ESAN en los medios

Juego limpio: la movilidad eléctrica y sus oportunidades

Publicado el 28 de Enero 2020 a las 12:49 PM

Gracias a competencias deportivas como la Fórmula E, la movilidad eléctrica se posiciona como una importante alternativa que podría extenderse hacia otras ramas del transporte. Sobre esto habla Maritza Arbaiza, profesora de la Maestría en Project Management y responsable de ECOESAN, en el siguiente artículo de Semana Económica.

750x422_formula_e.jpg

El transporte es una actividad relevante en la agenda global vinculada a la lucha contra el cambio climático. Se estima que cerca del 13 % de los gases de efecto invernadero provienen de este rubro. Varios países han tomado consciencia de este problema y han comenzado a apostar por la movilidad eléctrica para aminorar drásticamente el impacto del transporte. Ese interés se ha plasmado hoy también en varias competencias deportivos.

Sin duda, el campeonato más emblemático que utiliza el concepto de movilidad eléctrica es la Fórmula E, oficialmente conocido como ABB Fórmula E. Dicho certamen, que inició en 2014 y es una categoría creada por la Federación Internacional de Automovilismo, es una carrera en la que participan vehículos (monoplazas) propulsados por energía eléctrica.

"La Fórmula E destaca no solo porque usa vehículos eléctricos, sino debido a que la electricidad de varias de esas unidades es generada por fuentes renovables. Además, la competencia es una manera de luchar contra el cambio climático y la contaminación ambiental", dice Javier Peón, presidente de la Asociación de Emprendedores para el Desarrollo Impulso del Vehículo Eléctrico en Perú (AEDIVE Perú).

La quinta temporada de la Fórmula E, que culminó el año pasado, generó ingresos por € 200 millones, un 50 % más que lo facturado en la cuarta temporada. Más allá de la creciente popularidad de esta categoría, otro de sus valores es que allanó el camino para otras competencias parecidas. Un ejemplo es la MotoE, que se estrenó en julio del 2019, en el circuito alemán de Sachhsenring. 

Para el 2020 se espera el debut de tres nuevos deportes relacionados a la movilidad eléctrica: Air Race E (el primer certamen de aviones eléctricos); el ETCR, que consiste en la variante eléctrica de los modelos de carrera TCR; y el Airspeed, un nuevo campeonato para cuadricópteros de carrera.

Laboratorio verde

Según Peón, otra de las grandes virtudes de espacios como la Fórmula E es que sirven para que los fabricantes de autos puedan investigar y probar nuevas tecnologías vinculadas con la movilidad eléctrica, y luego aplicarlas a otros tipos de transporte. Una situación que se da con el apoyo, en muchos casos, de empresas vinculadas con el sector energético.

Impulsar este tipo de competencias es, en el largo plazo, beneficioso para los expertos. "La ventaja de la movilidad eléctrica es mejorar la calidad de vida de las personas evitando el uso de gases tóxicos. Los vehículos eléctricos ayudan a evitar la emisión de toneladas de gases de efecto invernadero que a su vez ayuda a reducir los efectos del cambio climático", destaca Maritza Arbaiza, profesora de la Maestría en Project Management de ESAN

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: Semana Económica 

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »