Gestión de riesgos, la otra cara de la gestión de emprendimientos

user-pic

La gestión de riesgos permite que los ejecutivos y gerentes no solo eviten tomar decisiones desastrosas sino también que prevean oportunidades para las empresas. Para aplicar de manera correcta la gestión de riesgos es necesario que se modifiquen las prácticas de gestión y el perfil de los gerentes.

1500x844_riesgos.jpg

La gestión de riesgos permite que los ejecutivos y gerentes no solo eviten tomar decisiones desastrosas sino también que prevean oportunidades para las empresas. Para aplicar de manera correcta la gestión de riesgos es necesario que se modifiquen las prácticas de gestión y el perfil de los gerentes. 

Para gestionar mejor los riesgos es necesario cambiar el perfil de los gerentes y de sus prácticas de gestión. El gerente tiene que buscar desarrollar un pensamiento más amplio, más probabilístico y sólido. 



La gestión de riesgos permite que los ejecutivos y gerentes no solo eviten tomar decisiones desastrosas sino también que prevean oportunidades para las empresas.

En esta propuesta moderna de gestión que se hace, la visión exacta e inmutable ya no es la adecuada. Entonces, por ejemplo, un gerente necesita ahora saber que un presupuestos es más que un valor. Se trata de algo que tiene una posibilidad de éxito o de fracaso. Además, el gerente debe conocer todo el proceso de gestión de riesgos, -identificación, evaluación, planificación de respuesta y control de riesgo.

Pasos para la gestión de riesgos

Para desarrollar una capacitación en gestión de riesgos, el primer paso es conocer los aspectos históricos, conceptuales y estructurales de los riesgos. El segundo paso es conocer las directrices gerenciales.

Una vez que los interesados comprendan los conceptos, es preciso mostrar cómo se hace un mapeo de los riesgos de los emprendimientos o de las operaciones. En este caso, la mayoría de las empresas que dicen realizar gestión de riesgos se quedan en esta parte del proceso. Y es que muchos de los accidentes ocurren porque los involucrados en gestión no conocen los riesgos. Del mismo modo, muchas oportunidades se pierden por el mismo motivo. En ejemplo claro es el caso del Titanic, en el que las informaciones sobre los riesgos fueron siempre desestimadas. Había una falta de conocimiento de las posibilidades de ocurrencia de eventos futuros y de sus impactos.

Continuando con los pasos a seguir, es necesario que una vez que se tenga un reporte de los posibles riesgos se haga una clasificación de ellos. El equipo involucrado con la gestión de riesgos tiene que evaluarlos por medio de estimados probabilísticos y de impacto. Con esos elementos es posible entonces tener una clasificación de ellos y tomar decisiones más consistentes.

Las decisiones que los expertos toman provienen entonces de planes bien elaborados que pueden evitar catástrofes en algunos casos. Por ejemplo, en los casos de los huracanes ocurridos recientemente en Estados Unidos, una vez que se sabe por dónde van a pasar los vientos, la protección de la población puede ser más efectiva. Lo mismo sucede con los terremotos de México, dónde es sabido que las decisiones de construir edificios más seguros pudo haber evitado tragedias mayores.

La parte final de la gestión de riesgos es el control y seguimientos de los riesgos. En la compañía Metro de Sao Paulo, el sistema metropolitano de la ciudad brasileña, los riesgos son fiscalizados a diario por los equipos de proyectos y divulgados según corresponda. La idea es que todos los involucrados con la gestión de riesgos asuman responsabilidades. Así se puede tener efectividad en la gestión.

De este modo se puede decir que la gestión de riesgos ejerce su influencia en los resultados de los emprendimientos y las operaciones. Y se puede inferir además que la gestión de riesgos es en esencia la propia gestión de los proyectos.

La gestión de riesgos en la administración

Para concluir, es importante que los interesados tengan presente algunas de las contribuciones que la gestión de riesgos tiene en la administración, entre ellas:

  • La organización de informaciones de incertidumbre de los emprendimientos.
  • La creación de una base de datos de los riesgos.
  • La asignación de responsabilidades por los riesgos.
  • La diseminación de una cultura proactiva de gestión.

 

Auspicios