Las relaciones con los stakeholders, la clave para una gestión responsable

user-pic

En el Perú, aún son visibles y evidentes las debilidades en la gestión de relaciones con los grupos de interés, lo que perjudica la realización de proyectos y genera considerables pérdidas económicas.

1500x844_stakeholders_gestion_responsable.jpg

Según Peter Drucker, "la empresa es un organismo de la sociedad y su gestión debe considerar el impacto de cada decisión de negocio en el bien común y contribuir al fortalecimiento y armonía de la sociedad"1. En ese sentido, las organizaciones deberían incluir en sus procesos las preocupaciones sociales, medioambientales, éticas y de recursos humanos relacionadas con sus operaciones, proyectos y estrategias en colaboración estrecha con los stakeholders.

La responsabilidad social corporativa (RSC) es una forma de dirigir a las compañías basándose en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus principales grupos de interés. Estos vienen a ser cualquier individuo o grupo de individuos que puede afectar o ser afectado por las actividades que llevan a cabo las empresas para alcanzar sus objetivos. Es decir, abarcan a los clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, el medioambiente y la sociedad en general.

La crítica situación en el Perú

El contexto peruano es una muestra clara de la necesidad de gestionar correctamente las relaciones con los stakeholders. En la industria minera y petrolera aún continúan los serios problemas originados por la falta de una adecuada gestión con grupos de interés externos, principalmente relacionados con pueblos, comunidades y asociaciones campesinas cercanas a los proyectos mineros y petroleros. Dichos inconvenientes han ocasionado la paralización de proyectos, como han sido los casos de Conga y Tía María, generándose enormes pérdidas económicas y sociales.



El contexto peruano es una muestra clara de la necesidad de gestionar correctamente las relaciones con los stakeholders.

Asimismo, considerando los problemas sociales históricos y actuales en estos proyectos, llama la atención que aún no se logre controlar o mantener en una mínima expresión esta problemática. Aún son visibles y evidentes las debilidades en la gestión de los grupos de interés externos.

¿Cómo implementar la gestión de relaciones con los stakeholders?

Una vez entendida la importancia de tener en cuenta la visión de los grupos de interés en la toma de decisiones, el siguiente paso es definir cómo poner en práctica una adecuada gestión de estas relaciones. Para ello, es necesario considerar lo siguiente:

  1. Fortalecer la gestión del nivel gerencial con la responsabilidad social corporativa. Se requiere de tiempo, compromiso y recursos; elementos que pueden ser subestimados. Hay que considerar que en la etapa inicial no es posible determinar el nivel de recursos. Por ello, es importante que directivos con poder de decisión presupuestal se involucren en el proceso de gestión social, estén al tanto del mismo y ayuden a asegurar la alineación y compromiso de la empresa con dicho objetivo.
  2. Resulta crucial identificar, clasificar y analizar los niveles de interés y las expectativas individuales de los stakeholders, así como su importancia, poder e influencia. La finalidad es determinar el impacto positivo o negativo que pueda tener cada grupo.
  3. Elaborar un plan de gestión de grupos de interés definiendo las estrategias de gestión y negociación que satisfagan sus necesidades y expectativas.
  4. Desarrollar un plan de comunicación desde un principio. Se debe lograr explicar con claridad y transparencia los objetivos del proyecto y evitar la aparición de stakeholders hostiles.
  5. Realizar un monitoreo de las relaciones generales, ajuste de las estrategias y los planes de involucramiento.

Todos estos factores permitirán satisfacer las necesidades y expectativas de los grupos de interés. De esta manera, será posible hacerlos participar de manera efectiva en los proyectos y decisiones de la organización. Una empresa con una comunidad comprometida de stakeholders obtendrá numerosos beneficios de estas relaciones, desde obtener embajadores de la marca, apoyo con el capital de trabajo y fondos para proyectos de expansión. Así, asegurará su éxito y estabilidad a largo plazo.

¿Cómo pueden las compañías gestionar correctamente la satisfacción de sus grupos de interés? Cuéntanos tu opinión.


_________

1. Drucker, Peter. The Practice of Management. Nueva York: Harper Perennial Publications, 1954.

Auspicios