ESAN en los medios

Disculpas en tiempos difíciles

Publicado el 3 de Noviembre 2020 a las 7:13 PM

Peter Yamakawa, decano de ESAN Graduate School of Business, reflexionó en la Revista de la Cámara de Comercio de Lima sobre la importancia de pedir disculpas en un contexto complejo como el actual para contribuir con un buen clima laboral y al mismo tiempo forjar una buena imagen como persona y profesional.

750x422_disculpas_tiempos_dificiles.jpg

En un contexto empresarial y social complejo producto de la pandemia, es importante que sepamos reconocer nuestros errores, ofrezcamos disculpas y demos soluciones para superar los impases producidos. Estas tres acciones pueden mejorar de manera notable la imagen de una persona frente a su entorno.

Uno de los impactos silenciosos pero muy profundos de la pandemia de la COVID-19 es el estrés generado en las personas, tanto a nivel familiar, social o laboral. Esta problemática ha desencadenado a su vez situaciones de intolerancia, falta de paciencia, ansiedad, entre otros, que pueden provocar desencuentros con las personas que nos rodean.

Ante este contexto, la capacidad de reconocer los errores, pedir disculpas y ofrecer soluciones a los impases producidos son acciones fundamentales para mejorar nuestra salud psicológica y nuestro desempeño diario, ya sea en el hogar o en nuestro trabajo (así sea de forma remota).

Una disculpa efectiva debe ser sincera, directa y sin justificación. Sin embargo, la forma de disculparse también dependerá de la gravedad del error cometido y la cantidad de personas afectadas. Aun así, la capacidad de reconocer los errores mejora la imagen y el respeto de toda persona.

Errores aceptados

El reconocimiento de un error le permite a una persona tomar conciencia sobre la razón de su disculpa. Es un primer paso simple pero muy importante. También implica mostrar mucha empatía para convencer a la otra parte de que se comprendió el impacto causado.

El siguiente paso es admitir el error cometido. A menudo, las personas se excusan, culpan a otros o no se responsabilizan de manera adecuada. Disculparse puede ser incómodo, pero permite ganar, a largo plazo, un mayor respeto por parte de quienes nos rodean.

Lea el artículo completo aquí
Fuente: Revista La Cámara de la Cámara de Comercio de Lima.

Notas recientes de Conexión ESAN ver todo »