La integridad en las organizaciones

Hace poco asistí a una conferencia en la cual el orador invitado era Michael C. Jensen (Harvard University). En la madurez de una larga y exitosa carrera académica y profesional, él se vuelca al estudio de un concepto que parece conocido pero sin embargo ha sido muy poco estudiado formalmente: la integridad.

user-pic
Voto 0 Votos

Hay muchas cosas que la integridad no es: no es honestidad, no es un concepto de moral, ni siquiera es algo intrínsecamente bueno o malo y tampoco es una ingenuidad. Integridad es una actitud que podemos incorporar en nuestra vida diaria y en nuestra actividad profesional enriqueciendo ambas y mejorando el rendimiento.

Aquellas personas que adoptan la integridad como valor obtienen satisfacciones en la vida, que conocemos como felicidad. Aquellas organizaciones, con o sin fines de lucro, que adoptan la integridad, obtienen ventajas competitivas por el ahorro de tiempo y costos en re-procesos, excusas y arbitrariedades. Para que funcione, la integridad se debe observar desde los más altos niveles de la organización y comunicarse de manera inequívoca. Como advertencia, Jensen indica que se puede ser un tirano o un pillo con integridad, lo que llevaría a obtener mejores resultados dentro en la actividad involucrada.
    
El concepto de integridad proviene de su raíz etimológica de ser íntegro en el sentido de una unidad indisoluble. Básicamente se trata de hacer lo que se dice y se promete. Al crearse una expectativa (le vamos a comprar/vender tanto de producto a tal precio en tal fecha, bajo determinadas condiciones de calidad; nos vamos a reunir en tal día para trata tal tema; hijo, te paso a recoger a la salida del colegio) también se está creado un pasivo por incumplimiento en la contraparte (el cliente no puede a su vez cumplir con sus propias órdenes de compra; la reunión se pospone o se convierte en una pérdida de tiempo en la cual se trata cualquier tema menos el de la agenda; el hijo espera hasta que oscurece y regresa caminado solo a su casa). Dicho pasivo algunas veces no se puede provisionar de tal manera que la contraparte está explícitamente asumiendo el riesgo de cumplimiento. El incumplimiento tendrá necesariamente un costo, ya sea monetario o de pérdida de imagen y confianza.

En este sentido, la integridad consiste no sólo en cumplir lo prometido sino en minimizar el costo del incumplimiento. En el mundo no ideal, muchas circunstancias pueden llevar a un incumplimiento. Ese no es problema. Un individuo u organización  con integridad se esforzará a) para no incumplir b) por comunicar inmediatamente la incapacidad de cumplir c) y por minimizar el daño potencial y resarcir de la mejor manera a la contraparte, independientemente de las acciones legales o administrativas que tengan lugar.

En particular, al comunicar inmediatamente el incumplimiento se minimiza el daño permitiendo que la contraparte tome acciones correctivas oportunamente. El cliente podrá reprogramar su producción y sus entregas o buscarse otro proveedor. No sería integridad, saber con quince días de anticipación que no se va a cumplir con una entrega o un pago y mantener la reserva hasta la víspera del vencimiento. La contraparte se ve sorprendida y no puede ya tomar ninguna acción correctiva para reducir su perjuicio. La acción punitiva (mora, ejecución de las garantías, etc...) que en ambos casos corresponde vendrá acompañada de una carga adicional. El resquebrajamiento de las relaciones y la consecuente pérdida de confianza serán exacerbadas por la falta de integridad. La pérdida de clientes y las dificultades de futuras relaciones comerciales se podrían minimizar en organizaciones que actúan con integridad. 
 
Como vemos, la integridad aquí definida nada tiene que ver con la moral, y no es intrínsicamente buena o mala, simplemente es. Adoptar la integridad como un valor en la organización (y en la vida de las personas) puede resultar en mayor eficiencia y rendimientos.

