La mejor forma de proyectarte al futuro

Graduados

Víctor Gobitz: una historia de éxito gerencial

Publicado el 13 de Agosto 2018 a las 3:29 PM

Los proyectos mineros se ejecutan en zonas agrestes e impactan en la vida de las comunidades. Desde su experiencia como CEO de Buenaventura, Victor Gobitz, graduado del MBA de ESAN, nos explica cómo mejorar la relación minera-comunidad y la importancia de una adecuada gestión de procesos.

750x422_historias_de_exito_victor.jpg

Con más de dos décadas de experiencia en el sector minero peruano, Víctor Gobitz sentía que necesitaba más herramientas para dar el siguiente paso en su carrera como ingeniero de minas. Gracias al MBA de ESAN, obtuvo las capacidades necesarias que le han permitido desempeñarse como gerente en Milpo y ahora como CEO de Buenaventura. Su enfoque de trabajo apuesta por la responsabilidad social empresarial y la construcción de relaciones duraderas con las comunidades en las zonas de impacto.

PRIMEROS PASOS

¿Cómo nació su relación con la minería?

Cursé mi educación básica en el colegio italiano Antonio Raimondi, que antes funcionaba en la avenida Arequipa. No solo me dio el italiano como segundo idioma, sino que también incidió mucho en la enseñanza de la geografía y los minerales. Los alumnos de quinto año podíamos asistir a charlas de orientación vocacional con egresados de distintas carreras. Así, participé en una exposición del ingeniero en minas y político Celso Sotomarino, cuya presentación sobre la importancia de la industria minera en la economía peruana me convenció de seguir la carrera.

¿Cuáles fueron sus primeros aprendizajes sobre el sector minero?

La industria minera es cíclica e implica lidiar con periodos de bonanza, pero también con otros muy largos y con precios bajos. Las operaciones, por lo general, se realizan en sitios remotos y agrestes, con condiciones de trabajo exigentes y que pueden ser muy riesgosas. Luego de enfrentar este tipo de dificultades, comprendí la importancia de los estándares de seguridad y la minimización de riesgos operacionales. Las experiencias acumuladas a lo largo de 25 años me permiten ahora ser riguroso con el análisis de las inversiones y la evaluación de las operaciones, entre otros aspectos.

¿Cuáles fueron los retos más importantes que tuvo que enfrentar al asumir la Gerencia General de Compañías de Minas Buenaventura?

El primer desafío por superar, a corto plazo, fue entender el "todo" de la compañía. Buenaventura es una minera con 64 años de operaciones ininterrumpidas y con un amplio portafolio de operaciones y proyectos. Tiene más de ocho operaciones y para formular las estrategias adecuadas, hay que entender a la empresa en su totalidad. Eso incluye los desafíos corporativos, los proyectos y la visión de los principales accionistas. Hoy cotizamos en la Bolsa de Valores de Nueva York y en la de Lima. Otro reto fue conocer el perfil de esos accionistas y entender a nuestros principales stakeholders.

RELACIÓN MINERA-COMUNIDAD

Aún se piensa que la industria minera trabaja alejada de las comunidades. Desde su posición, ¿cómo administra esta relación minera-comunidad?

Tengo la ventaja de haber trabajado previamente en operaciones y debo señalar que los negocios mineros se desarrollan en zonas altoandinas con condiciones agrestes. En nuestro país, el desarrollo y crecimiento son desiguales, de acuerdo a la zona. En la costa hay un estándar que difiere mucho de las condiciones en que se desarrollan las comunidades campesinas de las zonas altoandinas, donde también se ubican los minerales. El hallazgo de estos recursos y la formulación de un proyecto en la zona implican negociar y lograr acuerdos con la comunidad para lograr una relación sostenible con el paso del tiempo, porque el terreno a trabajar les pertenece.

¿Es posible revertir la imagen del sector minero?

Por supuesto. Un proyecto minero subterráneo implica trabajar en cientos de hectáreas y, si es a tajo abierto, incluso miles. Al principio se puede pensar que la contraprestación es un proceso tan sencillo como en el sector urbano. Sin embargo, la clave es lograr que ese dinero se convierta en un capital semilla que permita a la comunidad insertarse en una economía de mercado, que genere empleos y actividades productivas sostenibles cuando la actividad minera se termine. Este enfoque es clave para construir relaciones a largo plazo.

"ESAN me ayudó a entender que la gestión de proyectos era una herramienta importante para mi desempeño profesional como gerente de una compañía".

EXPERIENCIA MBA

¿Cuán importante ha sido estudiar un MBA en ESAN en su desarrollo profesional?

Aunque mi formación técnica en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) fue fundamental, abordar un negocio tan complejo y lleno de grandes inversiones, como la industria minera, requería herramientas con las que yo no contaba. Necesitaba una visión integral del negocio y en 1995 decidí llevar una maestría a tiempo parcial, mientras me desempeñaba como gerente de una minera. Me esforcé en repartir mi tiempo entre el trabajo, la familia y mi formación. En dos años y medio desarrollé capacidades que me brindaron una lección más integral del negocio, lo que me permitió diferenciarme y me abrió las puertas a nuevas oportunidades laborales.

¿Cuáles son las experiencias que más recuerda tras su paso por ESAN?

Los primeros cursos fueron anecdóticos, por la forma tan sencilla como se abordaban y resolvían los problemas que nos planteaban los docentes, así como las estrategias que nos brindaban. Estas experiencias me permitieron entender, luego de cerca de dos décadas, que la formación en ESAN complementó muy bien mi formación técnica y me brindó muchas oportunidades de avanzar en mi carrera. Además, me entrenó en disciplina para repartir mejor mi tiempo entre los ámbitos personal, familiar, laboral y académico.

LA CLAVE ES LA ESPECIALIZACIÓN

¿Por qué eligió especializarse en Gestión de Operaciones y Gerencia de Proyectos durante la maestría?

En la especialización recibí herramientas de finanzas, contabilidad, resolución de problemas complejos, administración de personas y logística. Hace veinte años, cuando egresé de la maestría, sentí que tenía un balance más adecuado. ESAN me ayudó a entender que la gestión de proyectos era una herramienta importante para mi desempeño profesional como gerente de una compañía.

¿Considera que las especializaciones de posgrado son vitales para los ingenieros?

Pienso que son un buen complemento, pero todo dependerá de la decisión de cada profesional. Si prefiere quedarse en el área técnica y volverse un experto en determinadas técnicas, existen maestrías y otros posgrados que le permiten especializarse en diversas ramas. Si opta por el ámbito gerencial, como fue mi caso, el MBA es ideal para adquirir una visión más global del negocio. Esta ventaja, sumada a mi soporte técnico por la experiencia previa, me ayudó bastante en mi desarrollo profesional.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ficha

Nombres y apellidos: Victor Gobitz

Cargo: CEO de Compañías de Minas Buenaventura

Posgrado: MBA en ESAN

Promoción: 1995

Experiencia: 25 años en el sector minero