Cómo empezar a monetizar el live streaming

user-pic

Las transmisiones "en vivo" a través de una plataforma de video o una red social pueden monetizarse mediante donaciones, suscripciones o anuncios publicitarios. Hay que saber cómo funciona cada sistema para elegir los más adecuados.

1500x844_live_streaming_monetizacion.jpg

Con la llegada de la pandemia de la COVID-19, cada vez más personas vuelcan su atención a los contenidos en medios digitales. Así, internet se vuelve el canal preferido para el nacimiento de nuevas oportunidades de negocio y una enorme variedad de emprendimientos que se forjan por necesidad o como un hobbie.

Tendencia en aumento

Los videos transmitidos en vivo a través de las redes sociales se han popularizado de manera significativa, sobre todo en la comunidad gamer. Sin embargo, y más allá de este rubro, podemos hallar transmisiones de todo tipo como deportes e incluso eventos, como la misa dominical. Para muchos, el live streaming es más que solo un hobbie, es una fuente de ingresos genuina, tanto así que muchos pueden pasar una cantidad significativa de horas al día, considerándolo como una jornada laboral.

Según un estudio realizado por Streamlabs, las personas pasaron 7 500 millones de horas viendo contenido transmitido "en vivo", es decir, un aumento del 92 % frente al 2019. También se reveló que el mercado streaming está dominado por tres plataformas: YouTube, Twitch y Facebook. En el último trimestre, Twitch registró el 63.6 % del total de horas vistas, seguido de YouTube Gaming Live (22.5 %) y Facebook (14 %).

El mismo estudio indica que Twitch comenzó el 2020 perdiendo 377 millones de horas de vista, por efectos de la pandemia. Al mismo tiempo, el resto de redes sociales y plataformas enfrentaban un incremento en la cantidad de horas de reproducción. Por ejemplo, YouTube aumentó 155 millones de horas y Facebook, 71 millones de horas. 



Es evidente que aún existen muchas oportunidades para que más personas ingresen al mercado del streaming. Las barreras de entrada son muy pocas y el negocio se mantiene abierto a mostrar casi cualquier tipo de contenido. Sin embargo, transmitir en vivo también requiere de tiempo y energía, considerados los valores diferenciadores que harán que los espectadores quieran ingresar a una transmisión. Estas son algunas de las vías más comunes y sencillas para rentabilizar los live streaming

1. Donaciones de fans

Un indicador principal para identificar que la transmisión tiene éxito es el dinero recibido cuando se transmite. Esta acción quiere decir que existen espectadores que aprecian el contenido y están dispuestos a gastar para apoyar al canal. Todas las plataformas permiten ganar dinero y cada una con diferente nombre o particularidad, pero el objetivo final siempre es el mismo: monetizar el streaming. Algunas herramientas conocidas son:

  • SuperChat de YouTube. Los espectadores pueden usar sugerencias para fijar mensajes en la ventana de chat del canal y hacerlas visibles a todos los demás.

  • Bits de Twitch. Los espectadores pueden "animar" la transmisión "en vivo". Se puede obtener alrededor de un centavo por cada Bit usado.

  • Estrellas de Facebook. Los espectadores pueden comprar estrellas durante la trasmisión y enviárselas al streamer, quien recibirá dinero según la cantidad de estrellas adquiridas al final.             

2. Pagos regulares

Esta opción funciona como una suscripción a una cuenta o canal de streaming. Se obtiene un pago regular que, por lo general, consiste en unos cuantos dólares por cada persona suscrita. Sin embargo, cuando se trata de una cantidad relativamente grande, puede significar un ingreso considerable de dinero. Algunos ejemplos son:

  • Programa de miembros de YouTube. Permite a los usuarios unirse a determinados canales con un pago mensual.

  • Programa de suscripción de Twitch. Permite a los usuarios ganar recompensas mediante suscripciones de paga.

  • Programa de colaboradores de Facebook. Consiste básicamente en una suscripción mensual de pago.

De esta manera, se logra brindar más apoyo a los colaboradores. Por lo general, los suscriptores gozan de beneficios exclusivos, a diferencia del público general. 

3. Ingresos por anuncios

El uso de anuncios para las transmisiones "en vivo" es una práctica común. Sin embargo, no todas las plataformas la ofrecen, así que el streamer debe unirse a la plataforma correcta. Algunos ejemplos de esta herramienta son: 

  • YouTube ofrece anuncios antes de mostrar la trasmisión (pre-roll) y también durante ella (mid-roll), además de anuncios gráficos y superpuestos.

  • Facebook Live ofrece anuncios durante el contenido (mid-roll) si se cumple con los criterios de número de audiencia.

  • Twitch ofrece anuncios que se transmiten de forma simultánea al video (in-stream), además de ofrecer la posibilidad de colocar anuncios gráficos y nativos.

Hay que tener mucho cuidado con el uso de estos anuncios, ya que suelen ser una causa habitual de controversia. No es la mejor idea tener anuncios como la única opción de monetización para transmitir "en vivo": lo mejor siempre será diversificar las fuentes de ingresos. ¿Has realizado alguna transmisión en vivo? Cuéntanos tu experiencia.

Auspicios