Jensen está empeñado en demostrar empíricamente que esto funciona más allá del Social Science Electronic Publishing, Inc. http://ssrn.com, el cual se dedica a la publicación electrónica de working papers científicos en las ciencias sociales y del cual él es presidente y co-fundador.

Sin trackbacks

URL de TrackBack: http://www.esan.edu.pe/cgi-bin/mt/mt-tb.fcgi/17301

3 comentarios

| Escribir un comentario

Entonces "El Principe" de Maquiavelo nunca dejará de estar vigente, la inteligencia y la integridad efectivamente, pueden ser usadas para fines personales y no tan santos.

Gracias también por los comentarios.

Saludos.

En esta definición, en efecto la integridad no es un concepto moral. Así como la inteligencia, puede ser usada para el mal. Recordemos que los directivos de ENRON eran muy capaces, pero decidieron dedicar sus esfuerzos al fraude masivo. Decepcionaron a los dueños de la empresa que los habían contratado: los accionistas. Esto ejecutivos no actuaron con integridad. Similarmente, y sin intención de banalizar el tema podemos pensar en la mafia siciliana como una organización criminal muy eficiente. Sólo hay un objetivo, un solo jefe, un a sola ley y las promesas (amenazas de muerte) siempre se cumplen. Actúan con integridad y por eso subsisten. Ha sido muy difícil para la policía penetrar esa organización. Si bien coincidimos que es corrupto tanto el que da como el que recibe, también reconocemos que en alguno lugares es la única forma de hacer negocios, en un momento dado. ¿No hay alternativa? Sí, la alternativa es no hacer negocios con gobiernos corruptos o en países donde se violan los derechos humanos. Hay empresa que por mandato de sus dueños, los accionistas, están dispuesta a todo. Otras empresas no lo están. Por ejemplo, hay fondos de inversiones que garantizan que en el portafolio de inversiones no incluyen empresas de las industrias del vicio: armas, casinos, tabaco, etc… La decisión final no sólo es del ejecutivo quien se labra una reputación, también es del accionista que le dan un mandato y monitorea su cumplimiento.
Me permito recomendar la lectura de ”La importancia de la integridad en la vida de los negocios,” de Karen Christensen en Harvard-Deusto Finanzas y Contabilidad (96) Jul.- Aug. 2010 (disponible en ESAN CENDOC)
Gracias por tu comentario.

Diego, estoy un poco confundido, integridad no es honestidad?, no es un concepto moral?, Por ejemplo si una transnacional promete y paga sobornos en un pais tercermundista como el nuestro, es deshonesta por pagarlos? pero es integra porque cumplió lo ofrecido. Esa empresa fue integra con el logro de sus objetivos, cumplió sus planes, pero lo hizo usando una práctica deshonesta, sino lo hacía la competencia y/o los funcionarios corruptos la sacaban de juego.Como funciona la integridad en esos casos?

Saludos.

Escribir un comentario

Ten en cuenta:

En Conexión ESAN las opiniones son importantes. Nos interesa ser un espacio donde se pueda debatir y confrontar ideas. No privamos a nadie de su libertad de expresión, pero para asegurarnos de tener una conversación alturada y acorde al tema, te pedimos prestar atención a lo siguiente:

  • Mantén la conversación dentro del tema del artículo.
  • No permitimos publicidad en el espacio para comentarios. Ventas, anuncios y similares serán suprimidos.
  • Todas las críticas son bienvenidas. Las ideas están para ser confrontadas, pero respeta a los autores y otros comentaristas. Los insultos o ataques personales no serán permitidos.
  • Para una mayor comprensión los editores pueden editar los comentarios e incluso eliminar parte de tu texto. En ese caso nos comunicaremos contigo para explicarte el motivo.

Al enviar tu comentario certificas que estás de acuerdo con estas simples pautas de convivencia dentro de nuestra comunidad.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Diego Cueto Saco y publicada el 6 de Septiembre 2010 6:42 PM.

Pensando en el cambio es la entrada anterior en este blog.

Tarea para todos: Desarrollar la gerencia del conocimiento es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.