Desempleo juvenil: ¿A la tercera va la vencida?

user-pic

Mientras la informalidad laboral juvenil en el Perú alcance el 82 %, las medidas que se adopten para impulsar el empleo juvenil alcanzarán solo a dos de cada diez jóvenes.

1500x844_empleo_juvenil.jpg

El desempleo juvenil en el Perú atraviesa su peor momento de los últimos años. En el 2019, la participación laboral juvenil retrocedió en 8.7 %, solo en Lima Metropolitana, y generó que 79 000 jóvenes no ingresaran al mercado. Además, la tasa de informalidad laboral juvenil es, en promedio, un 10 % más alta que la de adultos y la tasa de desempleo, casi cuatro veces mayor. Un escenario muy difícil de afrontar. 

¿Cómo se origina el problema?

El desempleo juvenil tiene más de una causa. Por ello, una estrategia que abarque varios flancos resultaría idónea, siempre que las medidas que la integren tengan suficiente impacto para revertir las cifras mostradas. No obstante, cualquier paquete juvenil deberá contener incentivos para motivar la contratación de jóvenes y no volver sobre aquellos que, en el pasado, demostraron no haber funcionado.  

Hoy resulta igual de costoso contratar a un joven que a un adulto, aun cuando el segundo es laboralmente más atractivo por su experiencia y productividad. Esta situación podría ser una de las principales causas del desempleo juvenil. Por ello, resulta necesario hacer al joven más atractivo, en términos laborales. Podría optarse por créditos al empleador respecto de los aportes de los jóvenes que contrate.



Mientras la informalidad laboral juvenil en el Perú alcance el 82 %, las medidas que se adopten para impulsar el empleo juvenil alcanzarán solo a dos de cada diez jóvenes.

La migración venezolana es otro factor a tener en cuenta. La mayoría se encuentra ocupada en trabajos de baja cualificación y compiten de modo directo con los jóvenes en el mercado laboral. A fines del 2019, la ministra de Trabajo manifestó que dos tercios de los jóvenes desempleados fueron desplazados por venezolanos. No obstante, no se observaron acciones del Gobierno para controlar el porcentaje limitativo de contratación de personal extranjero.  

Los cuatro ejes del MTPE 

El Ministerio de Trabajo y Producción del Empleo (MTPE) se encuentra elaborando una serie de medidas para promover el empleo juvenil, que giran en torno a cuatro ejes:

  1. Mejoramiento de los servicios de orientación.
  2. Promoción de bolsas de empleo.
  3. Capacitación y certificación laboral.
  4. Incentivos para la contratación formal de jóvenes. 

Si bien las medidas planteadas apuntan a mejorar la situación laboral juvenil, resulta medular conocer cuáles serán los incentivos para promover la contratación de jóvenes, elemento crucial para plantear una hipótesis sobre el comportamiento del mercado de trabajo. Recordemos que ya se han visto incentivos que no generaron el efecto esperado, como los créditos contra el impuesto a la renta.  

El resto de las medidas, aunque necesarias, consideramos que serán insuficientes para revertir las cifras mostradas, ya que el ámbito de los programas del MTPE y de las bolsas de trabajo es sumamente limitado, situación que se agrava en otras ciudades del país. Por otro lado, mientras la informalidad laboral juvenil alcance el 82 %, las medidas que se adopten alcanzarán solo a dos de cada diez jóvenes.

Otros ingredientes para la receta

Consideramos que podrían implementarse otras medidas que coadyuven a levantar las cifras de empleo juvenil. En esa línea, la ampliación del concepto del contrato a tiempo parcial, la actualización de las modalidades formativas y la promoción del teletrabajo son temas pendientes en la cartera del Ministerio de Trabajo, desde hace varios años. 

Por último, pero no menos importante, no debe descuidarse la batalla contra la informalidad laboral. Este sector agrupa la mayor parte de la mano de obra en el país (72 %). Por lo tanto, mientras la legislación se vuelva más dura, probablemente, esa cifra no disminuirá. Ante ello, resultan necesarias medidas que promuevan el tránsito de la informalidad a la formalidad laboral. ¿Qué otras acciones se requieren para mejorar este panorama? Déjanos tu opinión. 

Auspicios