen al día en el país costaría US$ 979 millones al año.

Esta decisión está al alcance del Poder Ejecutivo salvo en el pequeño detalle de que dicho monto no está considerado en el Presupuesto Público 2011, por lo que se requeriría de una ampliación presupuestal y probablemente habrá que reducir gastos en otros rubros.

Existen otras vías alternativas para reducir el precio del gas. Se puede modificar la Ley de Hidrocarburos en la parte relativa a que el precio de los combustibles es libre y se fija por oferta y demanda. Siempre es posible establecer que el GLP tendrá precio controlado y fijarlo en S/. 12.00. Debe mencionarse, no obstante, que tratándose de una Ley Orgánica se requiere de una mayoría calificada en el Congreso para modificarla y con la dispersión de fuerzas políticas a su interior esa vía resultará difícil de transitar.

Otra medida que podría adoptar el Ejecutivo es eliminar la carga impositiva al GLP. Sin embargo, por esa vía solo se puede reducir el precio a S/. 31.50, por lo que habría que reducir también el margen del productor o del comercializador para llegar al precio objetivo de S/. 12.00. Y para eso se requiere cambiar la ley que establece libertad de precios en la comercialización de los combustibles.

Por último, se ha querido dar a entender que vía la renegociación de los contratos de los Lotes 88 y 56 se podrá reducir el precio del gas de consumo doméstico a S/. 12.00 por balón. Esto no es cierto. No existe cláusula que establezca los precios de venta de los combustibles al público. Estos precios son libres y se ajustan a la oferta y demanda, y al precio internacional de acuerdo a la Ley de Hidrocarburos. Sin embargo, antes de cambiar ésta última, convendría que nuestros legisladores vean qué está pasando en Bolivia y Venezuela que mantienen el control de precios a  los combustibles.

En su opinión, ¿considera viable una disminución del precio del gas doméstico?



Auspicios