En defensa de la minería

user-pic

En una economía formal, la participación en el PBI debería coincidir con el aporte al impuesto a la renta. Y resulta que en el Perú las empresas del sector minero representan el 15% del PBI, pero pagan el 40% del impuesto a la renta. Esto no quiere decir que la minería paga demasiado, significa que en nuestro país hay muchísima informalidad.

Durante el reciente viaje con el presidente Ollanta Humala a Japón y Corea, el amigo Ricardo Huancaruna dijo que en la industria peruana del café trabajan 200,000 personas, lo cual -señaló- significa que se trata de una actividad sostenible que contribuye enormemente a la generación de puestos de trabajo. Luego me acerqué y le pregunté cuántos puestos de trabajo, de los 200,000 que mencionó, son formales. Y me contestó: 10%.

En cambio, los puestos de trabajo que genera la minería formal son 100% formales. Todos.

El impuesto a la renta pagado por la minería representó el 39% del total en el 2010, de modo que es el sector que mayores ingresos proveyó al Estado. El sector minero aportó S/. 38,700 millones entre 2006 y 2010 por concepto de IR y ha contribuido con el 81% de los impuestos recaudados en la última década.

Las inversiones mineras han venido creciendo, y en esto quiero recalcar el esfuerzo de los funcionarios públicos que han tenido el valor y las agallas de aprobar proyectos en el pasado, y ojalá quienes estén hoy día en esos puestos lo sigan teniendo.

Pero lamentablemente estamos retrasándonos en los proyectos. Se ha enjuiciado a muchos funcionarios públicos honestos por la aprobación de estudios de impacto ambiental, de permisos para construir, etc. Eso tenemos que detenerlo. Si queremos un sector público decente como el que tenemos, debemos apoyarlo, así como a nuestros militares y policías. No los dejemos solos.

Este es un sector absolutamente formal que no hace nada en contra de la ley y los funcionarios públicos merecen el respaldo de todos nosotros.

En el Perú, 2.5 millones de personas dependen de la minería. Unos 177,000 tienen empleos directos y 513,000 tienen empleos indirectos. Y 1'900,000 personas dependen de esos trabajadores. Las regiones que cuentan con más trabajadores son La Libertad, Arequipa, Pasco, Cajamarca, Lima en la zona alto andina y Puno, que en conjunto representan el 70% del total.

Tenemos una infinidad de proyectos en exploración, en estudios de impacto ambiental en evaluación, con EIA aprobados, y proyectos de expansión. Estamos hablando de inversiones por más de US$ 53,000 millones en los próximos años. Todo esto hay que ponerlo en valor para que el impacto positivo de la minería en la economía peruana continúe siendo una realidad.

Las inversiones mineras proyectadas ya superan los US$ 53,000 millones, ¿cree usted que seguirán aumentando?



Auspicios