Crecer a través de la innovación de productos y servicios

Publicado el 7 de Noviembre 2016 a las 11:39 AM

Más que una ventaja competitiva, la innovación es una de las principales palancas de crecimiento y de creación de valor para la empresa.

innovacioncion_principal.jpg

La innovación de productos o servicios constituye una estrategia empresarial encaminada a ganar competitividad en el mercado, tanto por el lado de la reducción de costos de producción y distribución como por los éxitos comerciales alcanzados por la vía del aumento de las ventas, la fidelización de clientes, el incremento en la participación en el mercado, etc.

Mediante la innovación de productos se busca lograr una diferenciación de la competencia. Podemos distinguir varias estrategias de innovación:

Cuando se trata de productos nuevos, se presentan características fundamentales distintas a las de los productos ya existentes, tanto para la empresa como para el mercado. La idea es fabricar o comercializar nuevos productos o servicios con los que no se había trabajado hasta el momento. Una opción es trabajar con productos o servicios desconocidos o poco habituales en el ámbito geográfico donde está presente la empresa. Por ejemplo, cuando una compañía como Gloria introduce una leche con DHA específica para contribuir al crecimiento de los niños.

Cuando se trata de reposicionar productos, la innovación constituye un cambio en la imagen con el objetivo de modificar la percepción del cliente. Por ejemplo, existen muchos casos de marcas que han realizado cambios en las presentaciones de sus productos para hacerlos más atractivos a determinados segmentos a los que quieren dirigirse.

Cuando se trata de rediseñar los productos, la innovación consiste en introducir pequeñas modificaciones en lo que se le ofrece a los clientes, sin cambiar el producto en sí. Se puede ofrecer algún bien complementario. Por ejemplo: al paquete de pan de molde se puede adjuntar un empaque de mermelada.

Para desarrollar nuevos productos se requiere de la colaboración de todas las áreas funcionales de la empresa. Igualmente, la introducción constante de nuevos productos implica la necesidad de mantener un esfuerzo innovador continuo.

En consecuencia la innovación de producto no se centra exclusivamente en las competencias tecnológicas, pues hay una serie de factores susceptibles de mejoras, como son: los complementos, el estilo, las características, las medidas, la calidad, etc.

La innovación de servicios tiene una gestión similar. Los avances en las tecnologías de información y comunicación (TIC) tienen un aporte importante pues facilitan las diversas opciones de innovación. Sin embargo, no todo gira en torno a la investigación, el desarrollo o la tecnología.

Una compañía de seguros puede innovar creando nuevos tipos de pólizas de acuerdo a las necesidades de sus clientes o potenciales clientes. O lo puede hacer mejorando la cobertura de un  seguro. O también, en general, mejorando la atención y llegada a sus clientes mediante el uso de las TIC.

FUENTE CONSULTADA:

Articulo "Innovación en la empresa: Concepto, clases y beneficios" publicado en el website de la consultora Bicgalicia.

¿Deseas saber más acerca de la innovación de productos y servicios? Inscríbete en el curso Gestión de la innovación del PEE de ESAN.