Una radiografía a la producción y consumo de petróleo en el Perú

La actual política energética define al Perú como un país con alta dependencia del petróleo extranjero. Una importante parte de la producción de crudo nacional no se puede refinar localmente por las características técnicas propias del petróleo extraído en el Perú y, por tanto, se ha de exportar.

user-pic
Voto 0 Votos

El último boletín estadístico presentado por la Sociedad Nacional de Minería, Energía y Petróleo (setiembre, 2011) indica que la producción nacional de petróleo ha oscilado entre un máximo de 77070 barriles/día producidos en setiembre de 2010 y un mínimo de 65820 barriles/día producidos en agosto de 2011, figura 1. El acumulado de producción de petróleo, setiembre de 2010 a setiembre de 2011, es de aproximadamente 28 millones de barriles de petróleo.

Figura 1. Producción mensual de petróleo, setiembre 2010 - setiembre 2011

Fuente: SNMPE

En 1980 se registró el máximo nivel de producción anual de crudo nacional, más de 70 millones de barriles. A finales de 1991, la producción anual de petróleo ya se había reducido a poco más de 40 millones de barriles anuales. En el 2000, la producción nacional ya se había reducido a 36 millones, figura 2. Los datos de producción son contundentes: el Perú en poco más de 30 años ha pasado de producir 70 a 28 millones de barriles de petróleo. 

La realidad del sector petrolero en el Perú es inapelable: el Perú no es una potencia petrolera, es un neto importador de petróleo. A pesar de las frías e irrefutables estadísticas, las previsiones del Ministerio de Energía y Minas son especialmente optimistas, se espera que los programas exploratorios permitan incrementar la producción hasta casi unos 106000 barriles diarios de petróleo en el 2016. En el caso del petróleo, los deseos y la realidad están desfasados.

Figura 2. Producción anual de petróleo, 1980 - 2000

Fuente: MEM

En mayo de 2007, la Dirección General de Hidrocarburos publicó el documento Plan Referencial de Hidrocarburos 2007 - 2016. En este documento, se estimó que las reservas probadas de petróleo crudo al 1ro de enero de 2012 alcanzarían unos 971 millones de barriles de petróleo. El 8 de junio de 2011, el Ministerio de Energía y Minas en su página web informaba que las reservas probadas de petróleo en el Perú ascendían a 582 millones de barriles y que las reservas probables ascendían a casi 942 millones. 

Es decir, al ritmo de extracción actual de petróleo nacional las reservas probadas se consumirán en casi 21 años y las probables en casi 34 años. En un escenario de crecimiento constante del consumo de petróleo, las reservas probadas y probables tienen una naturaleza claramente decreciente. La extracción del petróleo en el Perú tiene los años contados, incluso aunque se inicie una agresiva y masiva búsqueda de petróleo en la selva con los consiguientes conflictos sociales e impacto medioambiental nada despreciable.

En el informe de junio de 2011 de "BP Statical Review of World Energy", la transnacional del petróleo British Petroleum prevé que las reservas probadas mundiales de petróleo podrían suministrar la demanda mundial durante algo más de 46 años, muy por encima de los 21 años de reservas probadas en el Perú, siempre a ritmo de consumo actual. El consumo anual de petróleo en el Perú en el 2010 fue de 184 mil barriles diarios, según el mencionado informe de junio de 2011 de BP. 

Con un incremento previsto del 5% en el consumo anual de este año, a finales del 2011 el consumo de petróleo podría alcanzar los 190 mil barriles diarios. Se incrementará, por tanto, el déficit importador de crudo para satisfacer la demanda del mercado nacional. Lamentablemente, el petróleo no se consume directamente en los sistemas de transporte, en los centros industriales o en las centrales térmicas sino que debe ser procesado para obtener productos derivados aptos para su uso masivo, especialmente en el transporte, la industria y los sistemas de generación eléctrica. 

En el Perú se comercializan alrededor de 18 productos derivados del petróleo. Los principales productos derivados son el diesel, las gasolinas (la cual tiene diferentes octanajes), petróleos industriales (residuales), kerosene, turbo y GLP.

