Cómo aplicar el unsizing en las regulaciones empresariales

user-pic

En la moda existe el concepto de eliminar las tallas, supuestamente regulares, que no se adecúan a la mayoría de usuarios, sin perjuicio de su carácter amplio. Esta misma idea podría evaluarse para el ámbito empresarial, fomentando regulaciones a la medida para cada empresa y haciendo la formalidad más amigable.

1500x844_unsizing_empresarial.jpg

La creación de tallas en la industria de la moda responde a la necesidad de establecer estándares en el sistema actual para mejorar el flujo del proceso de industrialización, el proceso de venta y la selección de productos. No obstante, en muchos casos, las tallas establecidas no se adecúan a la mayoría de personas en todas partes del mundo y, por el contrario, las alejan o confunden porque no todas poseen las mismas características. 

La tendencia de destallar (unsize) permite a los usuarios escoger y entender qué medidas o conceptos serían los más adecuados para cada uno, en base a diversa información personalizada, sin recurrir a tallas generales. Así, logran atender sus necesidades específicas y el beneficio es mayor para el vendedor y el comprador, quien incluso estaría dispuesto a invertir más en estos casos. 

Cómo implementar

Si trasladáramos la idea del unsizing a la regulación empresarial, veríamos que los regímenes generales suelen diferir de las características y necesidades reales de las empresas, como se ha comentado antes. Por tanto, su cumplimiento se hace difícil o parcial para muchas de ellas, debido a que las tallas entendidas como "generales" no lo son en el mercado.



Las medidas específicas para obtener licencias, fomento de actividades y/o rubros específicos e, incluso, salarios mínimos podrían acordarse y ajustarse a la gran mayoría de empresas del país.

En ese sentido, podría aplicarse una flexibilización de normas empresariales que permita ajustar las regulaciones aplicables, en base a características específicas de cada empresa, tales como objeto, estructura, facturación, ubicación geográfica, rubro. Esta medida podría implementarse en diversas ramas para fomentar los intereses, como formalización, impulso a sectores y desarrollo de industrias. 

Las empresas podrían determinar qué regulaciones se aplican desde el primer momento, según diversas consideraciones, de manera que logren adecuarse a la formalidad y se beneficien de este sistema. Las medidas específicas para obtener licencias, fomento de actividades y/o rubros específicos e, incluso, salarios mínimos, según las regiones, podrían acordarse de modo que se ajusten a la gran mayoría de empresas del país. 

Nuevas perspectivas

En la actualidad, ya existen regímenes específicos para determinados tipos de empresas. No obstante, la forma en que estos se ejecutan muchas veces no se entrelaza y, por tanto, cada regulador termina por determinar su propia posición o forma de entender las características de la empresa, con lo cual desvirtúan el concepto general de los regímenes. 

En este contexto, el fomento de opciones y regulaciones a medida podría ser una opción para impulsar cualquier fin público, y armonizarse entre todos los reguladores del Estado estas nuevas medidas para aumentar la formalidad en el país. ¿Qué acciones podrían tomarse para facilitar la flexibilización de normas empresariales? Compártenos tu opinión.

Auspicios