ESAN en los medios

Reverse mentoring: cambio de roles en las empresas peruanas

Publicado el 13 de Marzo 2020 a las 1:34 PM

El reverse mentoring es utilizado por grandes empresas en el Perú para cambiar la mentalidad de sus líderes y retener su talento más joven. Sobre esto habla Luis Felipe Calderón, profesor de la Maestría en Organización y Dirección de Personas de ESAN, en este artículo de Semana Económica.

750x422_reverse_mentoring.jpg

La voz millennial y centennial se escucha cada vez más fuerte en las empresas peruanas. Algunas multinacionales ya empiezan a aplicar reverse mentoring --asesorías en las que los más jóvenes son mentores y los más senior, asesorados-- a nivel local, con los objetivos de retener a su talento joven, acelerar el cambio de mentalidad de sus líderes, y mejorar el clima laboral en sus organizaciones.

Esta mentoría inversa, en cuyas sesiones tratan desde el desarrollo de la marca personal digital hasta nuevas formas de comunicación con trabajadores centennials y millennials, cambia el chip de los líderes y modifica sus conductas hacia un clima laboral cada vez más horizontal. "Uno de los principales retos es romper la barrera del status, de posición de poder, y dejar que una persona joven sea el guía", explica Cecilia Ibarra, country manager de Ackermann International en Perú, firma especializada en servicios de headhunting y recursos humanos. 

De cara a los jóvenes, el reverse mentoring es una herramienta para retener talento. Al ser una generación con alta rotación laboral, sus ideas son escuchadas con mayor frecuencia, lo que aumenta el compromiso con su empleador. "Esto genera un propósito en una generación que lo busca constantemente. Si éste es definido de arriba hacia abajo, queda en un desfase con respecto al trabajo de los más jóvenes", comenta Benjamin Cobo, director de recursos humanos de L'Oreal en Perú, empresa que viene trabajando el reverse mentoring a nivel global. 

"El reverse mentoring ayuda a validar todo lo que ellos saben, su experiencia. No tienen que esperar a ser gerente o director", explica Ángela Álvarez, gerente senior de consultoría de negocios de PwC. "Hace que tengamos una mejor oferta como marca empleadora, que creemos experiencias del colaborador en función a lo que realmente les interesa y motiva. No podemos desarrollar un journey de experiencia si no los conocemos personalmente", señala Silvia Cárdenas, country manager de Right Management Perú, empresa del Grupo Manpower que aplica este tipo de políticas.

Las sesiones de mentoría inversa tienen que perseguir objetivos y girar en torno a temas específicos. Sin estos, esta práctica no sería atractiva para los líderes de las organizaciones. L'Oreal, por ejemplo, estructura su reverse mentoring en tres temáticas: cómo abordar el negocio desde el punto de vista de los nuevos consumidores, cómo promover un clima donde las propuestas no se impongan desde arriba, y cómo transformarse en una compañía que impacta en la ciudadanía y medio ambiente de forma positiva. 

"Así tienes una organización donde todos se están educando entre sí, lo cual mejora los procesos y la competitividad", apunta Luis Felipe Calderón, profesor de la Maestría de Organización y Dirección de Personas de ESAN. "El proceso previo para su aplicación implica empezar a revisar los perfiles de las personas, los logros, las evaluaciones de desempeño y los indicadores de motivación que tiene la gente. No puedes escoger a todos", añade Erika Céspedes, CEO de Mandomedio Perú.

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: Semana Económica

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »