Convenios contra la doble tributación: un factor para ganar competitividad

user-pic

La tendencia internacional sobre doble tributación, particularmente en la Unión Europea, viene orientándose hacia la multiplicación de los convenios de doble imposición. El Perú no debe quedarse atrás en la utilización de este instrumento, que podría ayudarle a atraer más inversiones e impulsar la internacionalización de las empresas peruanas.

1500x844_doble_imposicion.jpg

Muchos países europeos tienen una gran capacidad de atraer inversiones del extranjero, entre otras ventajas. Ello se debe a que los estados del Viejo Continente incorporan, en su legislación tributaria, una serie de medidas nacionales o directivas europeas que promueven la reducción o la eliminación de la doble tributación.

Veamos dos ejemplos concretos: mi país, Portugal, tiene 72 convenios de doble imposición, mientras que Holanda cuenta con cerca de 90. En general, en Europa hay una fuerte tendencia por suscribir este tipo de convenios con todos los países del mundo.

Algo a destacar es que, a las matrices y filiales de muchos países de la Unión Europea (UE), se les aplica un régimen denominado The Participation Exemption. Bajo ciertos requerimientos, éste exonera del pago de impuestos a los dividendos y ganancias de capital recibidos en las inversiones internacionales, o de la retención a la fuente de dividendos pagados.

Por ejemplo, si una empresa española invierte en China, no tributará en su país por los dividendos provenientes del gigante oriental. Por otro lado, cuando la matriz enajena su participación, la ganancia de capital tampoco paga impuestos.

Si bien hay que estar atento a operaciones elusivas que se puedan originar, prescindir de la doble tributación representa una clara ventaja: las inversiones se incrementan, y como consecuencia, mejoran las perspectivas de crecimiento y bienestar para la población.



Muchos países europeos tienen una gran capacidad de atraer inversiones del extranjero, entre otras ventajas.

Perú no se debe quedar atrás

Lejos de emular el ejemplo europeo, el Perú cuenta con muy pocos convenios de doble tributación. Según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), solo ha firmado ocho acuerdos de este tipo, lo que resulta poco aprovechable para una economía en desarrollo como la que posee actualmente.

La tributación, ciertamente, no es el principal factor de decisión para invertir (también entra a tallar el desarrollo de mercado, la tecnología, la estabilidad macroeconómica, etc.), pero es importante atenderla por su influencia en las tasas de rentabilidad.

Cualquier inversor preguntará a sus asesores acerca de la estructura y la legislación tributaria en el país al que ingresa. Entonces, aunque la doble imposición puede reducir un poco la recaudación del Estado, impulsa de forma notable la competitividad entre las empresas extranjeras que llegan. Por otro lado, las compañías peruanas también se ven beneficiadas, ya que se promueve su internacionalización.

En esa línea, resulta paradójico que no se emplee esta herramienta con Estados Unidos y China, que son sus dos principales socios comerciales. Tampoco se hace con un gran mercado emergente como India; o con España, que cuenta con más de US$ 10,000 millones invertidos por casi 800 empresas españolas instaladas en Perú.

Este es un ejemplo práctico: Una empresa peruana se instala en Alemania, creándose flujos entre su matriz y la de su filial alemana en forma de dividendos, intereses y otros. Si no existe un acuerdo de doble imposición, cuando la segunda paga intereses a la primera, la retención puede ser de 25%. En cambio, si se da el convenio, se reduciría al 10%. Esto permitirá a la matriz peruana elevar mucho su flujo de caja, pues la retención en Alemania sería mucho menor.

En conclusión, a medida que se incrementen los flujos de renta, desde y hacia el exterior, resulta imprescindible aumentar el número de convenios de doble imposición.

¿Su empresa requeriría de esta herramienta tributaria para internacionalizarse? ¿Con qué países sería le convendría más?

Auspicios