Del capitán al grupo de inversión familiar

Publicado el 28 de Junio 2016 a las 5:41 PM

Sepa cuáles son los seis modelos de empresas familiares en el siguiente artículo.

empresafamiliar_principal.jpg

En nuestro país los pequeños negocios son la raíz de emprendimientos familiares que posteriormente se pueden convertir en una media o grande empresa. Los investigadores Alberto Gimeno, Gemma Baulenas y Joan Coma-Cros, con base en los datos de FBK (Family Business Knowledge), identifican seis grandes categorías de empresas familiares que consideran variables como el tamaño de la organización, la estructura familiar y el nivel de profesionalización.

Modelo capitán: en este modelo el control de las decisiones y/u operaciones están a cargo del fundador, quien es el que maneja el negocio. La persona carece de un nivel de profesionalización por lo que el negocio suele ser pequeño como, por ejemplo, una bodega o restaurante. La duración del negocio dependerá del ciclo de vida del fundador. 

Modelo emperador: el fundador sigue estando a cargo, pero integra a miembros de la familia para colaborar con las funciones que requiera el negocio. Los integrantes piensan que el fundador no puede abandonar el manejo o ceder el cargo de la naciente empresa. Para que este modelo tenga éxito dependerá de la formación educativa de los nuevos integrantes o la segunda generación de familiares cuando el fundador ya no esté a cargo.

Modelo equipo familiar: la diferencia de este modelo de los dos primeros, es el número de miembros de la familia que participan en el negocio. Al tener más integrantes el compromiso también aumenta y los miembros trabajan con dedicación en beneficio de la empresa. Aquí se busca preservar el legado familiar más que mantener a un líder, pero esto dependerá del nivel de preparación profesional que tengan los integrantes y de la mejora en la estructura de la organización. 

Modelo familia profesional: generalmente suele ser un grupo de familiares que se juntan para poner un negocio. Estos parientes tienen la noción de que para que la empresa funcione esta debe tener un manejo y una estructura profesional. La mayoría de ellos tienen alguna profesión o estudios especializados.

Modelo Corporación: en este modelo la empresa ha crecido significativamente en base a establecer procesos. Por tal motivo la familia ve la necesidad de trasladar la gestión de dirección a terceros. Los familiares se mantienen como propietarios y directivos con cierta participación y limitada capacidad de decisión en la gerencia, a la que han delegado las funciones directivas.

Modelo grupo de inversión familiar: la participación de los familiares es mediante su patrimonio, con inversiones que se hacen en una empresa que se maneja de forma mancomunada. Aquí los integrantes de la familia no son los responsables de la dirección o manejo de la empresa. En este modelo cambia la relación familia-empresa convirtiéndose en familia-inversión.

FUENTE CONSULTADA:

Artículo "6 modelos de empresa familiar", publicado por Universia.edu.pe.

¿Deseas saber más acerca de los modelos de empresas familiares? Inscríbete en Diploma Internacional en Gobierno Corporativo de Empresas Familiares de ESAN.