Minería: entre la tecnología y los nuevos perfiles profesionales

user-pic

Para lograr una rentabilidad sostenida, las empresas mineras deberán reducir sus costos de producción por tonelada. Para cumplir este propósito, la tecnología cobra un papel relevante así como una mano de obra debidamente capacitada y acorde a las necesidades del sector.

1500x844_tecnologia_mineria.jpg

La minería es una actividad absolutamente globalizada. Esta condición hace que las empresas no puedan definir sus precios, ya que son fijados en el mercado internacional y no existe posibilidad alguna de obtener un mayor valor que éste.

Si las empresas mineras quieren ser rentables en el tiempo deberán centrar su esfuerzo en reducir costos. En la actualidad, la mejor manera de lograrlo es a través de mejoras tecnológicas que le permitan transformar sus operaciones a procesos más automatizados que logren reducir sus costos de producción por tonelada.

El mejor incentivo es el mercado 

El principal incentivo que se tiene para que la industria minera transite hacia un proceso de transformación digital y automatización es el mercado, pues si las empresas mineras no reducen sus costos no podrán permanecer en él. Así, las inversiones en tecnología en el sector serán sostenidas y avanzaremos en la automatización de muchos procesos en los próximos 10 años, estimando que hacia el 2050 tendremos una minería absolutamente automatizada.

No debemos extrañarnos que en los próximos años, por ejemplo, en las minas de tajo abierto contemos con camiones sin conductores controlados a distancia. Esos son los cambios que se avizoran en la minería peruana si es que las empresas no quieren perder presencia en los mercados internacionales.



Nos corresponde prepararnos de la mejor manera para lograr una mejora sostenida de la productividad en las empresas.

Nuevos perfiles de empleabilidad 

Ello no implica que se va a dejar de emplear mano de obra, lo que va a suceder es que se van a modificar las formas de trabajar por lo que los profesionales y técnicos se tendrán que adecuar a las nuevas necesidades que la tecnología impondrá. Así lo ha demostrado la historia, pues recordemos que las amenazas sobre la desaparición del empleo comenzaron desde el momento en que comenzamos a industrializarnos. Con la creación de la máquina de vapor se comenzaron a crear nuevos tipos de empleo que exigen mayores niveles de especialización. 

En la actualidad, ya se vienen observando esos cambios. Si bien las empresas mineras captan empleados de todo tipo que cumplen tareas importantes dentro de las organizaciones, en la actualidad se viene presentando la necesidad de contar con ingenieros especializados en minería subterránea que es distinta a la minería de tajo abierto. Un factor interesante que vengo observando es que los ingenieros que se vienen especializando en este tipo de minería, a diferencia de la de tajo abierto, provienen mayoritariamente de universidades situadas en las regiones alto andinas de nuestro país.

Además de las competencias profesionales que se debe tener es indispensable que sean alfabetos en materia digital y dominen el idioma inglés, así como capacidad de permanecer en el campo minero. En geología se dice que no hay nada mejor que un buen par de botas para caminar por el monte y encontrar mineral, eso se aplica a todos los ingenieros que trabajan en esta actividad.

Los cambios vienen produciéndose en el mundo y los peruanos no estamos apartados de ellos. Por eso nos corresponde prepararnos de la mejor manera para lograr una mejora sostenida de la productividad en las empresas.

Auspicios