ESAN en los medios

¿Preservamos o no preservamos el empleo?

Publicado el 22 de Abril 2020 a las 1:25 PM

César Puntriano, profesor de la Maestría en Finanzas y Derecho Corporativo de ESAN, explica la figura de la suspensión perfecta de labores aprobada por el gobierno y detalla para qué casos y con qué empresas se puede aplicar. Los detalles en el siguiente artículo para Gestión.

750x422_despidos_puntriano.jpg

Luego de una tensa espera el Gobierno por fin decidió darle luz verde a la suspensión perfecta de labores con la emisión del Decreto de Urgencia No. 038-2020 ("DU"). La norma, vigente desde el 15 de abril, resulta aplicable a grandes, medianas, pequeñas y microempresas de cualquier sector de actividad económica, incluyendo los que tienen un régimen especial (construcción civil, agrario, minero, portuario, etc.) del sector privado, así como a las empresas estatales bajo el ámbito del FONAFE.

La norma es clara en este punto, no dice que solo se aplica a microempresas como inexplicablemente se ha venido sosteniendo. Desde luego, las medidas que permite el DU no se aplican de manera automática. La empresa debe contar con justificación objetiva para ello.

El DU señala que los empleadores que no pueden implementar trabajo remoto o licencia con goce de haber recuperable, por la naturaleza de sus actividades o por la afectación económica que padecen, pueden adoptar las medidas que resulten necesarias a fin de mantener el vínculo laboral y la percepción de remuneraciones, privilegiando el acuerdo con los trabajadores. Esto supone tratar de acordar alguna medida con el personal pero, si ello no es viable, pues podrán aplicarse de manera unilateral. Acá se abre la posibilidad de una rebaja salarial por ejemplo.

También se contempla un procedimiento de suspensión perfecta de labores distinto al regulado en el Decreto Supremo No. 003-97-TR, y que no se limita a la afectación económica derivada del caso fortuito o fuerza mayor.  El DU es flexible en este punto. La suspensión perfecta de labores (SP) será verificada por la SUNAFIL dentro de los 30 días de presentado el expediente en la web del MINTRA, teniendo el MINTRA 7 días hábiles luego de la inspección para pronunciarse, de no hacerlo se entiende aprobada.

Las medidas señaladas pueden regir hasta 30 días calendario luego de terminada la emergencia sanitaria (09.06.20), por lo que pueden durar hasta el 09.07.2020. La norma contempla medidas para que el personal involucrado en la SP pueda disponer de ingresos durante la misma.

El DU es positivo en tanto permite al empleador implementar medidas flexibles con la finalidad de preservar la fuente generadora de ingresos y por ende los puestos de trabajo. Desde luego apelamos al máximo esfuerzo de las empresas y a su buena fe, lo mismo por parte del personal. Toca poner el hombro por parte de todos.

Sin embargo, dejamos en claro que, en nuestra opinión, las suspensiones perfectas de labores presentadas antes de la entrada en vigencia del DU son legalmente válidas pues se efectuaron al amparo del Decreto Supremo No. 003-97-TR. La autoridad de trabajo no puede declararlas improcedentes sin analizar el sustento de cada expediente.

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: Gestión

Anterior artículo:
Un nuevo contrato social
Siguiente artículo:
Efecto presión

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »