ESAN en los medios

Consejo Nacional de Trabajo armará propuesta para Plan Nacional de Competitividad

Publicado el 7 de Mayo 2019 a las 8:07 PM

Germán Lora, profesor del PEE en Derecho Corporativo de ESAN, señala que no sería ideal que el Estado acepte por presión la propuesta de los sindicatos. Así lo explica en declaraciones para El Comercio.

750x422_cnt_lora.jpg
Imagen: Andina

La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) aprobó por medio de una resolución ministerial (N° 133-2019) que el Consejo Nacional del Trabajo y Promoción del Empleo (CNT), que agrupa a las centrales sindicales más representativas del Perú (CGTP, CUT, CTP y CATP), elabore una propuesta del Plan Nacional de Competitividad y Productividad relativa al objetivo 5 del documento, que es el del mercado laboral.

El CNT es un mecanismo de concertación laboral del Ministerio de Trabajo que tiene por objeto el consenso de políticas en materia de trabajo y de protección social para el desarrollo nacional. Asimismo, participa en la regulación de las remuneraciones mínimas vitales. Además de las centrales sindicales, gremios como Confiep o la Sociedad Nacional de Industrias y al menos otras 30 entidades forman parte de este sistema.

La propuesta consensuada a la que arribe el CNT, así como los aportes o contribuciones al marco conceptual del objetivo antes mencionado, serán elevados a la PCM en un plazo máximo de 30 días hábiles a partir de la publicación la resolución (30 de abril). 

Sobre este particular, son funciones del Consejo Nacional del Trabajo, entre otras, elaborar, por propia iniciativa o a solicitud del Poder Ejecutivo, informes o estudios sobre políticas y normas legales en materia de trabajo, de promoción del empleo, de capacitación laboral y de protección social, se detalla en la resolución. 

"Querían hacer llegar sus opiniones a efectos de que el Ejecutivo las pueda ponderar, pero sobre todo implicarse en la construcción del plan en lo relativo al objetivo 5. La resolución quiere reflejar una señal de cuestión de confianza y de diálogo para la construcción de ese plan. Y en el marco de que pudieran haber iniciativas o propuestas de mejoras, esa fórmula de consenso se puede elevar al Ejecutivo para que se evalúe", explicó la Ministra de Trabajo, Sylvia Cáceres.

Rechazo desde el inicio

En diciembre del 2018, el CNT ya había anunciado que iniciaría en enero el debate sobre las propuestas en materia laboral para ser incluidas en la Política Nacional de Competitividad y Productividad (PNCP).

Afirmaban que el documento, tal como estaba, tendría un impacto negativo en los derechos de los trabajadores y que incluso estos no habían sido consultados al momento de armar las propuestas. Exigían, en este contexto, su derogatoria. La CGTP, la central sindical más significativa del país, incluso suspendió su participación en el CNT en febrero, exigiendo una reunión con el presidente Vizcarra para iniciar un diálogo sobre la competitividad nacional.

Fue en abril cuando se llegó a un acuerdo para que este documento retorne al CNT para que sea evaluado por los gremios privados y centrales sindicales que este reúne. 

"Cualquiera es iniciativa legal o de política laboral, debería tener en un visto bueno o por lo menos tener la escucha del CNT que es el diálogo social donde están los representantes de los sindicatos. Lo que ocurre en el Perú, normalmente, es que la mayoría de normas laborales no se aprueba a través del CNT o tampoco pasan por ahí", opina el abogado laboralista Jorge Toyama.

El rechazo a la PCNP, sin embargo, sigue hasta la actualidad. Incluso, la CGTP convocó para este 1 de mayo (Día del Trabajo) una marcha para que se deroguen los artículos que competen al sector laboral.

Sobre la aprobación de la PCM para que el CNT pueda elaborar su propia propuesta de la política nacional de competitividad (respecto al punto específico del mercado laboral), Germán Lora, socio del Estudio Payet, Rey, Cauvi, Perez y profesor del PEE en Derecho Corporativo de ESAN señaló que no sería una buena señal para el diálogo social necesario presionar de esta manera al Estado: "Espero que no sean las condiciones impuestas por los sindicatos para regresar a la mesa", apunta.

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: El Comercio.

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »