Educación peruana: camino a una cultura de gestión del conocimiento

user-pic

La gestión de conocimiento en las escuelas peruanas debe integrar a los estudiantes y los padres en la interpretación de los resultados de las evaluaciones.

1500x844_educacion_peru_gestion.jpg
Fuente: Agencia Andina

Las instituciones educativas peruanas se encuentran en estado de alerta, luego del anuncio de cambiar el sistema vigesimal para evaluar a los alumnos de secundaria por una calificación por logros. A pesar de que la medida se ha suspendido temporalmente, revela una situación que urge ser atendida desde la gestión del conocimiento para mejorar la competencia docente. 

Evaluación del aprendizaje

La gestión del conocimiento desde la escuela es una necesidad y estrategia de urgente atención, sobre todo al no haberse establecido por sí misma como parte de la cultura educativa. Nuestra realidad revela un sistema educativo en constantes reformas, que obliga a los docentes a reaccionar con angustia, inseguridad y apatía, pero que, al mismo tiempo, se adapta a los cambios con compromiso.



En el Perú solo se gestiona el conocimiento desde la producción del conocimiento y su publicación, pero aún es un reto consolidar la apropiación de esto saberes.

En un contexto educativo cambiante es clave establecer en las escuelas una cultura de generación y transferencia del saber, basada en resultados de aprendizaje evaluados con pruebas estandarizadas. Los actores que participan en la gestión del conocimiento desarrollan competencias mediante un ciclo recursivo de procesos en los que destacan: 

1. La creación, descubrimiento y captura de conocimiento.

2. El almacenamiento, sistematización y organización.

3. La apropiación, uso y mantenimiento.

4. La transferencia, distribución y generalización. 

Los informes recientes sobre la publicación y uso de los resultados de las evaluaciones han generado cambios significativos en la toma de decisiones y en el ámbito estratégico y organizacional. Un ensayo simple del uso de estos resultados en las escuelas se refleja en los diagnósticos estadísticos que permitieron revisar sus debilidades y ejecutar acciones para aumentar el nivel de logro de aprendizajes en los estudiantes. 

Sobre la generación de conocimiento basado en referencias e interpretaciones de los resultados del aprendizaje, existen varias fuentes que difunden resultados de la aplicación de pruebas de gran escala, como las censales ECE, las regionales SIMON y las internacionales PISA. No obstante, la evaluación de los resultados contribuyó a evidenciar la calidad del aprendizaje en las escuelas 

Gestión del conocimiento

En las altas direcciones y, sobre todo, en las escuelas, las formas de difundir el conocimiento y el uso de este para mejorar los aprendizajes, presentan una constante. No existe una gestión del conocimiento en base a las interpretaciones de los resultados del aprendizaje como fuente, recurso o estrategia para elaborar proyectos de mejora institucionales. 

En este análisis, observamos que en el Perú solo se gestiona el conocimiento desde dos aspectos: la producción del conocimiento y su publicación. La apropiación de estos saberes no llega a consolidarse debido a dos inconvenientes: 

1. La desinformación de la condición, la importancia de las pruebas y la riqueza en datos que estas producen.

2. La falta de capacidad técnica para elaborar planes de desarrollo y acción, a partir del análisis e interpretación de los datos producidos en las evaluaciones de los estudiantes, para generar nuevas estrategias de enseñanza y formación docente. 

No existen procesos de gestión del conocimiento relacionados con la transferencia y la generalización del conocimiento producido. Nos referimos a la información de los resultados y las estrategias de intervención en la organización de una escuela o sector escolar, y como cultura organizacional que propone cambios en la producción y mejora de los aprendizajes. 

La gestión del conocimiento en las escuelas será completa si incorpora a otros actores comprometidos a interpretar los resultados de las evaluaciones, es decir, los estudiantes y sus padres. La mejora constante y sostenible de la calidad de la educación será producto de la interacción entre estos actores que identifican y valoran los resultados del aprendizaje en forma cualitativa y descriptiva. Para tener un impacto significativo, debe reflejarse en la organización como cultura escolar. ¿Cómo se puede gestionar el conocimiento para evaluar los resultados del aprendizaje? Déjanos tu opinión.

Auspicios