El pisco se consolida en mercado élite de EE.UU.

user-pic

Las exportaciones de pisco alcanzaron los US$ 800.000 entre enero y mayo de este año, lo que representa un aumento del 150% respecto al mismo período del año pasado, según la Asociación de Exportadores (Adex). Y uno de los mercados donde alcanza una importante consolidación es el de los Estados Unidos.

El pisco, la bebida de bandera del Perú, sigue abriéndose paso en los mercados internacionales. En diversas ciudades de Estados Unidos es cada vez más apreciado y ya forma parte de la carta de importantes restaurantes y hoteles, lo que refuerza una relación entre este licor y ese país, dice un cable de la agencia Reuters.

"Definitivamente (el pisco) es apreciado por los ricos de Park Avenue (en Nueva York)", dijo John Iachetti, director de entretenimiento en el Hotel Loews Regency, ubicado en el este de Manhattan. El ejecutivo indicó que ordenó una botella de pisco peruano hace cinco años y personalmente ahora consume un promedio de dos cada semana.

El vínculo del pisco con Estados Unidos no es reciente. Estos lazos datan de 1849, cuando los buques de Cabo de Hornos que se dirigían a California recogieron suministros desde el puerto peruano de Pisco, que incluían la bebida peruana, recuerda el diario El Comercio.

Estados Unidos es el mayor comprador de pisco, seguido por Chile. Asimismo, el Perú superó recientemente al país del sur al convertirse en el principal proveedor de pisco a Estados Unidos.

Al respecto, Eduardo McBride, profesor de ESAN, comentó que existen cuatro diferentes formas de entrar a un mercado internacional. A partir del producto, a partir del mercado, impulsando el mercado e impulsando a los consumidores. Esta última forma se instrumentaliza con el uso de nichos de mercado: el proveedor se acerca al consumidor, constituyéndose en canal de distribución, difusor, conocedor de los gustos de los clientes y hasta cobrador.

La introducción del pisco a los diferentes mercados internacionales, se constituye en un trabajo arduo por el desconocimiento que se tiene de sus virtudes, tanto organolépticas como del espíritu de la uva que emana de él.

Es un trabajo arduo por el tiempo que toma en darlo a conocer. Su sabor, su pureza, las distintas clases de uva que se usan para su elaboración, la metodología del destilado, las características de un buen pisco, la tradición del proceso, todos son temas que toman largo tiempo en cuajar en la mente y en las necesidades insatisfechas de nuestros clientes en el extranjero. El pisco no es un licor barato y es por eso de difícil introducción, por lo menos, al inicio. Por ello, se recomienda utilizar esta metodología.



Auspicios