La importancia del gobierno corporativo en los inversionistas institucionales

user-pic

Los inversionistas institucionales tales como los fondos de inversión o los fondos de pensiones, trabajan con el fin de dar a los ahorradores rendimientos que sean eficientes en términos de mercado. Sin embargo, a la hora de rendir cuentas a dichos inversionistas ¿cuáles son las prácticas que deben seguir en cuestiones de su gobierno corporativo?

1500x844_inversionistas.jpg

Los inversionistas institucionales

Los fondos de inversiones, administradoras de fondos de pensiones (AFP) y cualquier tipo de empresa financiera que a nombre de terceros realice operaciones de inversión son conocidas como "inversionistas institucionales". Debido a los volúmenes de dinero que manejan en sus activos son los jugadores más importantes en los mercados financieros internacionales.

Las reformas a los sistemas de pensiones que se iniciaron en Chile y se expandieron por la región en la década de 1990, originaron que las AFP se convirtieran en el inversionista institucional más importante en cada uno de los mercados financieros. Como ejemplo de lo anterior, de acuerdo a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), las administradoras de fondos de pensiones en la región de Latinoamérica han crecido en promedio un 16 % anual desde el año de 1999. Por otra parte, un estudio realizado por el Grupo Financiero BBVA en el 2011, los recursos con los que cuentan los fondos de pensiones, de acuerdo con el porcentaje de PIB en algunas economías latinoamericanas son los siguientes: Chile con más del 50 %; Colombia entre el 10 % - 20 %; México entre el 10 % - 20 % y Perú entre el 10 % - 20 %.



En la región latinoamericana, los inversionistas institucionales deben promover la implementación de buenas prácticas de gobierno corporativo fundamentado lo anterior en el deber fiduciario que guardan con los inversionistas y ahorradores.

El gobierno corporativo y los inversionistas institucionales

El gobierno corporativo es definido como el sistema por medio del cual las organizaciones son dirigidas y controladas. Bajo la implementación de prácticas de control corporativo se fomenta la transparencia, la rendición de cuentas y se asegura el seguimiento al plan estratégico de la organización.

Por su naturaleza, el gobierno corporativo en inversionistas institucionales no solamente se enfoca a la relación entre los inversionistas y los administradores de la organización sino también en el cómo dicho inversionista institucional participa en el gobierno corporativo de las organizaciones en donde llevan a cabo sus inversiones.

La OCDE es el organismo internacional encargado de hacer las recomendaciones sobre la legislación aplicable a gobierno corporativo para que cada país las adapte. Esto se da con el fin de homologar las prácticas en la materia de transparencia y rendición de cuentas.

Para llevar a cabo lo anterior, la OCDE junto con el G20, emiten los Principios de Gobierno Corporativo. Dichos lineamientos fueron actualizados en septiembre de 2015 y contempla todo un apartado sobre los mecanismos de control aplicables a los Inversionistas Institucionales.

De acuerdo a la OCDE, los inversionistas institucionales, actuando con derechos fiduciarios, deben comunicar su gobierno corporativo y las políticas de votación que tienen con respecto a las inversiones que realizan y se recomiendan la promoción o adopción de las siguientes prácticas dentro de la legislación mercantil para cada país de la región de Latinoamérica:

  • Los votos que los inversionistas institucionales lleven a cabo en las asambleas de accionistas deben estar en línea con los beneficios declarados ante sus inversionistas y ahorradores.
  • Los inversionistas institucionales que actúen con derechos fiduciarios deben comunicar cómo manejan los conflictos de intereses con respecto a los derechos de propiedad de las inversiones que lleven a cabo.
  • El marco de gobierno corporativo debe requerir reportes a los consultores, analistas, intermediarios, agencias calificadoras y otros que proporcionen información y análisis para la toma de decisiones sobre los conflictos de intereses que poseen.
  • Para compañías que estén listadas en jurisdicciones ajenas a la de su incorporación, deben comunicar las reglas de gobierno corporativo a las cuales están sujetas.
  • Los mercados financieros deben promover gobiernos corporativos eficientes. 

En conclusión, en la región latinoamericana, los inversionistas institucionales deben promover la implementación de buenas prácticas de gobierno corporativo fundamentado lo anterior en el deber fiduciario que guardan con los inversionistas y ahorradores. Sin embargo, cabe preguntarse si estarán las principales economías de la región preparadas para fomentar estos niveles de rendición de cuentas en los mercados financieros.

Auspicios