En el Perú, además, se da la interesante circunstancia de que las refinerías nacionales no pueden satisfacer toda la demanda de productos derivados, lo que exige importar grandes volúmenes. Asimismo, debido a que las refinerías nacionales no disponen de la tecnología para procesar los crudos nacionales, ligeramente más pesados que los petróleos internacionales, el Perú exporta crudo nacional e importa crudo extranjero para obtener productos derivados de petróleo. 

El sector transporte es el mayor consumidor de combustibles líquidos en el Perú, siendo el principal producto demandado el Diesel B5, un combustible constituido por una mezcla de Diesel N°2 y 5% en volumen de Biodiesel B100, figura 3. En el informe de septiembre de 2011 sobre la Demanda Nacional de Combustibles de la Gerencia de Fiscalización de Hidrocarburos se indica que el consumo de combustibles líquidos alcanzó los 152440 barriles diarios. El 48% corresponde al Diesel B5 mientras que un 14% al Diesel B5 S50, un combustible constituido por una mezcla de Diesel B2 S50 y un 5% en volumen de Biodiesel B100 con muy bajo contenido de azufre y uso obligatorio en el sector automotriz de la Provincia de Lima y la Provincia Constitucional del Callao. 

El Gasohol representa un 13,2% del consumo total de combustibles líquidos. El Gasohol es una mezcla que contiene gasolina (de 84, 90, 95 o 97 octanos y otras según sea el caso) y 7.8% en volumen de Alcohol Carburante. Las gasolinas apenas representan el 7,7% mientras que el Turbo A1 alcanza casi un 11% del total de la demanda total de combustibles líquidos. El turbo A1 se emplea en aeronaves a turbinas y turbo hélice como aviones comerciales (pasajeros-carga) y helicópteros. El 2,35% del consumo total de combustibles líquidos corresponde a los combustibles marinos empleados en motores o calderas de embarcaciones pesqueras o buques.

Figura 3. Composición de la demanda de derivados de petróleo, setiembre de 2011.

Fuente: OSINERGMIN

La actual política energética define al Perú como un país con alta dependencia del petróleo extranjero. Una importante parte de la producción de crudo nacional no se puede refinar localmente por las características técnicas propias del petróleo extraído en el Perú y, por tanto, se ha de exportar crudo nacional.

La incapacidad de las refinerías locales en satisfacer la demanda nacional obliga a importar un gran volumen de productos derivados de petróleo a precio de refino internacional, y el gran consumidor de derivados es el sector transporte, por tanto, parece lógico que sea precisamente en este sector donde se centren las estrategias y acciones destinadas a reducir drásticamente la dependencia externa del petróleo y el impacto del incremento de los precios del combustible en el sector transporte.

¿Cree usted también que la extracción del petróleo en el Perú tenga los años contados?

Esta entrada contiene un artículo de:
Alberto Ríos Villacorta
Doctor Ingeniero Industrial, Universidad Carlos III de Madrid. Ingeniero Eléctrico, especializado en Sistemas y Redes Eléctricas, Instituto Politécnico de Bielorrusia. Master en Energías Renovables, Universidad Europea de Madrid. 
Profesor Internacional del Diplomado Internacional en Gestión de la Energía de ESAN

16 comentarios

| Escribir un comentario

¿Cree usted también que la extracción del petróleo en el Perú tenga los años contados?

Lo proyectado por Hubbert, por lo menos a nivel mundial, se está cumpliendo con la producción de petróleo (cénit del petróleo) que supera la extracción a pesar de los esfuerzos de la OPEP, de tal manera que los años están contados para el mundo.

Para el Perú, la declinación de la producción en la selva norte y la poca inversión en exploración nos indicaría que tenemos los años contados a pesar de haberse encontrado algo de petróleo e incrementado la producción de petróleo de mayor calidad en el norte del Perú.

En conclusión, Perú ahora es un país gasífero con reservas probadas de GN entre 7 o 4 veces superior a las del petróleo.

Sr. Ríos,

De acuerdo al panorama que nos presenta con respecto a la producción y consumo de hidrocarburos líquidos en nuestro país, le pregunto: ¿será conveniente pensar a corto plazo en el desarrollo de nuevas alternativas de energía que puedan suplir la demanda de hidrocarburos en nuestro país o siempre seremos dependientes de ello?

user-pic

Tener en cuenta que estamos consumiendo grandes cantidades de gas natural, GLP y el uso de hidroeléctricas, que hacen ahorrar millones de dólares en divisas en importación de petróleo.

user-pic

Estimado David,

El petróleo es un recurso fósil que habitualmente lo asociamos al proceso de combustión en los automóviles, pero en realidad el petróleo es la base de infinidad de productos sintéticos, plásticos y un largo etc., por lo que ya que es escaso, al menos se debería emplear en algo que genere algún valor añadido.

Ya sea por declinación de los campos o falta de exploración, se ha reducido la producción del petróleo crudo en el Perú. Aunque el problema real está en que hacemos con ese petróleo.

En el caso del gas, hay gas para 20 años, suficiente para sentar las bases de un proceso de transformación energética. ¿Crees que se está empleando inteligentemente el gas? Mientras otros países, sin gas, generan polos petroquímicos, en el Perú se queman en centrales súper ineficientes o se exporta.

Yo creo que no somos referentes mundiales en el correcto uso de nuestros recursos naturales. Eso sí, campeones en exportación.

Estimado José,

El Perú debería iniciar un proceso de transformación de su modelo de transporte para hacerlo más ordenado, eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

Las bases serían las siguientes:

1. Reordenación del transporte urbano basado en el gas para un periodo máximo de 20 años.

2. Emplear el Fondo de Estabilización en forma selectiva para no subvencionar a los segmentos pudientes del país que pueden pagar el precio internacional del petróleo.

3. Amortiguar con ayuda del fondo los precios del transporte público y de mercadería, ajustando de forma escalonada los precios del combustible.

4. Desmotivar el uso del transporte privado dando prioridad a los peatones, ciclistas y al transporte urbano.

5. Generar una red de tranvías en la ciudad y aparcamientos en las afueras de Lima para evitar la entrada de coches en la ciudad.

6. Implementar planes piloto con ayuda internacional y financiación del Estado de flotillas oficiales de transporte.

7, Crear una red de ciclo vías que tengan prioridad sobre el transporte privado.

8. Crear zonas rojas en los centros financiaros o históricos de los distritos de la ciudad para desmotivar el uso de transporte en coches privados.

En fin, la lista podría ser interminable y como puedes ver, muchas de las acciones de movilidad sostenible y transporte eficiente no tienen una intensiva inversión de capitales.

Estimado Fernando,

Existe otra opción, ahorrar petróleo y exportarlo en un entorno de combustible fósil caro como es el que se prevé en los próximos 20 años. Existe también la posibilidad de crear un polo petroquímico en lugar de quemar un gas noble, en centrales ineficientes. Te animo a calcular el gas perdido en forma de calor en centrales térmicas que funcionan al 30% y lo que se dejó de exportar.

¿Y qué opina de los recursos no convencionales que en el caso de Estados Unidos y Argentina son fuentes interesantes de reservas? Apreciaría sus comentarios.

user-pic

Estimado Sandro,

Lamentablemente, los crudos no convencionales tienen las siguientes características:

1. El Perú no las tiene.

2. Son altamente contaminantes.

3. Las tecnologías de explotación son muy caras.

La idea central del artículo es plantear la necesidad de discutir en el Perú la necesidad de liberarnos del consumo de una energía fósil que no disponemos y que nos hará más dependiente en un entorno geopolítico complejo y un constante encarecimiento del crudo.

La idea es elaborar una estrategia a largo plazo para reducir al mínimo los derivados del petróleo, y nuestra dependencia y vulnerabilidad energética de este recurso.

Alberto.

Sería interesante conocer quienes compran el petróleo peruano. Seguramente lo compran baratito para luego transformarlo en gasolina u otro derivado y nos lo revenden a mayor precio. Es verdad que importamos gas propano e exportamos gas natural - eso es de ripley.

user-pic

Estimado Rafael,

Me temo que no debería ser así. Con gran probabilidad por no decir con absoluta exactitud, el petróleo que se produce en el Perú por empresas extranjeras se vende a Petroperú a precios internacionales y el margen de ganancia es muy pequeño, puesto que el coste de producir en la Selva debe estar del orden de US$ 20 – US$ 40 barril. Si se vende a US$ 100, ahí está el marginal. En resumen, para que el negocio sea altamente rentable es necesario explorar y explotar no sólo refinar.

Saludos,

Alberto

Tenemos que cambiarnos a la energía eléctrica, y el río Marañón es la clave. Este río atraviesa la Cordillera de los Andes, casi como una zanja. Hay más ríos, pero el Marañón es la prioridad a mi parecer. También sería buena idea una central nuclear, los argentinos tienen la tecnología hace décadas, podría ser una buena alternativa. Tenemos uranio en Puno, depende de los políticos y también de los indígenas que ya aprendieron a hacer huelgas y paros.

user-pic

Estimado Pablo,

Es triste ver como se asume el discurso actualmente vigente de nuestra clase dirigente política, el que habitualmente no ve más allá de unos años y concretamente el tiempo que falta hasta las próximas elecciones.

El rio Marañón no es una zanja. Es un río del que viven y se alimentan millones de peruanos y es un río que permite la vida en grandes zonas del Perú. El río es vida no es un canal que cuando a nosotros en Lima nos apetezca fluya el agua y cuando no se estanque.

El discurso opuesto al discurso oficial es ahorrar energía y ser más eficientes en la generación, transporte y distribución de cualquier tipo de energía, es un discurso inteligente opuesto al de represar todos los ríos del Perú y de paso destruir el delicado equilibrio natural entre todos los seres vivos que componen nuestro ecosistema.

Si consumimos nuestros escasos recursos con inteligencia podemos prepararnos para el inexorable momento en el que en el Perú no haya más minas, más ríos ni más peces.

Sobre las centrales nucleares ya he escrito hasta la saciedad y en resumen, son caras, peligrosas y llenan de basura nuclear el territorio allí donde se pretende instalarlas.

Un saludo.

Alberto.

user-pic

Aunque pareciera ser una visión apocalíptica sobre el fin de los hidrocarburos, la dependencia sobre estos en el esquema productivo del país es cada día más creciente. En tal sentido, sería importante destacar cuáles son los segmentos del mercado del gas que permitirían su uso más eficiente. Por ejemplo, las centrales térmicas de ciclo combinado alcanzan rendimientos del 50%, rango bastante aceptable para quienes conocemos los ciclos en termodinámica, mientras que los otros sectores (industrial, vehicular, doméstico, etc) no tenemos un referente; por lo que agradeceré tenga a bien ilustrarnos.

Por otra parte, el desarrollo de energías renovables implica un subsidio importante del estado, en todo caso ¿cuál es el costo real de quemar hidrocarburos y sus consecuencias en el medio ambiente versus la implementación de las energías renovables?

Estimado Orlando

Perdona el retraso en mi respuesta.

Según la teoría termodinámica existe una tecnología mejor que el ciclo combinado, la cogeneración o trigeneración con rendimientos superiores al 70%, lo único es que es necesario que exista una carga térmica y una carga eléctrica. Los sistemas de cogeneración son aplicables a instalaciones domésticas, industriales y comerciales.

En cuanto a cargas vehicular, no soy muy partidario de quemar gas en taxis o autobuses pero bien planificado podría ser empleado en un proceso transitorio en el sistema de transporte.

La segunda pregunta es más compleja y creo que bien vale un artículo. En cualquier caso, no es un subsidio a las renovables, es una inversión para la construcción de un futuro diferente.

Saludos

Alberto

Estimado Alberto,
De lo expuesto tengo tres consultas:
1.- Al parecer usted considera que para una mejor rentabilidad es hacer una estrategia de integración vertical, considera que debe hacerse con un privado o la estatal Petroperú?
2.- Definitivamente una variable que ha disminuido la producción en Talara se debe a la poca inversión en exploración (Data de Osinerming) y casi inexistente en los lotes pequeños (Graña y Montero, Unipetro, Río Bravo, etc): ¿considera que los lotes deben planificarse en dimensiones mayores para incentivar la exploración?
3.- Otra variable es que en Talara se sigue explotando el crudo de los pozos que la estatal había perforado (Data de Osinerming indica q es pequeño el numero de pozos nuevos después de privatización) de los estratos menores de 7000 pies, sin embargo, no se arriesga por estratos como Mogollón que está más profundo, ¿cree que el Estado ha sido muy generoso con estas empresas?, ¿considera por los resultados del modelo de privatización llevado en el Perú fue beneficioso para el país?
3.- ¿Qué opina de los pozos ATA, estos podrían levantar la producción en Talara en forma relevante?
Gratamente, Jhon Falla.

user-pic

Apreciado Sr. Alberto,
Leído las diferentes opiniones y preguntas de este foro y vista su opinión sobre actuaciones que serían de desear con el fin de mejorar los recursos y utilización adecuada de los mismos. Me reconforta ver que existen personas con ideas claras al respecto con el fin de sentar unas bases adecuadas para mejorar y realizar un proceso de transformación.
Bien es cierto que, en mi modesta opinión, alguno de los puntos reseñados parecen una utopía cuando se pretenden acciones de los SEGMENTOS PUDIENTES del País, (¿?) o amortiguar los precios del combustible del transporte público y mercancías con fondos y/o subvenciones públicas, cuando en el transcurso del tiempo, la variabilidad en los precios del crudo y demás hidrocarburos está a la orden del día sin una previsión cierta de estabilidad de los mismos para mantener una adecuada estabilidad en los proyectos a futuro basado en estos precios.
Prácticamente los demás si los considero viables, siempre exista voluntad real de los responsables y autoridades correspondientes, máxime cuando algunos de los puntos requiere de varios mandatos políticos.
Uno de los puntos que más me gusta es el 4. donde escribe... "Desmotivar el uso del transporte privado dando prioridad a los peatones, ciclistas y al transporte urbano".
Este punto es realmente interesante, pero al valorarlo detalladamente encuentro que los ciclistas para poder circular adecuadamente con el menor riesgo, tendrían que hacerlo después de una concienciación del parque motorizado en la ciudad y hacer ver que ésta es, en primer lugar, para la vida y utilización de las personas y por tanto se tendrán que hacer respetar la circulación de peatones (pasos cebra) y ciclistas por las zonas y carriles habilitados al efecto, cosa que no ocurre prácticamente en casi ningún país Latinoamericano donde como usted bien conoce, el cambio de calzada por estos pasos es un grave peligro porque no se respetan los mismos. Otra cuestión es que para que físicamente sea saludable, los usuarios de las bicicletas no tienen que ir "mascando" la densa contaminación que tenemos en Lima, donde cualquier edificio en solo unos pocos años queda cubierto de hollín.
Totalmente de acuerdo con su razonamiento del punto 5. donde escribe... "Generar una red de tranvías en la ciudad y aparcamientos en las afueras de Lima para evitar la entrada de coches en la ciudad".
Es este 5 punto, bien es cierto que Lima a realizado importantes avances. Cuando llegué a Lima en Diciembre de 2.007 y a lo largo de 2.008, veía con mucha pena el caos del transporte en general y una infraestructura aérea fácilmente aprovechable que estaba desde hacía muchos años sin terminar. En cada viaje que realicé a España desde entonces, a mi regreso, observo las rápidas mejoras realizadas, como la puesta en servicio del Tren Eléctrico, y el Metropolitano. Estas obras las considero muy importantes para la descongestión actual de muchas partes de Lima, que si bien falta ir implementando, hacen una mejor y más rápida la circulación por esta mega ciudad de casi diez millones de habitantes.
También y en solo dos años, observo una importantísima del parque automovilístico de la ciudad, lo que produce una menor emisión de CO2 a la atmósfera y una mejor conducción en las vías principales. Bien es cierto, en muchas ocasiones se debe a la lógica preocupación de los conductores por no rayar o malograr los autos nuevos por el elevado coste que puede suponer una conducción inadecuada, y algo menos por mejorar el estilo de conducción.
Perfecto el punto 6. donde dice... "Implementar planes piloto con ayuda internacional y financiación del Estado de flotillas oficiales de transporte". También hace referencia al tema en el punto 7.
Aquí mi preocupación es que las ayudas internacionales sean destinadas íntegramente a lo que corresponden, y no se "disuelvan" en otros asuntos. También y en la lógica preocupación como ciudadano peruano, sería de agradecer que, caso de realizar concesiones o adjudicaciones, sean temporales, las justas y lo más cortas posibles, para que una vez obtenidos los capitales puestos por terceros y unos intereses acordes con los entendidos como aceptables en los países de quienes realizan sus "ayudas”, sean recuperadas las infraestructuras a nuestra ciudad o nación por las autoridades. Además, durante su explotación y años de servicio, se tendrían que poner en los cargos clave, personas honestas y patriotas incuestionables (no solo de palabra) al frente de las "flotillas oficiales de transporte" durante su explotación, para sean sabedoras de todo el funcionamiento de las mismas, tanto en su parte técnica, administrativa, o de cualquier otra índole. Como Hispano-Peruano, me duele ver como se perpetúan las empresas extranjeras (sean españolas o no) en la explotación continua de los ricos recursos de nuestra Nación. Nuestras autoridades y dirigentes políticos tendrían que "acotar" estas prácticas en bien de TODOS LOS PERUANOS, sean del nivel social que sean.
Respecto al resto de los puntos, poco o nada que comentar, pues considero se ajustan perfectamente su opinión con la mía.
En otras de sus interesantes explicaciones, menciona la dependencia de Perú respecto a los hidrocarburos, teniéndose que exportar al extranjero el crudo para luego (desgraciadamente para Perú) tener que adquirirlos procesados a un precio muy superior.
Aquí considero que se trataría de actuar con voluntad y decisión política, consiguiendo una estabilidad que hiciera creíble el respeto a los acuerdos mantenidos en su momento, siendo lo más ajustados posibles en el tiempo y ganancias de explotación, en bien de nuestra Nación, procurando no dar una imagen internacional inapropiada como dan otras naciones con algunas entidades bancarias y petroleras españolas de relevancia mundial, o de empresas eléctricas de cierta relevancia.
Recuerdo que en 2.008 asistí invitado al Congreso Internacional donde formulé algunas preguntas a la entonces, Ministra de Relaciones Exteriores Mercedes Rosalba Aráoz sobre energías alternativas como la eólica. Respondió sobre los proyectos y actuaciones en la explotación de recursos energéticos de Perú, dando una prioridad destacable a la hidroeléctrica. Esta misma opinión fue compartida por el Ex-ministro Pedro Pablo Kuczynski.
Al parecer usted no está de acuerdo con este planteamiento por lo escrito sobre el rio Marañón (ruego me corrija de no ser así). Agradecería me explicara por qué. Con su experiencia, podría decirme ¿Que métodos considera adecuados para la producción de energía eléctrica para Lima en particular y en Perú en general?
Personalmente considero que la energía alternativa eólica sería ideal, si bien su costo sigue siendo algo elevado. La fotovoltaica aún dista más de ser aceptable en comparación del resto de métodos. Serían más apropiadas y producen una menor contaminación general del medio ambiente.
Según informes, España es la segunda potencia mundial en este tipo de energía y cuenta con más de 500 parques eólicos llegando a producir algo más del 28% de la energía eléctrica del país. Pienso que Perú debe dispone se posiciones geográficas adecuadas para el establecimiento de este tipo de energía. A título informativo, un aerogenerador de 1,5 MW/año puede costar 1,1 millones de euros.
