Competencias Laborales: Diferencias entre habilidades blandas y duras

Publicado el 10 de Junio 2015 a las 9:56 PM

¿Qué factores determinan el éxito de un profesional en una empresa? Conoce las diferencias entre habilidades blandas y duras, así como su importancia para un buen desempeño.

habilidades_blandas_duras_figura_principal.jpg

¿En qué se fijan las empresas para contratar a un nuevo colaborador? Seguramente lo primordial será su capacidad de desarrollar las labores por la cual se la contrata. Por ejemplo, en el ámbito de la informática, lo más importante serían sus conocimientos sobre software, hardware, etc. Sin embargo, no es el único factor en el que se fijan los encargados del proceso de selección.  Para comprender un poco más sobre este aspecto, revisemos dos conceptos que son clave en la gestión del talento: habilidades blandas y duras.

Las habilidades duras son todas aquellas competencias vinculadas directamente con las tareas realizadas por el colaborador. Son los conocimientos y habilidades sobre un tema en específico que permiten que el trabajador desempeñe su puesto. Por otro lado, las habilidades blandas están asociadas al comportamiento de la persona, su desempeño social, liderazgo y manejo emocional.

Ambas habilidades son complementarias y muchos profesionales de recursos humanos reconocen la importancia que ambas tienen para determinar si deben o no contratar a una persona.  Para ello, elaboran un perfil en donde señalan las habilidades (blandas y duras) requeridas para el puesto. Luego, a través de distintas pruebas, pueden detectar si el postulante cumple o no con los requisitos previamente establecidos.

 

¿Estás interesado en conocer más sobre competencias laborales? Inscríbete al curso virtual Evaluación del desempeño por competencias  de ESAN.