¿Cómo empleó Costa Rica el big data para optimizar su cobro de impuestos?

Publicado el 5 de Julio 2018 a las 3:53 PM

El Ministerio de Hacienda de Costa Rica multiplicó, en un periodo de cuatro años, el cruce de datos para combatir la evasión de impuestos.

1500x844_impuestos_costa_rica.jpg

El modelo usado por Costa Rica para hacer una recaudación exitosa de impuestos consiste en la utilización de un sistema basado en minería de datos. Es decir, a través de 132 bases de datos pueden realizar un perfil de sus contribuyentes.

El Ministerio de Hacienda de Costa Rica cuenta con distintas bases de datos, como colegios profesionales, bancos u otras entidades financieras y el mismo seguro social. A través de ellas, la dirección de Inteligencia Tributaria puede predecir cuáles empresas o personas naturales tienen altas posibilidades de evadir impuestos. Lo anterior se logra gracias a un análisis de comportamiento (transacciones, declaraciones tributarias, declaraciones de pérdidas, entre otras) del contribuyente.

En un mar de datos se desarrollan tecnologías que puedan detectar información y, mediante su análisis matemático, descubrir patrones y tendencias. Este conjunto de información cuantificada se utiliza para medir el riesgo y la probabilidad de los usuarios a cometer fraude tributario.

Según estadísticas publicadas por el Ministerio de Hacienda, se logró detectar, para el año 2016, hasta 945 519 casos de anomalías. Entre ellas se encuentran el incremento del patrimonio sin justificar, la declaración de renta cero o insuficiente, así como las declaraciones de pérdidas recurrentes.

Ventajas del uso de big data en el área tributaria

El uso de datos para el análisis de conducta del contribuyente facilita las investigaciones tributarias, así como detecta los riesgos fiscales y alerta a las entidades regulatorias. Por ello, es de suma importancia desarrollar un ecosistema en conjunto con otras instituciones, de manera que este se enriquezca y pueda retroalimentarse a través de la adquisición de nuevos datos. Además, es fundamental garantizar la seguridad y el respeto a la sensibilidad de la información, contando con los agentes correctos para manejarla.  

El uso de sistemas electrónicos que recopilan datos facilita la recaudación de impuestos al contar con información automatizada de redes autorizadas. Además, al establecer pautas se puede desmentir a aquellas personas que ocultan activos y ganancias, que pretenden cometer, bien sea a futuro, fraude fiscal.

La utilización del big data favorece la toma de decisiones de las entidades regulatorias. Su efectividad es un buen estímulo para evitar que las personas o empresas oculten información de manera consciente. El tratamiento masivo de la información conlleva a decisiones estratégicas y soluciones personalizadas que aprovechan el uso de los datos.

Si quieres averiguar más de este tema, te invitamos a inscribirte al curso Minería de datos y modelamiento predictivo para la toma de decisiones del PEE de ESAN.

Fuentes:

La nación. "Hacienda intensifica uso de cruce de datos para combatir evasión".

El Financiero. "¿Está preparada su empresa para realizar predicciones del negocio y sus clientes con datos?".