LCA, un crédito al servicio del ecosistema

user-pic

El interés por acceder a una línea de crédito ambiental (LCA) va tomando fuerza entre las organizaciones, sobre todo en el sector agroindustrial. Pero, ¿en qué consiste esta LCA? Es un fondo que se le da a las empresas que cuenten con un proyecto de desarrollo tecnológico a favor del medio ambiente.

En una iniciativa respaldada por la Cooperación Suiza - SECO (Secretaria de Estado para Asuntos Económicos), elaborada por el Centro de Ecoeficiencia y Responsabilidad Social (CER), operado por el Grupo GEA, la LCA es un fondo creado para ofrecer garantías gratuitas y reembolsos de hasta 25% del préstamo bancario; además, permite el ahorro de los recursos y la reducción de pérdidas en las empresas a partir de la optimización de los procesos productivos.

Por ejemplo, Alianza Metalúrgica S.A., una empresa peruana que se dedica a la fabricación de piezas fundidas en aluminio, presentó el proyecto "Cambio de fuente de energía, conversión de diesel industrial sin aditivos a gas natural", el cual fue aprobado y llevado a cabo. El monto solicitado al banco fue de US$ 61 700,00 y el crédito admitido por el CER fue de US$ 59 690,00, obteniendo al final un reembolso del 20%, US $ 11 938.

A la fecha, las empresas que a nivel nacional han recibido los beneficios económicos de los reembolsos de la LCA, los cuales ascienden a más de US$ 3 millones, suman 14. Entre las que más destacan están las de manufactura y agroindustria, del sector agropecuario, de servicios como lavanderías, talleres mecánicos, de lavado y pintura de autos, empresas de transporte, centros de salud, hospedajes, centros comerciales e instituciones educativas.

Sin embargo, estas organizaciones deben de contar con algunos requisitos según indica Mónica Valer Cerna, especialista en ecoeficiencia del proyecto CER: tener un 64% de capital nacional, menos de S/. 8 millones de activos, no más de 500 trabajadores y que sean sujetos al crédito.

Pero, ¿cómo funciona exactamente esta línea de crédito? En primer lugar, las empresas deben presentar sus proyectos al CER para su evaluación y aprobación. Luego, las organizaciones podrán requerir el préstamo a la institución bancaria, llevando como aval el 50% a CER.

El tercer paso consiste en realizar una ejecución del proyecto, respetando los plazos acordados. Por último, el CER comprobará que la inversión realizada disminuya el impacto ambiental y que acorte los costos de producción para la compañía. A partir de ahí, recién se podrá acceder al crédito y sólo a través de tres bancos (Scotiabank, Banco de Crédito del Perú (BCP) e Interbank).

Y usted, ¿qué estrategias viene desarrollando en su empresa para mejorar la competitividad empresarial ambiental? ¿Accedería a la línea de crédito ambiental?



Auspicios