ESAN en los medios

¿Cómo deben evolucionar las maestrías de negocios?

Publicado el 7 de Mayo 2019 a las 5:36 PM

Eddy Morris, director del MBA de ESAN, analiza el contexto actual y las proyecciones de los MBA y las maestrías especializadas en las escuelas de negocios. Los detalles en esta entrevista para Mercados y Regiones.

750x422_morris_maestrias.jpg

Las industrias de todo el mundo atraviesan un proceso de transformación para enrumbarse en la digitalización y cumplir con las nuevas exigencias de sus mercados. Ante este panorama, las escuelas de negocios deben adaptar sus MBA y demás programas para que sus ejecutivos encaren con éxito los retos actuales.

Para hablar sobre estos cambios, Eddy Morris, director del MBA de ESAN y responsable del próximo relanzamiento de dicho programa, concedió la siguiente entrevista para el portal Mercados y Regiones.

¿Usted cree que las ofertas de MBA perduren en el tiempo?

Considero que las escuelas de negocios van a madurar sus ofertas de MBA, enfocándolos a la satisfacción de las nuevas expectativas de las empresas y en función a las competencias que requieren los ejecutivos. Los MBA tienen que reestructurar sus mallas, modernizándolas, debido a que ahora tenemos a una nueva generación de millenials, quienes necesitan más tecnología en el aula.

Por otro lado, estos programas deben tener una fortaleza en temas de innovación y de emprendimiento, tanto interno como externo. Se necesita de mucha creatividad y de que los colaboradores entiendan la importancia de las ideas, así como del desarrollo de startups o ideas de negocio fuera de las empresas. En general, la idea del nuevo mundo es la agilidad.

Al mismo tiempo, los MBA aún deberían continuar con un sesgo tradicional. No deberían dejar de enseñarse temas básicos en finanzas y economía, operaciones, recursos humanos y, sobre todo, ética y responsabilidad social, dado que estos temas deben ser la base de la formación de los ejecutivos a nivel global.

Otro factor importante es que se debe seguir potenciando las habilidades directivas. Los millenials adquieren el conocimiento tecnológico muy rápido, y debemos potenciar sus habilidades comunicativas, liderazgo, pensamiento crítico, entre otros, con el objetivo de mejorar la toma de decisiones. También, es importante brindar una gran oferta de internacionalización para nuestros alumnos que requieren trabajar a nivel global.

¿Qué opinión le merece el avance de las maestrías especializadas?

Dejando de lado el mercado de los MBA, la oferta de maestrías especializadas en las escuelas de negocios debe ampliarse. Actualmente, se requieren maestrías especializadas para seguir una línea de finanzas, de recursos humanos, de tecnologías de información o de proyectos. En ESAN tenemos 14 maestrías especializadas y próximamente habrá más en temas que demanda el mercado y que son transversales en las organizaciones.

Asimismo, las universidades y las escuelas de negocios tienen que brindar una oferta de cursos cortos de vanguardia, que permitan la rápida implementación de los conocimientos por parte de los ejecutivos.

¿Y qué cambios se dan en la metodología de enseñanza en las escuelas de negocios?

La educación tiene que seguir avanzando. No podemos quedarnos solamente en el método del caso; tenemos que avanzar al método del reto y al learning by doing. En esta línea, el profesor debe ser capaz de brindar mucha experiencia empresarial en el aula, y las escuelas de negocios deben potenciar los nuevos métodos de enseñanza.

La tecnología también debe estar presente. Por ejemplo, si sabemos que los alumnos están con el celular en la mano, hay que aprovechar esto y no verlo como un elemento distractor. Así, aparecen aplicaciones como el Kahoot, una herramienta web 2.0, que nos permite crear juegos de preguntas para que los alumnos respondan al momento.

¿Las certificaciones internacionales --como el CFA, en el campo de las finanzas-- son amenazas para las maestrías?

No creo que sean una amenaza, son complementos. En este sentido, las escuelas de negocios deben trabajar con certificaciones. En ESAN otorgamos el MBA y, aparte, brindamos especialidades y certificaciones con un fuerte componente internacional. Por ejemplo, se puede decidir viajar a Arizona, a España u otros países con los que tenemos convenios y terminar con la certificación de una universidad de allá. En tanto, en nuestras maestrías especializadas, también se ofrece una preparación para obtener el CFA en el caso de Finanzas o el PMI en el caso de proyectos. Con todo esto, lo que buscamos es que nuestros ejecutivos sean globales.

¿Qué esfuerzos realiza ESAN para brindar una oportunidad de internacionalización a sus alumnos?

El MBA de ESAN es el único en el mercado peruano que ofrece la posibilidad de obtener un doble grado en 12 instituciones de prestigio a nivel global, como University of Texas at Austin (USA), Florida International University (USA), Nagoya University of Commerce and Business (Japón), EDHEC (Francia), Schulich School of Business (Canadá), entre otras.

También tenemos más de 70 convenios internacionales para que los estudiantes de las maestrías realicen intercambios estudiantiles.

Recientemente, ESAN se integró al Consorcio Executive MBA para la Innovación Empresarial Global, que permitirá a nuestros alumnos MBA de ESAN realizar un study trip de una semana en una de 10 prestigiosas instituciones. El diferencial de esta experiencia radica en que solo podrán viajar hasta cuatro estudiantes de la Escuela de Negocios por destino y ello permitirá que haya una mayor interacción con profesionales de otras nacionalidades.

Ya en la estructura obligatoria de nuestras maestrías, tenemos stages internacionales, a través de los cuales nuestros alumnos pueden ir a China, India, Estados Unidos o Europa. Adicionalmente, tenemos las semanas internacionales, realizadas dos veces al año en los meses de enero y julio, en las cuales 1,200 alumnos se concentran en ESAN y pueden hacer networking con al menos 40 profesores que vienen de diferentes países y dictan cursos intensivos.

¿Cuáles son los planes actuales de crecimiento de ESAN?

ESAN está en un proceso de expansión internacional y esto se da en dos frentes: 1) las alianzas con otras instituciones académicas para tener convenios de intercambio y doble grado; y 2) el dictado de programas y seminarios en otros países con la marca ESAN. Recientemente, hemos firmado un convenio para empezar a dictar programas de Educación Ejecutiva en Ecuador.

También estamos realizando un fortalecimiento con el mundo empresarial por medio de joint ventures con firmas de prestigio. La más reciente que hemos firmado fue con KPMG para el dictado de programas en conjunto de servicios financieros, comercio exterior, contabilidad y auditoría, laboral, entre otros, tanto en Lima como en ciudades como Arequipa. Próximamente habrá más novedades.

En cuanto a la oferta de programas en regiones, dentro de las que Arequipa es una plaza clave, ESAN viene ampliando su oferta de programas y eventos con nuevas especialidades.

¿Ofrecer cursos gratuitos por internet ocasionaría que los alumnos dejen de pagar por el conocimiento?

No podemos perder de vista el futuro. Los ejecutivos van a buscar adquirir conocimiento a distancia. Hoy en día, las personas pueden escuchar una clase grabada online sin ver al profesor; sin embargo, nosotros creemos en la interacción profesor-alumno o en un esquema blended.

Para muchas escuelas de negocios, es factible ofrecer cursos gratuitos de finanzas, economía y tecnología, en los cuales se imparte la base teórica; sin embargo, lo adicional (la vanguardia, la especialización y los certificados) viene con un coste adicional y es ahí donde obtienen beneficio las escuelas de negocios.

En el futuro, el alumno ejecutivo irá construyendo él mismo su base de conocimiento y, como institución, tenemos que prepararnos para ofrecerle todas las herramientas que necesite. Por eso, hoy en día, nuestra oferta educativa presenta un alto grado de flexibilidad.

Actualmente, ¿cuáles son las habilidades más demandadas en la gerencia?

Tenemos siempre el tema de liderazgo transformacional, el cual va acompañado de competencias en innovación y tecnología. Las empresas necesitan dentro de sus filas a ejecutivos con la capacidad de innovar y de adoptar nuevas tecnologías, así como de plantear estrategias para alcanzar el éxito en este mundo digital.

Por otro lado, un ejecutivo tiene que tener un pensamiento y una experiencia global, haber trabajado con organizaciones alrededor del mundo y tener ese respaldo internacional. A mí me da mucho gusto ver en Arequipa a grupos empresariales fuertes que buscan competir no solo en la región, sino en otros países, y ese es el pensamiento que debería tener un ejecutivo en general --ser innovador, agresivo y transformador--.

Otra arista, un poco olvidada, es la responsabilidad social. Los ejecutivos deben ganar como empresa y, a su vez, poner de su parte para poder ganar como sociedad. Que no se vea como temas de filantropía, sino como parte de la propia gestión.

¿Cuáles son las tres habilidades que debe tener un CEO?

En primer lugar, liderazgo transformacional. En segundo lugar, habilidad para integrar y lograr sinergias entre la gestión de la empresa, la innovación y los recursos humanos. En tercer lugar, el tema de pensar en sociedad; se necesitan ejecutivos más humanos, más éticos y más responsables socialmente.

Lee la entrevista completa aquí.

Fuente: Mercado y Negocios

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »