ESAN en los medios

Pymes peruanas y su reactivación

Publicado el 9 de Julio 2020 a las 1:04 PM

Nancy Matos, profesora de la Maestría en Marketing de ESAN, explica los estragos ocasionados por el COVID-19 en las pymes y cómo estas podrían planear una reactivación eficiente. Los detalles en este artículo para la revista de la Cámara de Comercio de Lima.

750x422_pyme_covid.jpg

Perú es un país de emprendedores luchadores, a quienes el COVID-19, les ha planteado una diversidad de problemas, al igual que a los demás actores sociales: familias, empresas, gobierno, fuerzas armadas; la población peruana en general, ha sido afectada por esta pandemia.

Los actores visibles que en primera línea han enfrentado el problema son encabezados por el personal de los servicios de salud, agentes del orden, personal de limpieza y trabajadores de los sectores de primera necesidad, que han continuado prestando servicios exponiéndose al contagio y en muchos casos dando su vida por ello. Nuestro reconocimiento a todos ellos por asegurar la continuidad de estos servicios y garantizar el abastecimiento de alimentos y servicios de primera necesidad.

Las pymes peruanas que superan los 2 millones de unidades productivas y emplean al 60% de la población económicamente activa (INEI, 2017), han sido fuertemente golpeadas por la pandemia y sin duda han sido de las primeras en reinventarse y encontrar oportunidades para reactivarse.

El comportamiento de un actor económico que ocupa al 60% de la población económicamente activa, merece la máxima atención y soporte para su reactivación. Hay que destacar que nuestras pymes, en el siglo XXI, son más sólidas que las del siglo pasado; según datos del INEI, cerca del 50% de nuestras pymes son negocios que se iniciaron por oportunidad y son las que más rápido se han adaptado a las nuevas condiciones, siendo la otra mitad, más vulnerable por la naturaleza precaria de su negocio.

Vamos a examinar las soluciones que las pymes han encontrado para su reactivación y ofrecer algunas opciones adicionales para su reactivación operativa y financiera.

Echar a andar el negocio de nuevo: cien días después

La mayoría de las actividades económicas del Perú, de un momento a otro, tuvieron que interrumpir sus actividades, al decretarse las medidas de distanciamiento social obligatorias, y con ello la obligatoriedad de permanecer recluidos en nuestros hogares para no estar expuestas al contagio. Sin trabajadores, las empresas no funcionan.

Esta medida que nos toma por sorpresa, y que esperábamos duraría 2 semanas, causa desconcierto a todos. Al inicio se entiende como unas vacaciones inesperadas, pero a partir de abril, se empieza a cobrar conciencia de los impactos económicos de la pandemia.

Encontrar las Oportunidades

Las pymes de oportunidad en el Perú se agrupan en dos categorías: Descubrir/responder y Descubrir/innovar. La mayoría de nuestras pymes se encuentran en el primer grupo, Descubrir/responder; es decir han identificado mercados no atendidos y han sabido responder llevando el producto/servicio a esos mercados no atendidos. El segundo grupo Descubrir/innovar, más pequeño que el anterior, corresponde a las pymes innovadoras, aquellas que han identificado necesidades no atendidas o mal atendidas y han logrado desarrollar un producto solución que representa una innovación respecto a lo ya existente. Es claro que este tipo de innovaciones toma tiempo y sus soluciones se adaptan menos a la problemática ocasionada por la pandemia que requiere respuestas rápidas ante la identificación de oportunidades; por ello vamos a mirar las soluciones elegidas por el primer grupo de pymes.

Lee el artículo completo aquí.

Fuente: Revista de la Cámara de Comercio de Lima

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »