ESAN en los medios

¿Cómo evitar más deudas en el hogar?

Publicado el 27 de Enero 2020 a las 12:05 PM

Arturo García, profesor de Finanzas en el Programa de Especialización para Ejecutivos de ESAN, explica las precauciones que deben tomar las familias peruanas para evitar endeudarse y complicar su situación económica. Los detalles en este artículo para El Tiempo de Piura.

750x422_deudas_hogar.jpg

La deuda promedio en los hogares peruanos ha crecido a un nivel histórico de S/. 22,300 y en los últimos dos años hemos visto un aumento anual de hasta 13 % en créditos de consumo, es decir, tres a cuatro veces más de lo que crece la economía del país. Ante esta realidad, es importante que las familias sinceren los gastos que puedan tener.

¿Inversión o consumo? Ninguna persona debe gastar más de lo que gana. De lo contrario, tendrá que endeudarse para asumir ese gasto. Si ya lo hizo, a partir del próximo mes, debe generar un excedente en sus ingresos y reducir sus gastos. Se tiene que crear un excedente o ahorro para pagar la deuda.

Vale hacer un paréntesis para distinguir las deudas para inversión de aquellas destinadas al consumo. Las primeras pueden ser positivas, ya que el solicitante dispondrá de ese activo, que podrá valer más con el paso del tiempo. Por el contrario, endeudarse por consumo implica pagar cuotas de algo efímero que generó satisfacción en un momento determinado. Solo el primero sería recomendable.

Las personas no siempre son conscientes de la desaceleración económica y mantienen su nivel de gasto, a pesar de que los ingresos promedio de la población disminuyen. Con el tiempo, descubrirán que ya no pueden sostener ese nivel de gastos, pero preferirán endeudarse para mantenerlo. A largo plazo, estas prácticas incrementan la morosidad en el sistema financiero.

Un error frecuente en muchas personas consiste en asumir la tarjeta de crédito como parte del sueldo y girarla de manera indiscriminada. Piensan que disponen más recursos de los que, en realidad, poseen. Así, acumulan deudas impagables que solo les queda refinanciar. Por ello, todo gasto corriente siempre debe salir de su ingreso neto o sueldo y la tarjeta solo se destinará a objetos tangibles y duraderos.

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: El Tiempo

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »