Principios para la elaboración de Planes de Emergencia y Crisis

user-pic

Prepararse para enfrentar situaciones de emergencia y crisis es una de las claves de los sistemas modernos de administración de riesgos. El objetivo de la elaboración de planes contingencia es prever y prevenir los incidentes para actuar y recuperar -en el menor tiempo posible- la capacidad productiva de la organización.

Emergencia_crisis_Principal.jpg

Un fenómeno incidental puede tener múltiples impactos en una organización, desde pérdidas directas por lesiones, pérdida de vidas, daños a las instalaciones y la propiedad, hasta elementos de más difícil cuantificación, tales como la imagen corporativa, la confianza de las personas y la percepción del público en general.

Dado el alcance que pueden tener los efectos de una emergencia o crisis, el manejo apropiado de estas situaciones es, en esencia, una forma de proteger a las personas, el medio ambiente y a la organización. 

En este contexto, la apropiada elaboración de Planes de Emergencias y Crisis dentro de un sistema organizado pretende ser un marco para el manejo de eventos críticos en la organización. La misión de estos planes es fijar objetivos y procedimientos claros y definidos para afrontar las situaciones extremas y recuperarse de ellas.

En esencia, se establece una jerarquía de participación ante un incidente que se clasificará como emergencia en sus etapas iniciales hasta llegar a una crisis por las implicancias, impactos o efectos de sus consecuencias.

Principios Generales de los  Planes de Emergencias y Crisis

  • Contar con una eficiente cobertura administrativa y operativa para dar respuesta a emergencias y crisis de nivel local o general.
  • Otorgar un marco conceptual y operativo a los usuarios del plan.
  • Dar una respuesta específica y apropiada para cada situación considerando sus problemáticas particulares, tanto operacionales como no operacionales.
  • Asignar funciones y responsabilidades en concordancia con los organigramas institucionales.
  • Generar sinergia y optimización de recursos tanto a nivel interno, como con autoridades u organismos locales. 
  • Cumplir con las obligaciones y directrices emanadas de las instancias internas y  gubernamentales.


Administración de emergencias y crisis

La administración de emergencias y crisis es un proceso de coordinación de acciones y responsabilidades. Su finalidad es planificar y preparar reacciones eficaces ante una amplia gama de eventos -en lo posible previamente identificados- que podrían amenazar la continuidad productiva y operativa de una organización. 

La apropiada elaboración de Planes de Emergencias y Crisis dentro de un sistema organizado pretende ser un marco para el manejo de eventos críticos en la organización.

En la práctica, para cualquier tipo de organización, este proceso se dará a través de la elaboración de los Planes de Emergencias y Crisis. Este proceso se establece a nivel interno y pretende definir las líneas de coordinación entre los distintos niveles de la organización y sus diferentes áreas funcionales y estructuras de mando en caso de la ocurrencia de eventos cuyo desarrollo afecte o sobrepase ciertos niveles de control.

Para su ejecución y desarrollo, los Planes de Emergencias y Crisis se estructuran en base a cuatro elementos que operan de manera secuencial y cíclica. A continuación se detallan las definiciones de cada elemento en la Figura 1: 

grafica_01_salud_ocupacional.png

Finalmente, para que los Planes de Emergencias y Crisis funcionen es preciso:

  • El compromiso consciente y responsable de todos los miembros de la organización.
  • La participación activa y proactiva de todos los niveles de la organización.
  • Que todas las áreas de la organización pongan al servicio del Plan los recursos que sean necesarios.

¿Su empresa tiene un plan de emergencias y crisis? ¿Qué aspectos prioriza para prever y prevenir situaciones críticas?

Auspicios