ESAN en los medios

Una guía de responsabilidad social empresarial

Publicado el 23 de Marzo 2020 a las 6:55 PM

Armando Casís, profesor del Programa de Alta Especialización en Responsabilidad Social y Sostenibilidad de ESAN, explica los lineamientos que una empresa debe seguir para consolidar su relación con la responsabilidad social. Los detalles en este artículo para la revista de la Cámara de Comercio de La Libertad.

750x422_casis_responsabilidad_social.jpg

La responsabilidad social y el desarrollo sostenible vienen interiorizándose cada vez más en las empresas. Una muestra de ello es el estudio de Accenture y Pacto Global de las NNUU a 766 CEO´s, que arrojó los siguientes resultados:

  • El 93 % de CEOs cree que la sostenibilidad será fundamental para el éxito futuro de sus negocios y que debería estar plenamente integrada en la estrategia y operaciones de la empresa (96 %).
  • El 72 % de CEOs señala que el trinomio "marca, confianza y reputación" forma parte de los tres factores más relevantes que los incentiva a tomar acciones en temas de sostenibilidad.
  • El 88 % de CEOs cree que deberían estar integrando la sostenibilidad en su cadena de valor. Asimismo, solo un 54 % cree que esto se ha logrado en su empresa. La misma brecha se identifica para sus subsidiarias.

Tanto en América Latina como en el Perú, existe un gran avance en la adopción de prácticas responsables en industrias intensivas en capital, especialmente extractivas, energía e industrias exportadoras. Esto responde a presiones y expectativas del mercado y grupos de interés.

Por un lado, existe una creciente adopción por parte de las empresas de normas internacionales para asegurar prácticas y hacerlas verificables. Esto responde a una creciente demanda por evidencia por parte de clientes e inversionistas. Por otro lado, hay un aumento en la práctica de rendición de cuentas a través de reportes de sostenibilidad.

También, es importante mencionar que debe existir un alto nivel de aseguramiento en el proceso productivo y de distribución/exportación, así como el aseguramiento en la cadena de abastecimiento/subcontratación.

Actualmente, las organizaciones están sometidas a un escrutinio cada vez mayor por parte de sus diversas partes interesadas. Tanto la percepción que se tenga acerca del desempeño de una organización en materia de responsabilidad social, como su desempeño real, pueden influir, entre otras cosas en:

  • Su ventaja competitiva
  • Su reputación.
  • Su capacidad para atraer y retener a trabajadores o miembros de la organización, clientes o usuarios.
  • Mantener la motivación, compromiso y productividad de los empleados.
  • La percepción de los inversionistas, propietarios, donantes, patrocinadores y la comunidad financiera.
  • Sus relaciones con empresas, gobiernos, medios de comunicación, proveedores, organizaciones pares, clientes y la comunidad donde opera.

Los principales desafíos que enfrentan hoy las empresas están referidos a:

  • Desplegar una estrategia de sostenibilidad al interior de las empresas y en sus áreas funcionales.
  • Difundir y asegurar la gestión responsable (ambiental, laboral) hacia la cadena de valor (contratistas y proveedores).
  • Perfeccionar los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas finalmente moverse de la construcción de imagen a reputación.

En este contexto, la Norma ISO 26000 pretende ayudar a las organizaciones a contribuir al desarrollo sostenible. Su propósito es fomentar que las organizaciones vayan más allá del cumplimiento legal, reconociendo que el cumplimiento de la ley es una obligación fundamental para cualquier organización y una parte esencial de su responsabilidad social. Se pretende promover un entendimiento común en el campo de la responsabilidad social y complementar otros instrumentos e iniciativas relacionados con la responsabilidad social, sin reemplazarlos.

Entre los principales beneficios de la Norma ISO 26000 podemos mencionar: conocer el alineamiento de la empresa a una norma reconocida internacionalmente; identificar los riesgos y alimentar la estrategia de sostenibilidad de la empresa. Es oportuno señalar que esta norma no es obligatoria o vinculante; no se requiere publicar los resultados; no es certificable y es verificable/auditable. Finalmente, es muy importante considerar la adaptación al cambio para convocar un "nuevo perfil de ejecutivo" para transformar en mayores y mejores oportunidades para sus grupos de interés.

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: Revista de la Cámara de Comercio de La Libertad

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »