Que no te trasladen automáticamente al nuevo sistema de comisiones de las AFP: infórmate y decide

user-pic

Es preocupante ver que habiendo transcurrido casi la mitad del plazo para elegir entre un esquema de comisión por flujo o por saldo, solo cerca del 1% de los afiliados al sistema privado de pensiones hayan solicitado a su AFP permanecer en su sistema actual.

comision_saldo_carcamo.jpg En promedio puedo afirmar que solo las personas que tendrán 10 años o menos de aportaciones (mayores de 55 años y que estén decididos a no seguir trabajando cumplidos los 65 años) podrían beneficiarse del nuevo sistema de comisión por saldo. ¿Por qué se afirma esto?

En el sistema por flujo se paga una vez una fracción del aporte, mientras que en el nuevo sistema mixto se paga varias veces; es decir, en 10 años habré pagado 10 veces sobre mi aporte inicial y habré pagado 10 veces sobre la rentabilidad de ese aporte inicial.

Obviamente por ser repetitiva la comisión por saldo debe ser menor a la comisión por flujo en condiciones competitivas. Los expertos, incluyendo a los de la SBS, afirman que la comisión por saldo debería ser de 0.5% en condiciones competitivas o de un "mercado maduro", olvidándose que nuestro sistema cumple 20 años y tiene 99,423 millones de soles acumulados. En Chile, la comisión por flujo varía entre 0.9% y 1.4%, y podríamos afirmar que con la reforma peruana del 2012 la comisión por flujo en condiciones competitivas debería ser 1%.

Sin embargo, en la última subasta realizada por la SBS ha ocurrido que la AFP ganadora ha ofertado 1.2% por saldo y 0.47% por flujo (debiera ser al revés). La mala noticia es que ese 0.47% por flujo no beneficia a los actuales aportantes, pues se ha permitido la creación de dos comisiones por flujo; la que solo sirve para promediarla con la comisión por saldo durante dos años y la que se cobra actualmente en el sistema por flujo.

¿Por qué ha ocurrido esto? Porque el diseño del sistema de subasta ha sido incorrecto (mencionábamos en un artículo anterior esto como uno de los errores típicos al diseñar contratos). Si la decisión es irreversible y de largo plazo debió competirse por la menor comisión por saldo para los nuevos ingresantes al sistema  y por separado por la menor comisión por flujo. No debió promediarse ni permitirse dos comisiones por flujo. Al crear más variables, combinarlas, promediarlas y comparando solo el corto plazo, se hace más difícil la decisión y se reduce la competencia, lo cual perjudica a todos los peruanos.

Las AFP saben que con la ley aprobada en este gobierno, todos los nuevos ingresantes al sistema no podrán elegir y forzosamente irán a la comisión por saldo. Por lo tanto, optan por mantener elevada dicha comisión, a más del doble de lo esperado.

Un caso claro es Prima AFP, quien ganó la licitación previa y donde forzosamente los nuevos afiliados que ingresen a ella  pagarán la mayor comisión existente por los próximos dos años. Su comisión por flujo es 1.55% y su comisión por saldo es 1.9%. Considerando un sueldo de S/. 1,000 (el lector puede usarlo de referencia y multiplicarlo por 2, 3 o 10) y una rentabilidad de 8%, en los 10 primeros años pagaría por flujo un total de S/. 1,920 y S/. 2065 por saldo.

A partir del año 11 la diferencia se acrecienta.  Por flujo, todos los años paga S/. 192, pero por saldo en el año 11 pagaría S/. 410, el año 12 pagaría S/. 467, el año 19 pagaría S/. 1,061 (el equivalente a más de un sueldo) y el año 45 pagaría S/. 9,517, el equivalente a 9.5 sueldos. Por ello, hoy solo una persona que espera aportar menos de 10 años podría "ahorrar" si automáticamente lo pasan al sistema por saldo. Una persona que ingrese al sistema y permanezca sin informarse durante 45 años, por flujo pagaría 8.6 sueldos y por saldo la suma de 115 sueldos.

sumillas_carcamo_comsion3.jpg Hasta la SBS y los expertos coinciden en que el nuevo sistema solo beneficiaría a quienes aporten pocos años. Sin embargo, contradictoriamente, la ley obliga a nuestros hijos a entrar a un sistema perjudicial para ellos.

La ley establece que los actuales aportantes podemos decidir qué sistema nos conviene y para ello debemos hacer un trámite. Luego tendremos varios meses para probar, calcular y decidir. Pero si no hacemos nada, automáticamente nos pasaran al sistema por saldo. Por ley, esta decisión es irreversible así que recomiendo hacer el cálculo por el plazo que espera trabajar, no por dos años como algunos "expertos calculan".

Recomiendo leer artículos anteriores donde se exponen las ventajas de cada sistema. Asimismo, les comparto un archivo en Excel con el objetivo de facilitar el cálculo del monto a pagar por comisión en los sistemas por flujo y por saldo. También pueden enviarme a través de este post sus consultas y/o comentarios.

¿Y usted ya decidió qué tipo de comisión elegir? ¿Por qué?

Esta entrada contiene un artículo de:
Enrique Cárcamo Cárcamo
MBA, ESAN, Diploma en Gestión y Dirección de Empresas, PUCP. Ingeniero Civil Colegiado,  PUCP. Consultor especializado en procesos de concesión de infraestructura. Amplia experiencia en el sector transportes.