Un indicador clave de rentabilidad: la tasa interna de retorno (TIR)

Publicado el 24 de Enero 2017 a las 4:01 PM

La tasa interna de retorno (TIR) es un indicador financiero muy parecido al valor actual neto (VAN), pero a diferencia de este no es un indicador de valor sino de rentabilidad.

principal-tir.jpg

La TIR es la tasa de descuento de un proyecto de inversión que permite que el beneficio neto actualizado (BNA) sea igual a la inversión (esto es, VAN igual a cero). La TIR es la máxima tasa de descuento que un proyecto puede tener para ser rentable, pues una mayor tasa ocasionaría que el BNA sea menor que la inversión (VAN menor que cero).

Para hallar la TIR se necesita dos factores clave: el tamaño de inversión y el flujo de caja neto proyectado

Por ejemplo, si un proyecto implica una inversión de S/ 12,000:

cuadro3.png

Para hallar la TIR empleamos la fórmula del VAN, pero en lugar de hallar el VAN (que reemplazamos por 0), hallaríamos la tasa de descuento:

VAN = BNA - Inversión

Así:

0 = 4,000 / (1 + i)1 + 4,000 / (1 + i)2 + 4,000 / (1 + i)3 + 4,000 / (1 + i)4 + 5,000 / (1 + i)5 - 12,000

El resultado es:

i = 21%

Es decir, la TIR es 21%.

Según señala el portal CreceNegocios, si la tasa fuese mayor el proyecto empezaría a no ser rentable, pues el BNA comenzaría a ser menor que la inversión. Y en caso que la tasa fuera menor el proyecto sería cada vez más rentable, pues el BNA sería cada vez mayor que la inversión.

Expectativas y riesgos

Enrique Santa Cruz, profesor del Diploma Internacional en Finanzas Corporativas de ESAN, refiere por otro lado que un proyecto es atractivo para el inversionista si la TIR supera la expectativa de rentabilidad. "Si se espera obtener una rentabilidad de 10% y el proyecto brinda 15%, entonces se trata de un proyecto atractivo. Pero si se espera 10% y el proyecto brinda 8% ya no es atractivo. Es posible que lo sea para otros pero no para el inversionista", señala.

"¿Cuánto retorno se puede esperar de una inversión?", se pregunta el experto en finanzas. Y seguidamente responde: depende en qué se invierta.

"Si se invierte en un negocio muy seguro como depositar en el banco, la rentabilidad que se puede esperar debería ser del 4% ó 5%; pero si se invierte en un negocio como la pesca o la agricultura, o en el sector tecnológico, cada uno con sus particulares riesgos, se debería esperar un retorno mayor. Ese es un criterio para orientar las expectativas de los inversionistas", puntualiza Enrique Santa Cruz.

FUENTES CONSULTADAS:

Entrevista con Enrique Santa Cruz, profesor del Diploma Internacional en Finanzas Corporativas de ESAN.

Artículo "El VAN y el TIR", publicado por el website CreceNegocios en:

¿Deseas saber más acerca de la tasa interna de retorno (TIR)?  Inscríbete en el Diploma Internacional en Finanzas Corporativas de ESAN.