Despejando dudas sobre el Gasoducto Sur Peruano (GSP)

user-pic

El gobierno continúa aclarando algunos detalles en relación a la construcción del proyecto gasífero GSP. Al respecto, Edwin Quintanilla, director de la Maestría en Gestión de la Energía de ESAN, explica los beneficios de dicha obra.

gasoducto_sur_razones_desarrollo.jpgPoco antes de su salida del Ministerio de Economía (MEF), el entonces ministro Luis Miguel Castilla anunció que su despacho pedirá una auditoria internacional del Gasoducto Sur Peruano (GSP) para resolver las dudas que existan sobre el proyecto.

Ante los requerimientos de varios congresistas, Castilla aclaró que el GSP es un proyecto distinto al de Kuntur y, por ello, los costos son mayores. En esta línea, cabe precisar que la ejecución del proyecto actual costará US$ 3,600 millones, además de una inversión adicional para la operación de mantenimiento durante los 30 años de concesión.

Para Edwin Quintanilla, director de la Maestría en Gestión de la Energía de ESAN, el gasoducto al sur es el proyecto más emblemático del sector energético de los últimos 50 años. "Es una inversión de 4 mil millones de dólares, que significa una provisión de energía de largo plazo para el sur del país, la región de más alto crecimiento del último quinquenio", apuntó.

También, mencionó que en los próximos tres años el Perú tendrá tasas de crecimiento del mercado eléctrico de entre 10% y 11%. "Existe un enorme potencial de requerimiento de energía. Por ello, en el corto plazo debe atenderse esta necesidad a través de la línea de transmisión. Ya una vez se termine el gasoducto, se tendrá generación propia instalada en el sur, además de proveer gas natural para industria y regiones", manifestó el especialista.

sumillas_gasoducto_sur_desarrollo.jpgPor otra parte, Quintanilla refirió que el Lote 88 de Camisea, que abastecerá este gasoducto, permitirá tener un precio competitivo del gas natural similar al precio del shale gas de Estados Unidos.

Finalmente, indicó que una tercera etapa será el proyecto de gasoducto hacia el norte del país, que tiene otros objetivos como la integración energética con lotes petroleros y gasíferos. "Se está evaluando la construcción de un gasoducto centro-norte que saldría de Ayacucho y nos llevaría al Valle Mantaro y saldría hacia las costas. Sin embargo, la convocatoria se realizaría en los próximos años tras los análisis de su viabilidad", mencionó.

¿Qué precisiones o modificaciones debería tener el gasoducto sur peruano para su viabilidad?



Esta entrada contiene un comentario de:
Edwin Quintanilla Acosta
PhD in Management Sciences de ESADE, Barcelona. MBA de ESAN. Ingeniero Electricista de la Universidad Nacional del Centro del Perú. Viceministro de Energía del Ministerio de Energía y Minas. Director de la Maestría en Gestión de la Energía de ESAN.
Auspicios