ESAN en los medios

¿Problemas con tu tesis?

Publicado el 13 de Junio 2019 a las 4:43 PM

Lydia Arbaiza, profesora del MBA y directora de los Programas Institucionales de ESAN, brinda algunos consejos sobre cómo abordar este trascendental trabajo académico. Los detalles en este artículo de El Comercio.

750x422_arbayza_tesis.jpg

La maestría se termina y es momento de que el profesional se concentre en construir la tesis que le permitirá obtener el ansiado título. Por eso, es importante que no solamente tenga claro el enfoque, asegure la disponibilidad de los recursos y establezca una metodología de trabajo, sino que también le dedique un tiempo necesario a la gran aventura de la investigación.

Fuera de los plazos

Lydia Arbaiza, docente principal y directora de la Dirección de Programas Institucionales de ESAN, considera que la demora al elaborar una tesis se debe a que los participantes no siempre conocen las herramientas cualitativas o cuantitativas para abordarla, o no dominan la metodología que se debe seguir. A pesar de que los estudios de posgrado incluyen seminarios enfocados en las investigaciones y la redacción de las tesis, estas dificultades aún persisten.

Gestión del tiempo

Arbayza señala que los docentes siempre deben concientizar a los estudiantes sobre la importancia de la investigación; no solo para elaborar la tesis que les permita obtener el grado, sino también para potenciar sus perfiles profesionales. "Es cuestión de organizarse. Todos tenemos muchas actividades que cumplir, pero es clave saber distribuir nuestro tiempo. Antes las tesis se iniciaban en los últimos ciclos de las maestrías; ahora se dan desde los primeros".

Enfoque y metodología

El tiempo que se necesita para trabajar una tesis también puede alargarse si el estudiante ha elegido un tema demasiado complejo. Sin embargo, al respecto Lydia Arbaiza destaca que la escasez de fuentes no suele ser un problema grave en las escuelas de negocios, como ESAN, que trabaja con la base de datos EBSCOhost y dispone de numerosos journals y revistas de investigación.

Además, los estudiantes también pueden recurrir a las bases de datos de la universidad donde ha estudiado su pregrado. Si realizan trabajos más aplicativos y necesitan data real, deben recurrir a empresas. Una vez definido el tema y aseguradas las fuentes de información, es necesario enfocarse en la metodología. "Si uno sabe qué desea investigar y cómo lo hará, el proceso es más sencillo", señala Arbaiza.

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: El Comercio

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »