Claves para una gestión de carrera orientada a la retención de talento

Publicado el 11 de Julio 2017 a las 4:31 PM

La gestión de carrera debe trabajarse en todas las compañías, especialmente si se busca contribuir al crecimiento personal y profesional de los trabajadores, y retener así a los mejores talentos.

gestioncarrera_principal.jpg

Para implementar la gestión de carreras se requiere de un plan estructurado que permita la ejecución de acciones de desarrollo coordinado con los intereses de carrera de los colaboradores y las necesidades de la organización, refiere Javier Carbajal, profesor del curso Gestión estratégica del talento humano: detección y retención del 4 PEE de ESAN.

Sobre las claves a considerar en una gestión de carreras orientada a retener talento humano, el experto menciona:

  1. La gestión de carreras debe ser un elemento de la propuesta de valor de empleo que ofrece la compañía, de tal forma que logre atraer nuevos empleados dado el compromiso de la organización con las oportunidades de crecimiento de las personas.
  2. Asimismo, debe motivar a los empleados a ser partícipes en la adquisición de competencias para mejorar su trabajo actual y prepararse para futuras oportunidades de trabajo, al proporcionar un panorama de carrera y el compromiso de la organización en su desarrollo.
  3. Al contar con claridad las perspectivas profesionales actuales y futuras, la gestión de carreras mejora el desempeño y garantiza el pool de talento así como la motivación a permanecer en la compañía.
  4. Es fundamental alinear los planes de carrera a la medida de las necesidades organizacionales y los intereses personales.

Una responsabilidad compartida

La gestión de carrera no es una herramienta a ser manejada exclusivamente por la organización. Se trata de una responsabilidad compartida en la que participan el trabajador, su jefe inmediato, el responsable del área y el gerente de recursos humanos.

Existen tres actores importantes de la gestión de carreras,según el profesor Carvajal, que vale la pena mencionar: 

  • El trabajador es el dueño: su rol se focaliza en la autoevaluación, el compromiso, la búsqueda del feed-back, la comunicación de sus intereses, hacer seguimiento, el autodesarrollo, la mejora de su desempeño y la búsqueda de oportunidades.
  • Los jefes son facilitadores: brindan apoyo al trabajador, aclaran requisitos, dan feed-back, conducen conversaciones de desarrollo y aseguran que las oportunidades se den.
  • La organización y/o talento humano soporta: comunica la misión y los objetivos, diseña e implementa el proceso, entrena a los jefes, aporta recursos y reconoce los logros.

Como vemos, de existir un alineamiento entre las aspiraciones del trabajador y los objetivos de la organización, la carrera del primero tendrá grandes opciones de ser gestionada óptimamente en beneficio de la empresa. 

¿Deseas saber más acerca de la gestión de carrera orientada a la retención de talento? Inscríbete en el curso Gestión estratégica del talento humano: detección y retención del 4 PEE de ESAN.