ESAN en los medios

Habilidades blandas, lo que el mundo laboral exige

Publicado el 20 de Febrero 2020 a las 11:16 AM

Lydia Arbaiza, profesora del MBA de ESAN, explica la importancia de las habilidades blandas en el mundo laboral actual y por qué es aprenderlas desde una maestría en administración. Los detalles en este artículo para Mundo Empresarial.

750x422_habilidades_blandas.jpg

La demanda creciente en el mercado laboral peruano, incita a ejecutivos obtener un grado de especialización mayor para poder administrar de manera completa y eficiente la empresa o institución en donde se encuentran. De acuerdo a un estudio realizado por la consultora DNA Human Capital en el año 2019, demuestra que solo el 38% de gerentes peruanos poseen MBA (Maestría en Administración de Empresas, por sus siglas en inglés); una cifra baja a diferencia de Chile que posee 62%, casi el doble de profesionales. "Uno de los motivos del porque tenemos una cifra baja se debe a que poseemos un mercado no muy maduro", señaló Alfonso Ochoa Country Manager de DNA Human Capital.

Sin embargo, es factible lograr que los ejecutivos con un alto rango empresarial en nuestro país puedan desarrollar las habilidades que posee un Magíster. Muchas de ellas están relacionadas con la ética profesional y en la toma de decisiones, las cuales son conocidas como Habilidades Blandas. Por este motivo, expondremos los puntos más importantes de dichas habilidades con el fin de favorecer e impulsar el progreso administrativo-empresarial de los ejecutivos peruanos. Iniciaremos tratando sobre la Comunicación Activa; ya que, las diferentes empresas nacionales deben extender un clima comunicativo eficiente, dentro y fuera de ella, para favorecer su desarrollo.

Los ejecutivos a cargo que prestan el interés adecuado a sus colaboradores y brindan una crítica constructiva, genera un ambiente laboral progresivo. Dicha destreza consiste en captar lo esencial de cada mensaje, en pocas palabras, "Saber Escuchar", y comunicar ideas, inquietudes, problemas y puntos de vista que sea comprendida por todos, ya sea de manera verbal o escrita. En este punto de la empresa, el área de Relaciones Públicas y Recursos Humanos son los principales soportes de la comunicación interna quienes colaboran al emitir y recibir los mensajes dados por los líderes administrativos. Continuaremos explicando la aptitud más representativa que todo ejecutivo ejemplar debe potenciar en sí mismo. La calidad por excelencia de un gerente exitoso se destaca por sus habilidades de Liderazgo.

El manager debe trabajar en compromiso mutuo con los integrantes del personal laboral para alcanzar los objetivos empresariales previstos. Todo líder es responsable de las decisiones que se toman asumiendo las consecuencias y teniendo como objetivo minimizar los posibles conflictos dentro de la organización. Sin embargo, todo ejecutivo debe de mantener una Inteligencia Emocional controlada y fortalecida.

Larsen y Buss (2005) en su libro "Psicología de la personalidad. Dominio del conocimiento sobre la naturaleza humana" plantea que la influencia que tienen las emociones en los estados anímicos y físicos, inciden en el comportamiento de la persona. Por consiguiente, es importante saber mantener una fortaleza mental para dirigir proyectos bajo presión y sobre todo para interpretar la situación emocional de los trabajadores. A lo largo de los años, tanto la economía, como la política y la administración han estado en constante cambio, y en el último siglo la tecnología revolucionó al mundo. Esta transformación también influyó en las empresas.

Es por ello, que la Adaptación al Cambio puede llegar a convertirse en una necesidad para ellas y una característica esencial que buscan en los ejecutivos; ya que, en la actualidad laboral el mundo es más competitivo y vive en una constante evolución. Por esta razón, la consideramos como otra de las habilidades más demandadas en el mercado laboral, la cual se complementa con la Seguridad Personal.

En este sentido, resulta atractivo para las empresas que sus gerentes, además de ser flexibles a cambios que se presenten en la organización, logren adaptarse y tener la confianza y seguridad en sí mismos al ejercer dentro de ella. Alineada con cada una de las habilidades mencionadas anteriormente, debe estar presente en los ejecutivos el Espíritu de Servicio. Es decir, tener la voluntad y disposición de brindar apoyo a sus colaboradores de alto y bajo mando jerárquico; ya que cada uno de ellos son responsables y valiosos para el éxito de la compañía.

Junto a ella, la construcción de una Cultura Empresarial se adjunta al objetivo colectivo de las diferentes partes de la empresa, ya que esta favorece en la estructuración y refuerzo de la imagen corporativa que siempre debe estar en estudio para el éxito de cada empresa. Desarrollar las habilidades mencionadas, ayudaría a los altos ejecutivos a fortalecer sus competencias y enfrentar mejor las dificultades a las que se enfrentan día a día.

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: Mundo Empresarial

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »