En campaña electoral o en el gobierno: nunca dejar de investigar el mercado

Publicado el 11 de Marzo 2016 a las 4:25 PM

Al igual que en el marketing tradicional, la investigación de mercado es un factor fundamental en el marketing político, tanto para campañas electorales como para la gestión gubernamental.

principal_1.jpg

En el marketing tradicional una compañía puede definir claramente las características que deberá tener el producto que se tiene pensado lanzar al mercado. Mediante encuestas y focus group, serán los consumidores quienes elegirán desde el sabor hasta el tipo de envoltura o envase que desean.

Pero en el marketing político el producto no es un bien o un servicio con determinadas características. El producto es la imagen y las propuestas del candidato de un partido en unas elecciones. Y el análisis de mercado se realiza, principalmente, para saber cuáles son las aspiraciones de los electores, así como para establecer si los mensajes del candidato están en sintonía con esas aspiraciones.

El estudio del mercado electoral también nos permite elaborar el perfil del candidato que demandan los electores, el mismo que puede variar en el tiempo. Así, por ejemplo, se puede determinar que los electores prefieren un candidato dialogante, concertador, que sepa escuchar y esté abierto a nuevas propuestas. En otras circunstancias los electores preferirán una persona con mano dura, y con ideas firmes e inamovibles.

Por otro lado, el estudio del mercado político, al igual que en el marketing tradicional, permite la segmentación y las referencias geográficas. Así, los candidatos a gobiernos regionales, alcaldías provinciales y distritales, o al Congreso, pueden definir sus tácticas electorales por segmentos socioeconómicos y por localidades.

Otra clave en la investigación del mercado político está en la evolución de los resultados electorales: tanto a nivel nacional como en los ámbitos regional, provincial y distrital. La información acerca de las preferencias electorales anteriores ayudan a definir perfiles de los electores por segmentos y ámbitos geográficos.

La investigación de mercado también es aplicable para la gestión de gobierno. Los estudios pueden estar orientados a conocer el nivel de recordación de los programas y obras ejecutadas; la aplicabilidad de determinadas medidas (ex-ante); la percepción del impacto de determinadas medidas de política (ex-post); la percepción en la ciudadanía del desempeño de funcionarios, de poderes públicos, instituciones, entre otros.

En función de los resultados de estas investigaciones, un gobierno puede tomar medidas de corrección o profundizar en aquellas que no se hayan desarrollado adecuadamente.

¿Quieres saber más acerca de la investigación de mercado en campañas electorales y gestión de gobierno? Inscríbete en el Diploma Internacional en Imagen y Comunicación Política de ESAN.

FUENTE CONSULTADA:

Tesis 'El Marketing Político: su estructura y características' de la Universidad Complutense de Madrid.