Respecto a la energía nuclear, nuevamente me posiciono con usted, pues si bien el coste de la electricidad puede parecer inicialmente más económico, no lo es tanto como se pretende hacer creer. Francia que tiene el mayor parque nuclear de Europa, tenía en febrero un coste medio del MWh de 105 €uros, siendo en España de 51 €uros por MWh, eso sin contar los muchísimos riesgos que supone esta energía que deja residuos radiactivos a las generaciones posteriores por muchos siglos o milenios dependiendo del tipo de combustible utilizado.
Los costes de la catástrofe de Chernóbil son incalculables. Causó la muerte inmediata de 31 personas, más de 100.000 personas emigraron definitivamente, el 25% de la superficie cultivada de Bielorrusia quedó improductiva durante más de 500 años, un millón de personas han quedado afectadas por radiaciones de alto nivel, y el número probable de cánceres, se estimó en MEDIO MILLÓN.
Recordemos el desastre de los seis reactores en Fukushima (Japón) en marzo de 2011, nación situada en una zona sísmica muy activa. La totalidad de la costa peruana se ve afectada por el desplazamiento de la Placa de Nazca, y está directamente afectada igual que Japón por el llamado “círculo de fuego” siendo una de las zonas más afectadas del mundo con altísimo riesgo sísmico.
Aprendamos de los errores de los demás y no caigamos en la ignorancia y autocontemplación de creer no puede pasarnos algo similar si se optase por ese tipo de energía en desuso, que deja un legado de residuos extremadamente peligrosos y dificilísimos de reciclar y controlar.
Mi inquietud es grande por muchas cosas que me gustaría mejorasen en Perú, algunas progresivamente posibles con la participación y concienciación medioambiental escasa de la población, como el reciclaje y el ahorro energético junto a la regulación y uso del agua. También, y siguiendo su parecer Sr. Alberto, mejora desde las entidades competentes políticas y municipales del transporte colectivo en detrimento del despilfarro individual.
Se es difícil un cambio rápido de lo expuesto, pero de igual forma que veo claramente una diferencia en el transporte público y algo mejorada en la conducción en apenas cuatro años, creo que si todos ponemos algo de nuestra parte, podremos ir poco a poco teniendo una ciudad progresivamente menos contaminada, más agradable, limpia y menos ruidosa.
Considero que es hora de dar y no tanto pedir en este asunto y quisiera colaborar en la medida que me sea posible con mi participación. Por mi parte, tiene usted y las personas que así lo consideren, mi participación desinteresada en los trabajos que puedan mejorar la vida en Lima y/o en esta Nación.
Esperando sepan disculpar mi extensa intervención, reciban un cordial saludo.

Escribir un comentario

Ten en cuenta:

En Conexión ESAN las opiniones son importantes. Nos interesa ser un espacio donde se pueda debatir y confrontar ideas. No privamos a nadie de su libertad de expresión, pero para asegurarnos de tener una conversación alturada y acorde al tema, te pedimos prestar atención a lo siguiente:

  • Mantén la conversación dentro del tema del artículo.
  • No permitimos publicidad en el espacio para comentarios. Ventas, anuncios y similares serán suprimidos.
  • Todas las críticas son bienvenidas. Las ideas están para ser confrontadas, pero respeta a los autores y otros comentaristas. Los insultos o ataques personales no serán permitidos.
  • Para una mayor comprensión los editores pueden editar los comentarios e incluso eliminar parte de tu texto. En ese caso nos comunicaremos contigo para explicarte el motivo.

Al enviar tu comentario certificas que estás de acuerdo con estas simples pautas de convivencia dentro de nuestra comunidad.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Alberto Ríos Villacorta y publicada el 15 de Diciembre 2011 11:10 AM.

Una herramienta para evaluar proveedores es la entrada anterior en este blog.

Buscando un nuevo pacto minero es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.