El auge de las aplicaciones de taxis en tiempos de inseguridad

user-pic

En los últimos meses, el tema de la seguridad ciudadana ha venido generando una mayor preocupación en la población. El riesgo de ser asaltados es cada vez mayor y el malestar es evidente para todos los limeños. Vivimos escuchando y leyendo noticias sobre asaltos, especialmente, en vehículos de transporte público y taxis. Ante este panorama, ¿cómo podemos transportarnos de manera segura si no contamos con un vehículo particular?

taxiapp_principal.jpg

Se dice que donde hay un problema hay una oportunidad. Allí, justamente, diversas empresas nacionales e internacionales encargadas de brindar el servicio de taxi seguro, encontraron una gran oportunidad de negocio que les permitió jugar un rol en la seguridad de los usuarios y ciudadanos.

Actualmente existen en Lima varias empresas de taxi que han hecho de la comodidad y la seguridad, su mejor carta de presentación tanto para el pasajero como para el conductor.

Para solicitar el servicio de taxi seguro se cuenta con dos opciones, una de ellas es realizar una llamada a la central de la empresa o utilizar las aplicaciones móviles diseñadas para smartphones con sistema operativo iOS, Android o Windows Mobile.

Para el cliente, en la mayoría de los casos, resulta más cómodo hacer uso de las aplicaciones móviles: no sólo por la facilidad en el uso, sino también por el hecho de que pueden consultar el tiempo de llegada y distancia del conductor respecto a su ubicación, así como llevar un control de los viajes realizados (historial).

Negocios en ascenso

Dentro de este negocio encontramos en Lima a empresas como Uber (Estados Unidos), Taxibeat (Grecia), EasyTaxi (Brasil), Cabify (España), Tappsi (Colombia) y Taxi Satelital (Perú). Cada uno de ellos maneja su propia política en relación a la tarifa y al servicio. De todos ellos, Uber es el que tiene mayor influencia a nivel internacional. En relación a nuestro representante local, Taxi Satelital es el de mayor acogida; así como la empresa EasyTaxi en las ciudades de Trujillo, Cuzco, Arequipa, Piura y Chiclayo.

La pregunta importante es, ¿cómo es que estas empresas han llegado a tener gran acogida en nuestra ciudad si no vemos publicidad en medios como la tele o radio? La respuesta es simple: gracias a las redes sociales y a las recomendaciones de los usuarios sobre la comodidad en los precios y el servicio en el viaje que realizaron. Otro punto importante es que han logrado crear promociones bajo el auspicio de empresas como Visa, Mastercard, LifeMiles, entre otras.

Por mencionar un ejemplo, cuando Nubeluz estuvo promocionando su espectáculo, hubo un acuerdo con la empresa Cabify para que los conductores regalen el famoso "Cono Mágico" a los pasajeros. Otro caso fue el de Uber, cuando cincuenta conductores entregaron una cartilla de raspa y gana llamada "iGift" donde había la posibilidad de ganar los dispositivos de Apple. 

Si hablamos de los pros y los contras, lo primero a resaltar son los medios de pago. Para este caso existen dos opciones: pago en efectivo, como en el caso de Taxi Satelital, y pago con tarjeta de crédito o débito como en los otros servicios de taxi.

El pago con tarjeta es una alternativa que no existía hace un par de años y que puede salvar de apuros tanto al usuario como al conductor; exime los riesgos de no tener vuelto y de recibir monedas o billetes falsos; y, además, el conductor puede proteger sus ganancias del día ante un inminente robo. El inconveniente en algunos taxis es que al momento de realizar el cobro se realiza en dólares (Uber), sin embargo, algunas empresas trabajan con soles peruanos.  



En caso se presente algún inconveniente como ya ha sucedido anteriormente, la empresa buscará brindar una solución al usuario y hacerse cargo de su problema.

El nuevo valor de los taxis

Respecto al servicio, un 90% de conductores tienen calificación de 8 a 10 puntos, ya que suelen ser muy educados y minuciosos en brindar una buena atención. De igual forma, el pasajero también es evaluado, para así lograr un equilibrio de buena relación entre el conductor y el pasajero. Sin embargo, nadie está a salvo de que pueda toparse con un conductor que no conduzca adecuadamente o con un pasajero que sea muy especial en su trato. El servicio nunca será 100% perfecto. 

En relación a la atención, para ofrecer al pasajero un servicio adecuado, las empresas de taxis cuentan con distintos tipos de planes que varían acorde al tipo de vehículo y el costo de la carrera. Uno puede solicitar desde autos particulares hasta camionetas equipadas. Incluso, en otros países se ofrece servicios de chofer de reemplazo o de transporte en helicóptero (Uber).

Si bien cada compañía se esmera en brindar un buen servicio, ¿cómo el pasajero puede sentir que está seguro? La respuesta está en el riguroso proceso de contratación para los conductores, que varía en cada empresa, y en donde se realizan pruebas psicológicas y se verifican los antecedentes policiales o penales.

Además, en caso se presente algún inconveniente como ya ha sucedido anteriormente, la empresa buscará brindar una solución al usuario y hacerse cargo de su problema. Una gran diferencia que no ocurre en los taxis que circulan por la ciudad. 

El uso de teléfonos inteligentes (smartphones), las redes sociales y las recomendaciones entre usuarios, han hecho que el servicio de transporte mediante una empresa se vuelva la mejor alternativa a la hora de transportarnos hacia nuestro destino de manera segura.

Si comparamos los precios respecto a un taxi público, que no es de una empresa formal, el precio siempre será un poco más elevado (también depende mucho de la hora). Sin embargo, en relación a la seguridad, lo económico siempre debe quedar en un segundo plano.

Finalmente, el llamado de atención se dirige a los taxistas que no pertenecen a una empresa, ya que en muchos casos deben mejorar su servicio en cuanto a la limpieza en el interior de su vehículo y la seguridad que brindan. Las quejas presentadas casi siempre van orientados hacia esos dos puntos.

¿Qué estarías dispuesto a sacrificar, lo económico o tu seguridad personal? 

Auspicios