El big data y el futuro de la gastronomía peruana

user-pic

Los datos que los restaurantes recopilan de sus comensales son claves para potenciar la gastronomía peruana y mejorar la experiencia de los turistas. No se trata solo de acumular información, sino de saber sistematizarla.

1500x844_big_data_gastronomia.jpg

Desde hace algunos años se cocina el big data en la gastronomía de muchos países. Se experimenta con la calidad de la atención, las propuestas de platos y las preferencias de los comensales, considerando el clima y la hora, para crear nuevos menús personalizados que atienden las exigencias del paladar de cada cliente. 

Mejor blend gastronómico

Para empezar a maridar en el futuro de la gastronomía peruana, debemos entender dos ingredientes claves. Ambos componen el blend de información perfecta para que el desarrollo de la gastronomía apunte hacia lo más alto y mantenga su valorización en el futuro. 

  • Big data. Es la masa de datos generados a diario en un restaurante. Pueden recopilarse mediante encuestas, recomendaciones, software de registros y cualquier otra tecnología aplicada para tal fin. Vale recordar que no se valora la cantidad de información, sino su análisis y uso.
  • Turistas de la buena comida. Están obsesionados con las experiencias gastronómicas que complazcan sus paladares. Desean conocer nuevas culturas y experiencias a través de la gastronomía de cada destino al que llegan. Les atrae la búsqueda de nuevas sensaciones gastronómicas.

Gastronomía peruana en la nube

El desarrollo tecnológico, sumado a toda la información disponible en la nube y el turismo culinario, está catapultando al Perú como un centro gastronómico internacional. El impulso ha sido tal que, incluso, ha logrado posicionarse como un destino principal para los turistas amantes de la buena comida.



TripAdvisor es la aplicación favorita para ubicar buenos restaurantes, pero el marketing boca a boca aún es más efectivo.

En el 2016, más de 105 000 turistas llegaron al Perú solo para experimentar nuestra gastronomía y el 82 % lo considera un destino gastronómico imperdible. Sus gastos representaron entre el 25 % y 45 % de su presupuesto total de viaje. Aunque TripAdvisor es la aplicación favorita para ubicar buenos restaurantes, el marketing boca a boca aún es más efectivo.

¿Cómo usar los datos a favor de la gastronomía? 

  • Ingredientes listos. Si se relaciona el historial de platos solicitados por los turistas con sus datos de viaje, puede predecirse mejor qué comida se venderá más por cada tipo de turista. Por ejemplo, los tres platos más solicitados por turistas son el lomo saltado, el ceviche y la causa rellena. El pisco sour es la bebida más pedida, seguida por la chicha morada.
  • Nuevos mercados efectivos. Si sabemos que tres de cada diez turistas han visitado un restaurante peruano en su país de origen y el 80 % de ellos mostró un alto nivel de satisfacción, podemos conocer qué países aceptarían nuestra gastronomía sin problemas y con oportunidades de negocio efectivas.
  • Eficiencia gastronómica. Con el big data podemos obtener información que ayude a tomar mejores decisiones y diseñar estrategias más acertadas. Así adaptaremos mejor nuestras ofertas al gusto de cada turista. Incluso la creación de nuevos platos o menús, la gestión del personal y la creación de experiencias serán más personalizadas. 

El zumo de la data

Lo que se valora es el análisis y uso de la información. Los tres beneficios explicados nos pueden ser útiles para estar al día con estas tendencias: 

  1. El turismo gastronómico es guiado por los mismos pobladores, ya que conocen muy bien los alrededores y pueden agregar rutas exclusivas al recorrido culinario para brindar una experiencia única.
  2. Compartir una comida casera alrededor de una mesa produce una sensación de cercanía y familiaridad. Por ello, esta tendencia se ha popularizado al representar un espacio de intercambio cultural entre turistas y pobladores.
  3. La curiosidad e interés en los mercados locales es considerada por los turistas como una forma directa de explorar la ciudad, la cultura y la sociedad local. Ciudades como Estambul, Bangkok y Londres ya adaptaron sus mercados como principales puntos turísticos urbanos.
  4. Las clases de cocina en la ciudad destino aumentan su popularidad. Esta interacción te acerca más a las tradiciones gastronómicas de cada destino. 

Ahora que conocemos la importancia del big data en la gastronomía y su tendencia mundial, ¿consideras que el Perú se encuentra listo para adoptar las nuevas tendencias gastronómicas y competir en el mundo? Compártenos tu opinión.

Auspicios