Retail: una revisión a la regulación de licencias

user-pic

El desarrollo de las tiendas de retail en línea ha generado una necesidad de cambio e innovación para aquellas que son físicas a fin de que estas puedan igualarse y/o diferenciarse mediante mejoras en la experiencia que reciben sus consumidores. No obstante cabe revisar si la regulación y licencias para las tiendas físicas actuales permiten un rápido proceso de adaptación a estas nuevas tendencias.

1500x844_retail.jpg

El desarrollo de nuevos canales de retail ha traído como consecuencia la coexistencia en el mercado de tiendas virtuales con tiendas físicas. De acuerdo a un informe denominado The New Retail Ecosystem preparado por PriceWaterhouseCoopers (PwC), el número de tiendas físicas de Walmart permite que el 90 % de los estadounidenses vivan a 20 minutos de distancia de cualquiera de sus locales. Esta capacidad de extensión demuestra el poder logístico que mantienen las tiendas físicas y una de las razones de cómo pueden coexistir con el comercio en línea. Sin embargo, la forma en que se regulan estos dos canales es distinta.

Tiendas físicas versus virtuales

Para el caso de las tiendas físicas de retail, estas se han visto obligadas a innovar en su presentación. En la actualidad ofrecen más de un servicio en sus locales y han extendido la experiencia de solo comprar el producto -que puede ser realizado en línea- con el agregado de poder recibir otros servicios a la par. Por ello, ya no es inusual encontrar en diversos comercios tiendas que combinen otros giros de negocios no tradicionalmente vinculados a su giro principal, tales como ofrecimiento de alimentos, spa, bebidas o incluso bares con el fin de beneficiar a sus consumidores. 



Con una correcta interpretación de las nuevas normas por parte de las autoridades municipales, los negocios de retail podrán desarrollar estas tendencias en el Perú.

Por otro lado existen negocios que han decidido valerse de ambos mecanismos utilizando el formato de showroom para que los usuarios puedan apreciar in situ sus productos. No obstante en sus locales no se realizan las ventas directas, estas se realizan en línea por medio de la plataforma digital elegida.

Para el primer caso, la nueva regulación para obtener licencias de funcionamiento establece que los titulares de licencias vigentes pueden incorporar giros afines o complementarios siempre que cumplan con los lineamientos para este propósito. Al respecto y en línea con este punto, se establece que estos lineamientos no deben ser restrictivos o una traba a la iniciativa emprendedora. En consecuencia es posible que se realicen diversas actividades complementarias que sumen la experiencia en la compra física siempre y cuando se cumplan con las normas de zonificación, riesgo y el área ocupada por la actividad complementaria no sea mayor al área del giro de negocio principal.

De igual manera, en el segundo caso, la evaluación para que se otorguen las licencias no analiza la ejecución de ventas en el local. Para el caso de los showrooms, estos podrían mostrar sus productos y perfeccionar sus transacciones en línea a la vez que ofrecen servicios complementarios a sus usuarios en tienda bajo una misma licencia de funcionamiento.

Es así que bajo una correcta interpretación de las nuevas normas por parte de las autoridades municipales, los negocios de retail podrán desarrollar estas nuevas tendencias en el Perú con miras a seguir innovando en los beneficios que reciben los consumidores.

Auspicios