¿Por qué fracasa una empresa familiar?

Publicado el 8 de Noviembre 2018 a las 10:09 AM

Al no respetar los cambios y la evolución empresarial, muchas compañías familiares fracasan. Se trata de entender a las nuevas generaciones y guiarlas en la continuidad del negocio.

1500x844_fracaso_empresa_familiar.jpg

El mayor motivo del fracaso en una empresa familiar es el de no reconocer que existe un cambio. "El mundo y la familia van evolucionando con el tiempo", indica Roland Leidinger, docente del curso Transformación de la Empresa Familiar a la Familia Empresaria de ESAN. El sector empresarial se ve constantemente influenciado por el desarrollo y el surgimiento de nuevas tendencias e innovaciones tecnológicas.

Muchas veces las primeras generaciones no reconocen que hay una evolución. "Esto los lleva a no tomar decisiones importantes como atraer a los hijos para que formen parte de la compañía, lo que finalmente los aleja". Son los miembros jóvenes de las nuevas generaciones quienes tienen otra visión del mundo, más innovadora, tecnológica y desean cumplir sus propios objetivos.

La organización, entonces, debe asumir la responsabilidad de respetar este cambio de visión, comprenderlo y entender cómo atraer el interés de los jóvenes para que se integren y formen parte del futuro de la compañía. Al resistirse a esta tendencia, la empresa familiar puede no encontrar a los equipos directivos sucesores y así perder continuidad. "Es importante dejar a los hijos asumir las responsabilidades con sus nuevas formas de pensar y con nuevas maneras de realizar las cosas", resalta el académico.

Solo tres de cada 10 empresas familiares en el Perú pasan a la segunda generación. Y de ellas, solo el 15 % continúa a la tercera generación. La ausencia de un plan de sucesión y las prácticas para continuar con el negocio no son las adecuadas, por lo que muchas terminan cerrando o vendiendo el negocio. Por ello, uno de los grandes retos para estas organizaciones será sobrevivir a largo plazo y vencer todos los problemas internos y externos que se les presenten.

Es así que las familias deben desarrollar prácticas que les permitan una coexistencia armónica entre los intereses personales de cada familiar, los intereses de la familia y los intereses en conjunto. La institucionalización familiar y la planificación de la sucesión serán los métodos adecuados para lograrlo.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del curso Transformación de la Empresa Familiar a la Familia Empresaria de ESAN.

También puedes leer:

Fuentes:

Entrevista a Roland Leidinger, docente del curso Transformación de la Empresa Familiar a la Familia Empresaria de ESAN.

Gestión. "Empresas familiares en Perú: Solo el 30% pasan a la segunda generación, ¿por qué?".

El financiero. "¿Por qué suelen fracasar las empresas familiares?".