Año nuevo, aranceles nuevos

user-pic

Casi al cerrar el 2010, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) dispuso una nueva rebaja general para un total de 3.401 partidas arancelarias. De esta manera, el arancel promedio nacional pasa de 5% a 3,4%, mientras que la dispersión arancelaria lo hace de 5,9 a 4,1 puntos porcentuales.

La medida no es aplaudida por todos. La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) y la Asociación de Exportadores (ADEX) expresaron sus críticas al respecto.

En esta oportunidad se dispuso la reducción del derecho arancelario de 9% a 0% para un grupo de 120 partidas relacionadas con algunos alimentos y minerales. Asimismo, se redujo el derecho arancelario de 9% a 6% a un grupo de 2.489 partidas que incluyen bienes de consumo e insumos; y la rebaja de 17% a 13% para un grupo de 792 partidas, en el que se encuentran algunos productos agropecuarios.

Según el MEF, esta medida contribuirá a mejorar la competitividad del país, pues gracias a ella se podrá importar del exterior insumos a menores precios y, por consiguiente, la industria que opera en el país podrá reducir sus costos.

La reducción arancelaria también permitirá la aceleración de los beneficios obtenidos como producto de los Tratados de Libre Comercio (TLC) suscritos por el Perú en los últimos años con las economías más importantes del mundo, señala el MEF.

Otro beneficio destacado por el gobierno es la disminución de algunos precios y que se atenúe el impacto que podría generar el incremento de los precios de los commodities sobre la inflación, favoreciendo la reducción del costo de vida de la población.

Sin embargo, la medida no ha sido aplaudida en forma unánime por el empresariado. La SNI sostiene que la rebaja arancelaria afecta principalmente las inversiones que apostaron por atender la demanda creciente del mercado interno, bajo un marco legal claro y debidamente establecido que se cambia a mitad del camino.

Pedro Olaechea, presidente del gremio industrial, explicó que durante el pasado año las inversiones en el sector llegaron a US$ 5.600 millones, monto que en su mayor parte estuvo orientado a mejorar su presencia en el mercado con la adquisición de maquinarias, ampliación de infraestructura, mejora en sus procesos productivos, etc. impulsando así la generación de valor agregado en nuestro país.

"Estas inversiones se ejecutan bajo el supuesto de que existe la seguridad jurídica mínima que garantice el esfuerzo realizado por los empresarios. Sin embargo, observamos que ha sucedido todo lo contrario, de manera sorpresiva y en días festivos", añadió.

El representante empresarial cuestionó que nuevamente se incurre en el error de tratar de bajar la inflación con la reducción de aranceles, mecanismo que ya se intentó en el año 2007 sin obtener los resultados esperados. "Se están tomando caminos equivocados otra vez", enfatizó.

Por su parte, la Asociación de Exportadores (ADEX), señaló que la reciente reducción arancelaria traerá beneficios y hará más competitivo nuestro comercio exterior, pero también dejará expuestos algunos sectores sensibles que podrían perjudicarse.

El presidente de ADEX, Juan Varilias Velásquez, refirió que los exportadores prefieren que la reducción efectiva de aranceles se produzca a través de los acuerdos de libre comercio porque permiten coordinar previamente con cada sector productivo para que exponga su realidad, así como impulsar un cronograma de desgravación que mejor se adecúe a su situación. "Así, el empresario sabrá cuándo y cuánto bajará los aranceles que los protegen".

Varilias lamentó la forma cómo se adoptó la medida pues no permite hacer un balance preciso entre el beneficio de la mejora de la competitividad y el costo de adaptación que tendrán que hacer muchos sectores que incluso habían hecho planes de inversión bajo las condiciones previas a diciembre del año pasado.

"Un punto muy importante también es hacer un seguimiento para confirmar si otros de los grandes beneficiados son los consumidores. Las anteriores reducciones arancelarias no  llegaron a la población", comentó el representante gremial.

¿Cuál es su posición respecto a los dos plantamientos, el de la Sociedad Nacional de Industrias o de la Asociación de Exportadores?



Auspicios