Contratación laboral: ¿por qué es la subordinación el rasgo distintivo?

Publicado el 29 de Mayo 2018 a las 5:37 PM

En una contratación laboral, la subordinación es un factor que le brinda al empleador el poder de fiscalizar a los empleados. Sin embargo, estos últimos tienen el derecho a presentar reclamos y denuncias.

1500x844_subordinacion_contratacion.jpg

La subordinación es un elemento esencial e indispensable en un contrato de trabajo. Si no existe este rasgo, no existe contratación. Así lo indica Carlos Cornejo, docente del curso Mecanismos de Contratación Laboral del PEE de ESAN.

Pero, ¿qué es la subordinación? Cornejo la define como un vínculo jurídico del cual se desprenden dos factores: un deber y un poder. En primer lugar, el deberde obediencia recae sobre el trabajador, que está obligado a cumplir las órdenes del empleador. En caso no esté de acuerdo con ellas, está en sus facultades de presentar un reclamo.

El reclamo funciona como una excepción a su deber y se da bajo ciertos supuestos. "Primero, por ejemplo, cuando el empleado recibe una orden que pone en riesgo su vida, salud o integridad física. Segundo, cuando la orden implica cometer un delito o acto que afecte la moral y buenas costumbres. Tercero, cuando recibe una orden que no está dentro de su listado de funciones", indica el docente. Ante estos casos, el trabajador tiene derecho a reclamar y denunciar todas estas excepciones y hostilidades en su estadía dentro de una empresa.

Por otro lado se encuentra el factor poder, que recae sobre el colaborador por parte del empleador. "Este último está en capacidad de dirigir el servicio que ha contratado, dar las instrucciones que correspondan para que se efectúe la actividad y, por último, fiscalizar el cumplimiento de sus instrucciones". Así dirige, fiscaliza y controla al empleado que se ha vinculado a la compañía. Si ve que el trabajador no cumple con lo establecido, estará en sus facultades advertir, sancionar o incluso terminar el contrato.

En conclusión, si no hay subordinación en un contrato de trabajo, habrá solo autonomía. Por ello se debe tratar de seguir un orden y equilibro entre el poder de la organización y el deber del empleado. Solo de este modo se conseguirá una correcta relación entre los miembros de una empresa, lo que evitará problemas legales, de clima laboral, entre otros.

Si quieres saber más sobre este tema, participa en el curso Mecanismos de Contratación Laboral del PEE de ESAN.

También te puede interesar:

Fuentes:

Entrevista a Carlos Cornejo, docente en el PEE de Mecanismos de Contratación Laboral en ESAN.

Ámbito Jurídico. "Subordinación, factor determinante del contrato laboral frente al de prestación de servicios: Consejo de Estado".

Maulee. "Elementos de la subordinación o dependencia".