Obras por impuestos para financiar proyectos de seguridad ciudadana

user-pic

Los proyectos realizados bajo este sistema se caracterizan por su calidad, pues los inversionistas cumplen con las exigencias y compromisos del expediente técnico. El reto del Estado es incentivar a más inversionistas.

1500x844_seguridad_ciudadana.jpg
Fuente: Agencia Andina

Las regiones, como es el caso de la región de Piura, presentan un notorio déficit de policías, vehículos policiales, infraestructura y equipamiento de comisarías; esta falta de equipamiento también se da en los gobiernos locales, donde se tiene necesidad de más vehículos para las bases de serenazgo. 

Existen varios motivos por los cuales no se logra consolidar el desarrollo de proyectos, que doten a las regiones y municipalidades de la infraestructura y equipamiento necesario para la seguridad. A veces tienen un presupuesto reducido en un año o falta de eficiencia en la elaboración, contratación y ejecución de los proyectos de inversión, dentro de un esquema de contratación pública que tiene limitaciones. 

Una alternativa es la ejecución de los proyectos a través del mecanismo de Obra por Impuestos, en adelante OxI, que, desde su creación hace 10 años, viene contribuyendo con el desarrollo de proyectos y reducción de brechas, contándose con más de 346 convenios para la ejecución de proyectos en beneficio de la comunidad, con montos comprometidos y ejecutados cercanos a 4 000 millones de soles.

 Un desarrollo más eficiente 

El mecanismo de Obras por Impuestos permite adelantar inversiones por la utilización de recursos públicos que se darían en el futuro, pero su aporte principal es que permite que los proyectos sean ejecutados de manera eficiente y de mejor calidad, porque los inversionistas cuidan que el proyecto termine y cumpla con las exigencias que se comprometieron en el desarrollo del expediente técnico.



Uno de los atractivos para las entidades del Estado que no cuentan con crédito es que las obras por impuestos son un instrumento de financiamiento que se otorga con tasa de interés cero.

En Oxl una empresa privada firma un convenio con una entidad pública, en la que se compromete a financiar la ejecución de un proyecto o de una cartera de proyectos. Una vez ejecutado el proyecto -o en algunos casos por avances- la empresa recibe Certificados de Inversión Pública Regional y Local (CIPRL) o Certificados de Inversión Pública del Gobierno Nacional (CIPGN), con los cuales puede realizar pagos a cuenta y de regularización del impuesto a la renta que les tocaría pagar posteriormente. 

En el caso de la Región Piura, es posible desarrollar los proyectos de seguridad ciudadana bajo el mecanismo de OxI, a través de la Región o la Municipalidad. Aunque se podría organizar el esquema a través del gobierno central, con recursos asignados al Ministerio del Interior (Mininter). 

Beneficios para el sector estatal 

Uno de los atractivos para las entidades del Estado, quienes generalmente no cuentan con crédito, es que el esquema de OxI se convierte en un instrumento de financiamiento, que se otorga con tasa de interés cero. Si una empresa privada ejecuta y entrega una obra este año y recibe su CIPRL, el monto de la obra es descontado del presupuesto de recursos determinados de la entidad pública al año siguiente, sin intereses. Además, el MEF no puede descontar más del 30 % del monto anual que se transfiera a la entidad de su presupuesto proveniente del canon o sobre-canon, regalías, rentas de aduanas o participaciones. Si se considera que se pueden ejecutar proyectos a través de OxI, por un valor que triplica los recursos anuales mencionados, el MEF podría realizar el descuento hasta en 10 años y sin intereses. 

Otra ventaja sustancial, es que la participación del sector privado propicia que todos los actores estén más involucrados en la ejecución de los proyectos, lográndose optimizar plazos y costos. Como prueba, Proinversión recientemente realizó un estudio que demuestra que, con ese mecanismo, los proyectos son 15 % más rápidos y se incrementan 6 % menos que la ejecución de la obra pública tradicional. Pero, sobre todo, las obras se terminan, que en la Obra Pública tradicional se ha convertido en uno de los problemas más críticos. 

Los gobiernos subnacionales pueden aprovechar esta ventaja del crédito cero-interés, al realizar convenios con el Ministerio del Interior para implementar proyectos estratégicos de seguridad ciudadana con OxI. 

Sin embargo, existe un importante desafío, que es la búsqueda del compromiso de las empresas interesadas en financiar la ejecución de proyectos vía OxI. Es tarea del estado encontrar los incentivos adecuados, para que las empresas participen sin mayores contratiempos y con el compromiso de generar un mayor grado de responsabilidad social para desarrollar proyectos que, por ejemplo, permitan dotar a la policía y serenazgo de infraestructura y equipamiento adecuado, que hoy son insuficientes. ¿Qué otros incentivos podrían ofrecerles a las empresas interesadas? Compártenos tu opinión.

 

Auspicios