Planificación energética y el Día de la Energía

user-pic

Se está organizando el Día de la Energía, evento a realizarse en julio del presente año. La idea de este evento de carácter anual es crear una plataforma de diálogo que congregue a altos funcionarios de gobierno, ejecutivos de empresas y académicos para evaluar conjuntamente los retos y potencialidades del sector.

Existen varios antecedentes en el país y en otras latitudes. A fines de los años noventa, "Pipo" Thorndike, Carlos Delius y otros organizaron el Día del Petróleo contando con buena acogida. Lamentablemente, no se volvió a convocar.

CERA, la consultora que dirige Daniel Yergin (Premio  Pulitzer por su libro The Prize) realiza anualmente la Semana de la Energía con asistencia masiva de ejecutivos de las principales empresas del sector energético. Tal es la importancia que ha ganado este evento que con un año de anticipación se informa la localización y fecha para que todos reserven esa semana. Con un perfil más  técnico se desarrolla la Semana de la Energía en Washington, organizada por el Banco Mundial.

En nuestro país se insiste en la necesidad de la planificación energética. Sin embargo, eso requiere de un diagnóstico compartido que es necesario ir generando no solamente a través de la acción del Estado. Por ejemplo, si preguntamos si el país cuenta con suficientes reservas de gas natural (dato que figura en el Libro de Reservas de la DGH y se revisa todos los años) es bastante probable que las respuestas cubran todo el espectro desde insuficientes hasta más que suficientes.

Una reunión como la que comentamos debería contribuir a identificar los grandes temas a tratar en cada subsector: electricidad, petróleo, gas y petroquímica. Los temas transversales serán financiamiento, sostenibilidad y la nueva matriz energética. En una próxima versión del evento incluiremos uno o dos módulos sobre energías renovables.

No debemos esperar que en esta reunión se agote la agenda en cuanto a problemas y soluciones. El objetivo es más modesto. Que los participantes además de buenos expositores encuentren a un selecto grupo de funcionarios públicos, ejecutivos de las empresas del sector y académicos dispuestos a intercambiar propuestas frente a los problemas generales y específicos que enfrenta el sector. De esta forma, contribuiremos a ir generando consenso y el entusiasmo necesario para repetir el evento el año siguiente.

En la selección de expositores se ha apuntado lo más alto posible. Como expositor central tendremos a Chakib Khelil, ex ministro de Energía de Argelia y ex presidente de la OPEP, quien presentará el panorama mundial del petróleo y gas natural, así como sus perspectivas.

En el bloque de electricidad tenemos el privilegio de contar con Vivianne Blanlot, ex ministra de Defensa y ex secretaria ejecutiva de la Comisión de Energía de Chile, quien nos comentará cómo se generó consensos al interior de la Comisión de Alto Nivel denominada CADE que permitió la expedición de normas para optimizar el funcionamiento del sector.

En la clausura del evento tendremos al ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, exponiendo sobre la nueva matriz energética sostenible.

En síntesis, mientras no se cuente con un esquema institucional de planificación sectorial (existe una propuesta  formulada por una Comisión ad-hoc que entendemos no ha sido aprobada) un evento como el propuesto debería ayudar a crear las condiciones para identificar los principales problemas y generar un espacio de diálogo y formulación de propuestas. Ojalá se cumplan los objetivos y el evento resulte útil para sus participantes y para la planificación del sector.

¿Qué criterios deben tomarse en cuenta para hacer una planificación energética en el Perú?



Auspicios